Dejan Chiapas dos ONG y la CNDH

martes, 14 de diciembre de 2004
* La Cruz Roja Internacional y Médicos sin Fronteras consideran que su presencia en el estado ya no es necesaria * Confían en que el gobierno federal y el del estado asuman su compromiso con las zonas marginadas * La Comisión Nacional de Derechos Humanos cerrará su oficina en San Cristóbal de Las Casas Tuxtla Gutiérrez, Chis , 13 de diciembre (apro)- Al concluir el 2004, al menos tres organismos nacionales e internacionales defensores de los derechos humanos, de ayuda humanitaria y atención en materia de salud a las comunidades indígenas de Chiapas --muchas de ellas zapatistas--, habrán dejado la zona del conflicto armado por considerar innecesaria su presencia en esta región del sureste mexicano Primero fue el Comité Internacional de la Cruz Roja, que tras 10 años de estar en Chiapas, el pasado mes de junio partió del estado Estuvo presente en el estado desde 1994, donde desarrolló programas asistenciales y médicos en favor de la población afectada por el conflicto armado zapatista En la región de Las Cañadas, abrió puestos de salud en San Miguel, municipio de Ocosingo, y San José del Río, de Las Margaritas De 1994 a 1996, participó en las reuniones entre el gobierno, la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) transportando a los rebeldes y neutralizando los lugares de los encuentros A mediados de 1995, traspasó sus actividades asistenciales a la Cruz Roja Mexicana A raíz de la masacre de Acteal, en diciembre de 1997, el CICR regresó a Chiapas en enero de 1998 desde esa fecha y hasta junio pasado, sus actividades comprendieron programas médicos, de asistencia, y de agua y saneamiento en favor de las personas desplazadas en el municipio de Chenalhó, de los residentes en el municipio que las acogieron y de comunidades aisladas Antes de partir, el delegado en el área de comunicación del CICR en México, Adolfo Beteta, el organismo explicó que se dejarían de atender a aproximadamente 80 comunidades indígenas de las zonas Altos y Selva, a las que benefició durante unos cinco años consecutivos De acuerdo con sus lineamientos, el organismo humanitario valoró que la situación de emergencia por los que pasó un sector de la población de esta entidad, terminó, por lo que la ayuda del Comité se traslada a países más necesitados, justificó Betteta El segundo organismo en partir de México, fue Médicos sin Fronteras (MSF), cuyo coordinador en Chiapas, Adrio Bachetta, dio el anuncio en noviembre pasado; y dijo que el último día de diciembre esta organización de origen francés dejaría Chiapas Bacchetta dijo que esta organización abandonará México a partir del 31 de diciembre, fecha en que cerrará sus oficinas en Chiapas, donde desde hace siete años prestaban atención médica y humanitaria a las comunidades zapatistas de la región de las Cañadas, en la selva Lacandona MSF llegó hace siete años a realizar programas de salud en beneficio de indígenas de la región mixteca, en Oaxaca y en la Montaña de Guerrero Intervino también en favor de la población damnificada del huracán Paulina, que en 1997 afectó Oaxaca, y de la inundación costera de 1999 En Chiapas, MSF realizó programas de salud en las cañadas de Ocosingo, así como en municipios de los Altos afectados por el tracoma y otras enfermedades Bachetta dijo a este medio que lamentaba la partida, pero que había regiones de otros países donde la presencia de MSF es más urgente, y que esperaba que el gobierno mexicano y el chiapaneco asumieran activamente la atención en materia de salud a los indígenas de Chiapas, los más marginados El pasado fin de semana, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dio a conocer que cerraría una de sus dos oficinas en Chiapas, la de los Altos ubicado en San Cristóbal de Las Casas; la otra está ubicada en la ciudad fronteriza con Guatemala, Tapachula La oficina de la CNDH en San Cristóbal de Las Casas se abrió el 7 de febrero de 1994 a raíz del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) La creación de la oficina en San Cristóbal de Las Casas formó parte de un programa permanente de trabajo en la zona de los Altos y la Selva de Chiapas para concluir las investigaciones sobre presuntas violaciones a derechos humanos cometidas al fragor del movimiento armado zapatista Hoy todas estas organizaciones, CICR, MSF y CND parten de Chiapas, donde, contrario a lo que argumentan el gobierno estatal y federal, para los organismos no gubernamentales prozapatistas siguen la tensión, hostigamiento e intimidación hacia las organizaciones sociales

Comentarios