Madre de los hermanos Cerezo les pide "aguantar embestida" policial

viernes, 10 de diciembre de 2004
* Emilia Contreras asegura que si su esposo hubiera estado en los hechos de Tláhuac, hubiera intervenido para impedir el linchamiento Tuxtla Gutiérrez, Chis , 9 de diciembre (apro)- Desde la clandestinidad, la madre de los hermanos Antonio, Héctor y Alejandro Cerezo Contreras, presos por sus presuntos vínculos con el Ejército Popular Revolucionario (EPR), Emilia Contreras Rodríguez, pidió a sus hijos no avergonzarse y tener fortaleza para aguantar la embestida de los cuerpos policiales Dice que si su esposo --presunto cerebro del EPR--, hubiera estado en la colonia Peña Alta el 23 de noviembre pasado, el día del linchamiento de los miembros de la PFP, hubiera intervenido para evitarlo, no para azuzar a la población En el marco del Día Internacional de los Derechos Humanos, aniversario de la Declaración Universal, la esposa del presunto comandante del EPR, Francisco Cerezo Quiroz, dirigió la carta a sus hijos en libertad Francisco y Emiliana, a quienes les recordó los primeros años de vida en la colonia Peña Alta, donde el pasado 23 de noviembre fueron linchados dos miembros de la PFP Tras los más recientes acontecimientos dice en la carta que se vio obligada a escribirles para decirles que no se preocupen, que no tienen nada de qué avergonzarse, ya que ignoraban que la PFP estuviera vigilando la Colonia Peña Alta, en el pueblo de San Juan Ixtayopan, lugar en donde los menores de ellos nacieron y todos vivieron su infancia Envió sus condolencias a la familia del policía Cristóbal Bonilla Martín, “quien en cumplimiento de su deber, con ilusión, tal vez, realizaba su trabajo sin imaginar siquiera lo que en realidad hacía” Lamentó también la situación por la cual atraviesa el policía Edgar Moreno Nolasco, quien, “al parecer, también ignoraba la verdad de su misión, así como la pérdida de la libertad de los jóvenes que son inocentes, chivos expiatorios que hoy sufren en prisión una acción arbitraria más del gobierno de Vicente Fox” “Mis hijos, ustedes han de recordar que hace más de 15 años que partimos de este poblado que nos acogió con los brazos abiertos, en donde hombro a hombro, domingo a domingo papá trabajó con los vecinos de la colonia Peña Alta, transformando en calles las que sólo habían sido veredas, trabajo al que ustedes, con otros niños, también contribuyeron acomodando con sus manitas las piedras de las bardas que se recorrían dos, cuatro metros atrás para dar paso a una nueva calle”, dice en su misiva Explica que durante el tiempo que vivieron en la colonia Peña Alta lograron construir lazos de amistad basados en el trabajo, la solidaridad, la honradez y la sana diversión, por lo tanto les dice a sus hijos que nada tienen qué reprocharles, ya que nunca cometieron un acto ilícito “¿Por qué la vigilancia en Peña Alta si el gobierno es sabedor de que ya no vivíamos ahí, pues ustedes no tienen nada que ocultar?”, cuestiona Contreras Rodríguez Refiere que en el “hipotético” caso de que se esposo Francisco Cerezo Quiroz hubiera estado en el linchamiento, no hubiera permitido tan lamentables hechos “Y si no le hubieran hecho caso los pobladores, hubiera sido capaz de dar su vida, por los policías, seres humanos que debido a las condiciones económicas en que vivimos, porque aun confiaban en las instituciones o acostumbrados, tal vez, a servir a los poderosos, desempeñaban esa labor siendo utilizados y finalmente sacrificados por su altos mandos”, dice en la carta Por todo ello, les pide a sus hijos fortaleza y una actitud adecuada al papel que les ha tocado tener, que se cuiden, porque no faltarán malvados que dentro o fuera del control policial tratarán de intimidarlos y amenazarlos “Únanse aún más, traten de dar el mejor ejemplo a sus compañeros y con quienes tratan, no dejen de ser agradecidos con quienes continúan brindándoles su solidaridad Sean prudentes porque no faltará quien aun diciéndose progresista o de izquierda diga que con el pretexto de su actividad por la liberación de sus hermanos ustedes se han hecho de medios económicos”, subraya En su texto pide a la sociedad que se solidaricen con las personas injustamente encarceladas; y a las organizaciones no gubernamentales que defienden los derechos humanos, que exijan la libertad de todas y todos los presos políticos y de conciencia sin distinción alguna, “porque los presos son de todos” A los miembros de la PFP les pide que rompan con la cadena de arbitrariedades y prepotencia que caracteriza a sus mandos, “pues en sus manos está dignificar la acción policial y servir a su pueblo” “Mis amores: Francisco, Emiliana, Antonio, Héctor y Alejandro, este es un cierre de año más como otros muchos en el que las carencias de nuestro pueblo se han agudizado y los Derechos Humanos en nuestro México continúan siendo rehenes del gobierno de Vicente Fox, como ustedes, sin embargo, no nos pongamos tristes, continúen preparándose como la prisión les permita”, concluye la carta

Comentarios