"Héroe": El nacimiento de un clásico

lunes, 29 de noviembre de 2004
México, D F, 29 de noviembre (apro) “Héroe” es una cinta que continúa con aquello que vimos en “El tigre y el dragón”: coreografías espectaculares, casi poéticas, con efectos tipo “Matrix” y héroes con valores y tradiciones, de esos que ya no existen Pese a lo que podría pensarse, la temática de “Héroe” (“Ying xiong”, Honk Kong-China, 2002) se parece poco a lo que vimos en “El tigre y el dragón”, aunque confluye en algunos puntos La cinta dirigida por Zhang Yimou, cuenta una de tantas historias que fueron gestadas alrededor de aquél que se convertiría en el primer emperador de China “Héroe” se desarrolla en la china de hace 2000 años, época en la que aquella región estada dividida en 7 reinos El más fuerte era el reino de Qin, cuyo gobernante era el más despiadado de todos Es por eso que diversos asesinos intentaron minar su existencia Todo comienza cuando un terrateniente del reino de Qin (Shin), interpretado por Jet Li, llega al palacio del rey de Qin presumiendo de haber matado a 3 feroces asesinos que intentaban asesinarle El rey acepta recibirlo, pero cuando se encuentran frente a frente, el rey comienza a hacerle demasiadas preguntas, porque intuye que el extraño visitante esconde algo importante La trama está construida con base en los relatos del terrateniente justiciero, en la cinta se hace llamar “El sin nombre”, y de algunos relatos del rey Cada historia va arrojando pistas sobre lo que realmente está sucediendo o sobre lo que va a suceder, algunos se complementan, otros se contraponen, pero sólo al final sabremos la verdad Además de las cuestiones físicas y narrativas, la cinta posee fuertes componentes emocionales: intriga, celos, traición, amor, mismos que son eficientemente manejados por el director para hacer de esta cinta algo bastante completo en todos los sentidos Otro punto que resulta fascinante es el contraste entre los valores orientales y los que nosotros poseemos, lo cual nos lleva a un final de alguna forma inesperado Hay que agradecer a “El tigre y el dragón” y últimamente a “Kill Bill”, de Quentin Tarantino, por darle nuevos aires al cine de artes marciales, género que Steven Seagal y Van Damme, se habían dado a la tarea de sepultar con sus últimas películas El género estaba tan desgatado que de lo más emocionante se encontraban las “Tortugas Ninja” “Héroe” es una cinta con miras de convertirse en clásico

Comentarios