Dejar de lado ansias de venganza, insta Bátiz a PGR

viernes, 3 de diciembre de 2004
* Formal prisión a 29 personas presuntamente involucradas en el caso Tláhuac México, D F, 2 de diciembre (apro)- El caso Tláhuac tiene de nueva cuenta confrontados a los gobiernos federal y capitalino Alentada por el propio presidente Vicente Fox, la Procuraduría General de la República (PGR) consiguió, por lo pronto, que un juez decretara auto de formal prisión contra 29 personas involucradas presuntamente en el linchamiento de Víctor Mireles y Cristóbal Bonilla, así como en el intento de homicidio de Edgar Moreno Nolasco, los tres agentes de Inteligencia adscritos a la Policía Federal Preventiva (PFP), ocurridos en el pueblo de San Juan Ixtayopan, ubicado dentro del perímetro de la delegación Tláhuac Entre los detenidos se encuentran dos policías de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y, desde el miércoles 1, mandos medios comenzaron a desfilar por la barandilla del Ministerio Público federal Y en los días siguientes lo harán los mandos altos, incluido el propio titular de la corporación, Marcelo Ebrard Por cierto, Ebrard se lavó las manos y declaró que no existen elementos que lo inculpen en los hechos de Tláhuac, a él y a su subalterno, el subsecretario Gabriel Regino, como pretenden hacerlo ver las autoridades federales Esta vez, sin embargo, el gobierno federal está decidido a no dejar pasar por alto el asunto y, en una comida con la comunidad libanesa, el presidente Fox reiteró que se castigará con todo el peso de la ley a los servidores públicos que no cumplieron con su deber, que actuaron con irresponsabilidad Amenazó: “Trátese de quien se trate, en la policía del Distrito Federal o en la policía federal, habrán de pagar por su omisión” Ante tales declaraciones, el procurador capitalino Bernardo Bátiz exhortó a la PGR a no actuar con ánimo de venganza, y la conminó a que su investigación se realice con objetividad, “sin buscar culpables que no existan y sin ánimo de satisfacer intereses vengativos”

Comentarios