Análisis deportivo: El sobreviviente

jueves, 30 de diciembre de 2004
* "Alberto de la Torre no terminará el año como presidente de la Federación Mexicana de Futbol": José Antonio García México, D F, 29 de diciembre (apro)- Escapó del maremoto en Asia porque estaba pasando las fiestas navideñas en Guadalajara; pero es sobreviviente de la grilla interna del futbol mexicano Alberto de la Torre, el titular del Consejo Nacional, que ya pasó los cuatro años de mandato sin que las fuerzas de oposición logren tirarlo, tenía el negro vaticinio de José Antonio García, presidente del Atlante, de que no llegaría al final del 2004 A menos de que ocurra un maremoto peor, De la Torre libró ese pronóstico maligno y acabó el año sentado en la silla mayor de la Federación Mexicana de Futbol, a la que muchos aspiran, pero pocos logran sostenerse en ella gracias a su habilidad de equilibrista El cargo en sí es apetitoso para los dirigentes del futbol mexicano Muchos que ahora están fuera de la silla quisieran poseerla por el encanto que representa No es sólo para servir al futbol, sino para servirse de sus beneficios: Da poder, prestigio social, respetabilidad, toma de decisiones y control de muchas situaciones; y de otros tantos y jugosos negocios No hay necesidad de cobrar porque por fuera se les ofrecen suculentos platillos Gastan, viajan, comen y se hospedan en los mejores hoteles con dinero ajeno No tienen sueldo, pero los gastos de representación van de los 150 a los 300 mil pesos, sin que nadie fiscalice los gastos; tienen oficina gratis, celular gratis, teléfonos disponibles con largas distancias al mundo, un séquito de colaboradores que pagan otros y el beneficio de colocar en puestos estratégicos a sus amigos para que les cubran las espaldas o para pagar favores del pasado El cargo también otorga poder entre sus iguales, presencia en los medios masivos de comunicación, relaciones con personalidades del mundo empresarial, económico, político y profesional A cambio de todas las bondades del cargo, ser presidente de la Femexfut también implica algunos sacrificios Uno de ellos, la exposición pública a las críticas No es monedita de oro para caerles bien a todos, sino antes es el tiro al blanco predilecto de los opositores Vive en medio de intrigas palaciegas, ataques ocultos, agresiones alevosas y una constante presión No hace mucho Alberto de la Torre acudió al gastroenterólogo, que le diagnosticó su mal: 14 úlceras, producto del estrés que vive por ser presidente de la Femexfut "Pero estoy en lo que me gusta", insistió De la Torre Y siguió en el cargo a pesar de que el doctor le recomendó retirarse de la bronca Por lo pronto, el 2004 ya lo libró Pero viene el 2005 con un grupo opositor fortalecido Alejandro Burillo, el jefe del equipo, tiene casi 240 millones de dólares listos para invertirlos en crear presión y negocios alrededor del futbol Y Miguel Ángel Couchonal prepara el nacimiento del periódico Impacto que analizará con lupa el trabajo de De la Torre, mientras José Antonio García utilizará toda su habilidad en la "grilla" para que los días de De la Torre en la silla presidencial empiecen a contarse Viene, pues, la continuación de una guerra interminable por el poder en el futbol mexicano

Comentarios