Entrampada la elección en EU

miércoles, 3 de noviembre de 2004
* La clave para definir al ganador, en Ohio * Posible, que el resultado se dé hasta el próximo 13 de noviembre Washington, 2 de noviembre(apro)- La elección presidencial de Estados Unidos se volvió a entrampar, ahora en el estado de Ohio donde están en juego 20 votos del Colegio Electoral y la clave para definir al ganador de los dos contendientes, el presidente George W Bush, por los republicanos, y el senador demócrata de Massachussets, John Kerry Las proyecciones sobre una pelea electoral cerrada se confirmaron cuando no se pudo determinar al ganador en Ohio por el retraso para terminar a tiempo el conteo de los votos en la entidad, donde hasta muy entrada la mañana de este miércoles 3 de noviembre, Bush se mantenía al frente con 51 por ciento de los votos, 2 millones 777 mil 645 votos, ante que Kerry con 49 por ciento de sufragios a su favor que representaban 2 millones 632 mil 547 sufragios Con respecto al resto de los 50 estados y el Distrito de Columbia, entre los que están repartidos los 538 votos del Colegio Electoral, Bush tenía a su favor 254, y Kerry 252 Además de Ohio, estaba pendiente el resultado de la elección presidencial en dos estados, Iowa, con 7 votos electorales y Nuevo México con 5 votos Ninguno de los dos candidatos pudo lograr a tiempo obtener los 270 votos electorales que se requieren para ganar la presidencia de los Estados Unidos, pero pese a lo cerrado de la situación en Ohio, algunos analistas políticos insistían que aun con el entrampamiento de las elecciones Bush podría resultar vencedor “Ha sido una noche larga, hemos esperado 4 años para ver llegar esta victoria y podremos esperar una noche más”, declaró el senador John Edwards, candidato demócrata a la Vicepresidencia y compañero de formula de Kerry La declaración del también senador federal por el estado de Carolina del Norte, obedeció a la posibilidad de que en Ohio se defina al ganador de los comicios hasta el próximo 13 de noviembre, como establece la ley electoral del estado, si se consolida la denuncia demócrata en cortes federales de realizar una revisión a más de 200 mil votos emitidos en ausencia y el caso de miles de registros electorales que fueron invalidados “John Kerry y yo le hicimos una promesa al pueblo estadunidense de que en esta elección se contaría cada voto y que cada voto contaría Gracias, esta noche sostenemos nuestra palabra y lucharemos por cada voto, ustedes no merecen menos”, acotó Edwards en su breve declaración ante los simpatizantes demócratas en Boston, luego de confirmarse el impase para definir a un triunfador en Ohio Lo ocurrido en esta elección fue inmediatamente comparado a lo que paso en las elecciones presidenciales de hace cuatro años en Florida, cuando por las denuncias de fraude y lo cerrado de la votación no se pudo dar a conocer al ganador sino hasta 36 días después, y con la intervención de la Corte Suprema de Justicia que emitió un fallo en favor de Bush y en contra del entonces candidato demócrata Al Gore En esas elecciones presidenciales de 2000, Bush en Florida sacó una ventaja sobre su contrincante de solamente 537 votos, aunque se anularon varios miles de boletas de votación, emitidas en su gran mayoría por afroamericanos que apoyaban al exVicepresidente Gore De manera oficial hasta la mañana de este miércoles, no se había determinado si los demócratas presentarían la denuncia por el proceso electoral en Ohio Extraoficialmente ambos candidatos no perdían la esperanza de salir triunfadores antes de que se oficializaran las denuncias y demandas Las autoridades locales de Ohio indicaron que también sería necesario hacer un recuento de las boletas provisionales de votación, porque algunos de los votantes se quejaron de que ante las fallas de las máquinas electrónicas de votación, les dieron las boletas tradicionales en las que cometieron algunos errores, por lo que pedían revisión Con esta perspectiva de más suspenso, miles de abogados contratados por republicanos y demócratas se alistaron de inmediato para litigar en el asunto Los 254 votos electorales que tenía Bush en su favor, previo el posible desenlace sin problemas legales de la elección en Ohio y los otros tres estados pendientes, habían sido el resultado de su victoria en 28 estados, y los 252 de Kerry salieron de su éxito electoral en 19 estados y en el Distrito de Columbia Sobre el voto popular el presidente republicano se mantenía al frente con 57 millones 286 mil 61 votos en su favor, que representaba el 51 por ciento de los votos emitidos y contados En el caso de Kerry tenía 53 millones 633 mil 804 sufragios o 48 por ciento del voto electoral Los estados que votaron en favor del candidato republicano fueron: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Colorado, Florida, Georgia, Idaho, Indiana, Kansas, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Nebraska, Nevada, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, Texas, UTA, Virginia, Virginia del Oeste y Wyoming Kerry ganó California, Connecticut, Delaware, Distrito de Columbia, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Oregon, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, y Wisconsin

Comentarios