Hugo Sánchez: Sueños con garra

sábado, 11 de diciembre de 2004
* Ser el mejor de México, entrenar en Europa y convertirse en directivo, las metas del entrenador de los Pumas México, D F, 10 de diciembre (apro)- "En mi cabeza no hay otra cosa que el éxito Es mi alimento diario Necesito ganar en todo lo que me propongo para ser feliz", dice Hugo Sánchez sin titubear, mientras la cara se le llena de orgullo al evocar sus conquistas Detalla sus triunfos como jugador, el cumplir todas las metas que se propone y establece para el futuro otras igual de ambiciosas No teme el juicio de la historia Su ego le dice que está absuelto, que será recordado siempre como el mejor de todos los tiempos Se sabe exitoso, por ganador Se cree simpático, hábil, inteligente Está convencido de que tiene muchos adeptos, pero también sabe de la existencia de algunos que no duda en llamar "mis enemigos" Hugo suelta frases que quiere impregnar en la memoria colectiva como sellos de su personalidad ganadora Son las frases que crea (y así se lo indica su exaltado ego) para disfrute de la humanidad Hugo Sánchez Márquez habla, en la víspera de otra cita con el éxito, de su manera de entender la vida: "En nuestra cabeza sólo hay un pensamiento: ser campeones", puntualiza Se enfrentará este sábado al Monterrey y de su vocablo eliminó desde la infancia la palabra "perder" Le hablan de los riesgos de que ello ocurra Y con la habilidad que se lanzaba acrobáticas maromas, elude: "Siguiente pregunta" Se autoafirma a cada segundo: "Vamos a ser campeones, vamos por el bicampeonato, lo vamos a lograr (…) ya son varias las temporadas que mostramos un gran nivel", dice a un nutrido grupo de periodistas que forman su auditorio Él se siente un orador encantador Es el apologista del éxito, de su propio éxito No construye buenas frases desde el punto de vista gramatical, pero encierran el sentido que les da en su vida: "Yo estoy disfrutando cada día y cada momento que estamos haciendo con éxito y con triunfos Todos los torneos quiero salir campeón" Hugo no revela cómo motiva a sus jugadores porque, se hace el simpático, "son secretos de estado" No los dice porque forman parte de su estilo: "Hasta la fecha me han salido muy bien y, por lo tanto, espero continuarlos y acentuarlos" Multicampeón, dice que un título ganado es igual de trascendente dentro que fuera de casa Si ahora vencen al Monterrey de visitantes, "quedará como una anécdota porque lo importante es ganarlo" Los rumores de que dejará a Pumas están a la orden del día Lo instalan a partir del domingo en la banca de Tigres, con el contrato más impactante de la historia del futbol mexicano: casi dos millones y medio de dólares al año --¿Usted dijo que ganaría cinco campeonatos con Pumas, pero se dice que saldrá del equipo? No niega sus dichos ni los rumores de que se irá Trata de matizar la pregunta con otra mala construcción gramatical: "El sábado vamos apenas a intentar ganar el segundo Lo que intento y creo que lo estoy consiguiendo es irradiar con mi mentalidad a los jugadores para que todos los torneos se piense en salir campeones y se puede conseguir cinco, ¿por qué no?" Sobre si tiene cábalas, el mexicano dice: "No tengo otra cábala que pensar que vamos a ganar" Aunque los demás no lo digan, Hugo hace otro recordatorio: "Somos el equipo más joven de México Eso me da la felicidad y el orgullo de presumir que siendo el equipo más joven se hable mucho de experiencia Eso significa que llevamos varias temporadas en el mismo nivel y en liguillas en forma consecutiva Eso es bueno para la formación de los jugadores Hay que acostumbrarnos y habituarnos a tener esos buenos resultados para tomarlos de una manera normal" En una exageración más, fiel reflejo de su lustrado ego, musita: "Quiero que mis jugadores sientan una final como un partido más" No los quiere nerviosos porque los ganadores se acostumbran a convertir un partido de alta tensión "en uno normal" Pumas hará época Este equipo, su equipo, dice Hugo, ya está haciendo historia: "Creo que estamos viviendo la segunda época dorada de Pumas", dice Nadie se sorprendió cuando enumeró: la primera época dorada, cuando él fue jugador; la segunda, ahora que él es entrenador: "Del 76 al 81 se vivió la primera época dorada y tuve la suerte de compartir y de colaborar como jugador En 1976 ganamos el primer título y en el 81 el segundo Después me fui al Atlético de Madrid" Ahora como técnico él armó "la segunda época dorada" en la que quiere contribuir con títulos Le preguntan si en su mente brillante él había visualizado todo lo que ha ocurrido como entrenador Sonríe malicioso y dice a la reportera sin dejo de molestia: "Ya me vas conociendo Efectivamente: ahí está No me quito las metas de la cabeza, hasta que las consigo" Luego le comentaron si cuando era jugador campeón con Pumas ya pensaba en el futuro conseguir más títulos como entrenador Nadie dudó lo que respondería: "Sí Tal vez por mi sensibilidad o porque soy muy romántico (sic) pensé que como entrenador podía hacer lo mismo que como jugador Se los había dicho desde que empecé como entrenador en Pumas" También ha visualizado "ser directivo" Luego le encajan en la cara una pregunta que le encanta: --¿Tiene límites Hugo Sánchez? --¿Eres de una revista del corazón? No, no voy a hablar de la persona --¿Y del Hugo como entrenador? --Lo que pasa es que no concibo otra forma de vivir si no es consiguiendo triunfos y éxitos para ser feliz Mientras tengo fuerza, ilusión y ganas seguiré ese camino Cuando me jubile, que me den chance de descansar un poquito --¿Es tu alimento? --Sí, me hace falta Es mi comida Hugo se ve como directivo para imitar lo que han hecho Michel Platiní en Francia o Franz Beckenbauer, en Alemania "Quiero primero ser el mejor técnico de México para irme a Europa Distinguirme como uno de los mejores del mundo Y cuando termine mi ciclo, paso a ser directivo Desde ahora lo estoy visualizando desde ahora Terminando mi ciclo como entrenador, voy a ser directivo Así que me van a tener que aguantar más tiempo …Y se fue, con el ego bien lustrado, sintiendo que sobre sus espaldas carga la pesada responsabilidad del éxito como único fin en la vida

Comentarios