La "caja negra" de Hacienda

domingo, 7 de noviembre de 2004
Gracias a los recursos excedentes generados por la venta de petróleo durante los últimos cuatro años, Francisco Gil Díaz ha logrado sus metas al frente de la Secretaría de Hacienda en materia de déficit fiscal y equilibrio de las finanzas públicas, aun a costa de la rentabilidad de Petróleos Mexicanos, expone Proceso en su edición 1462 de este domingo 7 de noviembre Y es que con un manejo discrecional del Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros (FEIP), la Secretaría de Hacienda decide de manera unilateral sobre el fideicomiso “público” que administra el destino de más de 170 mil millones de pesos acumulados entre 2000 y 2004 En su más reciente reporte sobre la economía mexicana (agosto de 2004), el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó la evolución y el impacto del FEIP ante las modificaciones aplicadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a sus reglas de operación en marzo de 2002, las cuales permiten que los excedentes por ventas de petróleo no sólo se apliquen a equilibrar movimientos volátiles en el precio del hidrocarburo, sino también a compensar cualquier disminución en la recaudación del gobierno federal derivada de menores ingresos por exportación de petróleo Sin embargo, el FMI destaca que los recursos de este fondo se han utilizado para paliar las caídas en ingresos de otras fuentes, sobre todo las tributarias, con lo cual se desvía el objetivo del fondo “El manejo de este fondo no es claro, no presenta certidumbre para los participantes en la distribución (Pemex y gobiernos estatales) de los recursos adicionales por venta del petróleo”, asegura el director del Centro Klein de Estudios para México, con sede en Filadelfia, Alfredo Coutiño, en el reportaje que aparece este domingo 7 de noviembre en Proceso

Comentarios