Madrazo: La pesadilla del PRI

domingo, 26 de diciembre de 2004
Los adversarios internos de Roberto Madrazo terminan el año con la misma frustración con la que lo comenzaron: no lograron hacer que renuncie a la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) ni avanzar en el establecimiento de reglas para seleccionar al candidato a la Presidencia de a República, propósito al que a diario se suman más prospectos, expone Proceso en su edición de este domingo 26 de diciembre Del encuentro en el rancho “El Alacrán”, en Sinaloa, el 14 de febrero, a la “unidad Democrática para la Renovación del Partido”, el 16 de noviembre, los siete gobernadores y el coordinador de los senadores, Enrique Jackson, no logran persuadir a Madrazo de renunciar a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) con el alegato de la iniquidad Perfilado como ninguno a la nominación, que apoya el sector más duro de su partido, Madrazo hasta se da el lujo de desdeñar a sus adversarios al afirmar que hace suyo el documento en el que se reclama establecer mecanismos e instrumentos para ampliar la equidad, transparencia y certeza jurídica en la definición del candidato presidencial Y aunque se mantiene como la carta más visible para el 2006, Madrazo deberá salvar el escollo electoral que representan cinco gubernaturas que se renovarán el próximo año, en las que competirá cada vez con menos recursos económicos y con la amenaza de la escisión partidista, destaca el reportaje que aparece este domingo 26 de diciembre en Proceso

Comentarios