Niega la SS que México importe leche contaminada con lodo y moscas

jueves, 4 de noviembre de 2004
* Asegura que ninguna empresa mexicana ha solicitado permiso para comprar el producto Milky Way Traders México, D F, 3 de noviembre (apro)- La Secretaría de Salud negó que empresas mexicanas importen leche contaminada con lodo y moscas de la compañía Milky Way Traders, como lo afirmó el procurador texano Greza Abbott Según el funcionario texano, este producto es exclusivo para consumo animal Este jueves, el subsecretario de Salud, Roberto Tapia Coyner, aceptó que no contaba con información sobre la leche contaminada y aclaró que no es su campo de responsabilidad, por lo que hablar de ello, consideró, “sería irresponsable” El funcionario le echó la bolita del caso a la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios, órgano descentralizado de la dependencia citada y que se encarga específicamente de atender casos que representen riesgos para la salud de la población La Cofepris no se pronunció al respecto Por la noche, la Secretaría de Salud emitió un comunicado urgente para exonerar la labor de este órgano y asegurar que el destino “de la presunta importación” no fue el país Señala que ninguna de las principales empresas en el país que comercializan preparaciones alimenticias de fórmulas lácteas para consumo infantil ha efectuado importaciones de Milky Way Inc, “por lo que se ratifica la seguridad de sus productos” Sin embargo, en su comunicado expresa que la Secretaría no ha expedido ningún permiso para la importación de productos destinados para el consumo humano por parte de la empresa Milky Way Traders Inc Esto también lo ratificaron las autoridades texanas, al sostener que esta empresa laboraba de manera ilegal en la frontera entre México y Estados Unidos El martes se dio a conocer que México había comercializado leche de origen texano contaminada Paralelamente, en El Paso, Texas, se cerraron las instalaciones de la empresa Milky Way Inc, y, al parecer, fue multada con 25 mil dólares por violar la ley Por medio de un boletín de prensa, la procuraduría texana dio a conocer que el lácteo se vendía ilegalmente como fórmula infantil y pasó en grandes cantidades a México por la frontera de El Paso-Ciudad Juárez

Comentarios