Feminicidio en Juárez: La simulación

lunes, 20 de diciembre de 2004
México, D F, 13 de diciembre (apro-cimac)- En un esfuerzo más de la Cámara de Diputados para contribuir al esclarecimiento de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, se llevó a cabo en el recinto de San Lázaro un seminario internacional en el que prestigiadas expertas en derechos humanos coincidieron en la necesidad de reformar el sistema de justicia, para erradicar y castigar las actitudes misóginas que, llevadas al extremo, provocan la muerte de centenares de mexicanas En el seminario "Feminicidio, Derecho y Justicia", organizado el 8 y 9 de diciembre por la comisión especial que sigue las investigaciones sobre los crímenes en Ciudad Juárez --encabezada por la diputada Marcela Lagarde--, confluyeron figuras como Marijke Velzeboer, jefa de la sección para América Latina y el Caribe del Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM), y la exrelatora especial sobre Asuntos de la Mujer de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Martha Altolaguirre Entre otras especialistas mexicanas y latinoamericanas, las feministas alertaron una vez más sobre la creciente ola de violencia que padece la población femenina en el mundo, y cuya expresión más trágica es el asesinato impune y sistemático de miles de mujeres con la complacencia del Estado, y con afanes "machistas" de sometimiento, flagelo que definieron como feminicidio Además de denunciar los escasos avances y la falta de compromiso real de las autoridades del estado de Chihuahua y del gobierno federal para esclarecer los crímenes, las y los participantes reflexionaron sobre la importancia de tipificar en la ley el mencionado delito de feminicidio Especialistas como Olga Bustos, presidenta del Colegio de Académicas Universitarias; Diana Rusell, socióloga estadunidense --primera en acuñar el término feminicidio--, y Julia Monárrez, investigadora del Colegio de la Frontera Norte, reiteraron una y otra vez sobre la necesidad de que el derecho, el sistema de justicia, las leyes, las autoridades y la sociedad en su conjunto, contemplen la gravedad de los asesinatos de mujeres en México y el mundo, para que lejos de volverse cosa común dentro de la cultura "patriarcal", sean repudiados, prevenidos y castigados Explicaron que el término feminicidio no es una traducción femenina del concepto de "homicidio", sino que es un "conjunto de delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas y mujeres en un cuadro de colapso institucional" Abundaron que en el feminicidio hay una "fractura del Estado de derecho que favorece la impunidad" Ese fenómeno es un crimen de Estado que puede ocurrir en condiciones de guerra y de paz, aclararon "Todos los crímenes tienen en común que las mujeres son usables, prescindibles, maltratables y desechables", coincidieron las y los participantes del seminario internacional "Son crímenes de odio contra las mujeres", concluyeron Académicas y legisladoras federales de las principales fuerzas políticas advirtieron que en tanto no se tome conciencia de la magnitud de la tragedia que ocurre en Ciudad Juárez --en donde desde 1993 han sido asesinadas más de 400 mujeres--, cualquier medida federal y estatal será insuficiente para resolver los crímenes si no contempla reformas integrales al sistema judicial, al marco legal, al ámbito del desarrollo social, incluso al modelo económico prevaleciente En particular las investigadoras y las activistas por los derechos humanos de las mujeres consideraron que las instancias creadas por el Ejecutivo federal para intentar esclarecer el feminicidio (la comisión especial que encabeza Guadalupe Morfín y la fiscalía especial de la PGR, encabezada por María López Urbina), sólo han contribuido a la "simulación" del gobierno mexicano para que demuestre a instancias internacionales su "preocupación" por el tema, aunque en los hechos los logros sean casi o totalmente nulos

Comentarios