El poder del poder

miércoles, 29 de diciembre de 2004
México, D F, 28 de diciembre (apro)- ¿Empoderamiento?, ¿poder?, ¿qué poder?, ¿el que ejercen quienes pueden hacer que otros y otras hagan lo que quieren?, ¿el poder de dominación? o ¿el que busca la fortaleza para enfrentar ese poder de dominación? Hablemos de empoderamiento femenino Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) la palabra empoderamiento se refiere a un proceso en que la mujer alcanza el control de su propia vida; de cambio de dependencia, marginalización e inseguridad a independencia, participación, toma de decisión y autoestima fortalecida En sentido estructural, explica esta definición, el empoderamiento de la mujer significa un cambio en las relaciones dentro de la estructura social que tiene como resultados la redistribución de poder y la destrucción de estructuras patriarcales Así, el empoderamiento de las mujeres se refiere al fortalecimiento de sus potencias y necesidades estratégicas para cambiar una situación estructuralmente desigual a través de la toma de conciencia de las propias capacidades Con ello puede influir en el entorno Algunas definiciones del término indican que es algo más que el acceso de mujeres a la toma de decisiones; es un proceso que necesita de la auto-percepción, auto-reconocimiento y auto-valorización de las capacidades, pero también del derecho a tener derechos y a iniciar cambios Lo cierto es que el empoderamiento femenino se refiere a un mayor control sobre nuestra vida, cuerpo y entorno; pasando por diversos aspectos tales como la autonomía, el poder de decisión, acceso y control de recursos económicos, rechazo de la violencia, acceso a la información e igualdad jurídica La palabra empoderamiento es una traducción de “empowerment” que deriva, a su vez, de “power, que significa poder Por ello empoderamiento sería el ejercicio del poder En algunas teorías feministas se aborda este concepto para demostrar que el poder lo ejercen fundamentalmente los hombres; ya sea sobre otros hombres, sobre las mujeres y también sobre otros grupos sociales; pero que es susceptible de ser conquistado y desarrollado como un instrumento para servir no sólo en las relaciones personales, sino también en las relaciones comunitarias y más allá De acuerdo con las feministas, la importancia del empoderamiento radica en que permite aprovechar al máximo las oportunidades que se les presentan a las mujeres, a pesar de las limitaciones estructurales o las impuestas por el Estado A partir de la década de los ochenta, estas teorías postularon el concepto con el objetivo de propiciar una mejor comprensión del ejercicio del poder en las relaciones sociales de género entre los varones y las mujeres, fundamentalmente en las familiares y de pareja La importancia del concepto y de su apropiación beneficiará tanto a hombres como a mujeres, ya que está demostrado que en las sociedades donde las mujeres tienen mejores condiciones de vida, mayores oportunidades y más derechos se han desarrollado procesos democráticos más profundos

Comentarios