Cero tolerancia a justicia por mano propia: Fox

miércoles, 1 de diciembre de 2004
* Anuncia castigos a autoridades y autores del linchamiento en Tláhuac * Ante gobernadores, el presidente admite desconfianza hacia policías México, D F, 30 de noviembre (apro)- Por segundo día consecutivo, el presidente Vicente Fox advirtió que no quedarán impunes los asesinatos de los agentes de la Policía Federal Preventiva (PFP), Víctor Mireles y Cristóbal Bonilla, y aseguró que los autores materiales y las autoridades involucradas que resulten responsables, habrán de ser castigados “Mi gobierno no permitirá que estos actos de salvajismo pongan en peligro las bases de la convivencia social A la justicia por propia mano, se presentará cero tolerancia”, aseveró el jefe del Ejecutivo Al encabezar el acto “Avances y retos en materia de seguridad pública”, al que asistieron gobernadores y el jefe del gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, así como el secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, el presidente Fox fue categórico al anunciar que habrá más consignaciones de los culpables del linchamiento de los policías federales, 29 de los cuales ya fueron presentados ante el juez para que reciban castigo Dijo que para acabar con la delincuencia es necesario que las autoridades de los tres órdenes de gobierno redoblen su empeño para trabajar de manera permanente y coordinada, porque “sólo con unión, con cooperación, ganaremos la partida a la delincuencia” En sentido contrario, aseveró, “el hampa se fortalece de los desacuerdos y del trabajo aislado” Pidió se aprueben las reformas a las leyes penales que ya envió al Congreso de la Unión, a fin de consolidar --en los dos años que le restan de gobierno-- las instituciones de seguridad pública que aún faltan “Hagamos justicia, demostremos a la ciudadanía que tenemos la fortaleza para ganar la batalla contra la inseguridad”, demandó Fox, al tiempo de pedir se utilice el nuevo presupuesto de manera eficaz Demandó a los gobernadores reunidos en Palacio Nacional, demostrar en los hechos la más alta prioridad a la justicia y a la seguridad, a través de motivaciones a los más de 375 mil policías y miembros de instituciones de seguridad de todo el país Según Fox, en los cuatro años de su gestión se ha venido superando la desconfianza que existía hacia las instituciones encargadas de la seguridad pública, a través del fomento a la participación de las organizaciones ciudadanas y la cooperación entre los tres niveles de gobierno El presidente aseguró que los golpes que se han dado a los grupos criminales han sido contundentes, pero admitió que pese a estos avances, en materia de seguridad pública la tarea es todavía una asignatura pendiente “Ciertamente hay una gran demanda insatisfecha de parte de la sociedad y la ciudadanía Así como sus causas se gestaron a lo largo de muchos años, la erradicación de la impunidad es una tarea larga, complicada”, admitió Fox Pero sostuvo que su gobierno no ha renunciado ni renunciará a su obligación de garantizar la libertad, integridad física y patrimonio de la ciudadanía El secretario Ramón Martín Huerta, al que elementos de la PFP señalaron como responsable del asesinato de sus compañeros por no haber dado las órdenes de rescate a tiempo, criticó que la ciudadanía sea la que se cobre justicia por propia mano Al igual que Fox, el secretario de Seguridad Pública federal advirtió que se castigará con todo rigor a los responsables del linchamiento de los dos elementos de la PFP “Esto es, porque ningún estado de derecho puede permitir que la población tome en propia mano una pretendida justicia El resultado de ello es lo opuesto: injusticia, anarquía y saña colectiva que ofende y violenta profundamente a la sociedad en su conjunto El resultado es la antítesis de la ley: el combate del delito con el delito” Agregó que se puede entender el encono social en contra del sistema de justicia, alimentado por el encubrimiento y la falta de atención de algunas autoridades, y el resentimiento por un anterior mal uso de las fuerzas policiacas como aparato de represión, así como por la corrupción que imperó en las mismas, aunado ello a las cada vez más diversas formas de operar del narcotráfico Sin embargo, aclaró, ninguno de estos factores constituye un salvoconducto para quienes cometieron un acto de barbarie “Vamos a preservar el estado de derecho y a garantizar el orden público; que no quede duda La Constitución nos obliga y, la indignación de la sociedad por este hecho, nos lo demanda Ni sociedad ni gobierno queremos se repita nunca más un episodio vergonzoso como el de Tláhuac (…) Hagamos que nunca más se violente el estado de derecho, que nunca más se desate la brutalidad”, exclamó Martín Huerta

Comentarios