Duelo de jóvenes prodigio

lunes, 20 de diciembre de 2004
México, D F, 15 de diciembre (apro)- Un asunto característico del ajedrez, de las matemáticas y/o de la música, es el hecho de que de pronto, aparecen genios para alguna de estas actividades Donde es más notable este tipo fenómenos es en el ajedrez Ahora es lugar común hablar del "nuevo niño prodigio" del tablero, el cual, con una decena de años de vida bate a maestros consagrados una y otra vez En la música también se ve este fenómeno, aunque con menos regularidad De alguna forma la mención de niños prodigio se está convirtiendo ?dentro del ajedrez? en algo que de tan frecuente, se está haciendo cotidiano Así, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, junto con el patrocinio de una empresa privada, AKRO, la cual en los últimos años ha estado muy activa promoviendo el ajedrez entre los jóvenes, invitan al encuentro a seis partidas que sostendrán dos jóvenes prodigios: el estadunidense Hikaru Nakamura y el ucraniano Sergei Karjakin, el gran maestro más joven del planeta Karjakin viene de una escuela que de unos pocos años a la fecha, ha logrado crear verdaderos prodigios ajedrecísticos Tenemos a Ponomáriov, que llegara a campeón mundial de la FIDE (con menos de 20 años), o bien, entre las mujeres, a Katerina Lahno, quien tiene una extraordinaria fuerza y compite al tú por tú contra los hombres dentro de la especialidad Para el neófito quizás esto no le diga nada, pero un par de datos pueden ayudar a poner en justa proporción a estos pequeños maestros de gran nivel Por ejemplo, Lahno juega casi a un nivel de 2500 puntos Elo, lo cual le acerca peligrosamente al título de gran maestro, pero entre los hombres, título que no tienen más de 1000 personas en todo el mundo Con menos de 13 años, Karjakin logró el título de gran maestro y ha demostrado que sigue aprendiendo y jugando cada día mejor Tiene producciones notables y se perfila como uno de los futuros candidatos a campeón mundial, seguramente Tiene una vida por delante y ya a su edad está jugando en torneos del más alto calibre, como Dortmund, por ejemplo Por su parte, Hikaru Nakamura es el gran maestro más joven de Estados Unidos, por encima del lejano record de Robert Fischer, que lo hiciese cuando cumplía alrededor de 15 años El padrastro de Nakamura es un maestro FIDE, amén de ser más conocido como entrenador, y además, casado con la madre del prodigio estadunidense Así, es evidente que hay un trabajo constante y cotidiano en el tablero, además de que, claro, Hikaru es un talento natural para el juego ciencia En el reciente campeonato mundial de Trípoli, el estadunidense pasó por encima de jugadores muy fuertes, hasta que enfrentó al GM inglés Adams, que lo regresó un poco a la tierra, pues ya estaba despegándose demasiado Sin embargo, acto seguido, y apenas unos días de escribir esto, Nakamura se hizo del campeonato de Estados Unidos, en donde participó, incluso, Gata Kamsky, subcampeón mundial de la FIDE, retirado por su padre unos años para que se dedicara a estudiar una carrera universitaria, y que en los últimos meses ha reaparecido en la escena ajedrecística Cómo será el nivel de ajedrez en Estados Unidos de fuerte, (gracias a tanto gran maestro inmigrado de la extinta Unión Soviética), que Kamsky, que jugara en el más alto nivel mundial, sólo logró el lugar 19 en la tabla final Al momento de escribir esto, Nakamura lleva 25 puntos de 4 posibles, aventajando a Karjakin (que tiene dos años y medio menos que su rival) y a punto de ganar el encuentro Sin embargo, después de una primera victoria de Nakamura, el ucraniano emprendió una segunda partida en donde parecía que ganaría gracias a la fuerte posición conseguida No obstante, la partida dio un giro por ciertas imprecisiones de Sergei y Nakamura se alzaría con un segundo triunfo De nuevo, en la tercera partida, el joven ucraniano salió por un triunfo y a pesar de la defensa precisa de Nakamura, terminó este último doblegándose ante la precisión del juego de Karjakin Así entonces, llegó la cuarta partida, en donde ?por razones que desconocemos? Nakamura permitió un clásico sacrificio de pieza menor por 3 peones Estratégicamente el estadunidense estuvo a punto de perder en repetidas ocasiones y los comentarios en vivo indicaban que Karjakin se acercaba al triunfo Pero algo pasó y Nakamura dio de nuevo la voltereta al partido Finalmente, después de un accidentado final, se acordó el empate Faltan dos partidas aún y todo puede pasar Un triunfo de Nakamura y gana el match No le será fácil A pesar de ir abajo en el marcador, Karjakin ha demostrado que juega un ajedrez sin compromisos y seguramente saldrá por la victoria Hay que reconocer que Nakamura ha sido más escurridizo de lo esperado y sus recursos defensivos son notables Sin duda los 2,620 puntos Elo de Hikaru lo hacen uno de los jugadores más prometedores del planeta

Comentarios