Rechaza Bush que sea poca la ayuda de EU a víctimas del maremoto

jueves, 30 de diciembre de 2004
* Asegura habrá más recursos * Exhorta a los estadunidenses a aportar dinero en efectivo Washington, 29 de diciembre (apro) - El presidente de Estados Unidos, George W Bush, rechazó la sugerencia formulada por un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de que los países más ricos del planeta están aportando muy poca ayuda a la región asiática azotada por el maremoto del domingo pasado “No, somos muy generosos, somos una nación de buen corazón”, dijo Bush a los reporteros en la conferencia de prensa que ofreció en su rancho de Crawford, Texas, para hablar sobre el “tsunami” y el terremoto que le quitaron la vida a más de 80 mil personas en 11 países del sur de Asia; de acuerdo con el más reciente conteo de víctimas El gobierno de Bush comprometió 35 millones de dólares en ayuda a las naciones asiáticas en desgracia, más el despliegue de aviones militares de carga y observación, así como el de buques de guerra y el portaviones Abraham Lincoln que apoyarán las labores de rescate, remoción de escombro y repartición de alimentos, agua, ropa y otros víveres “Por cierto, cuesta dinero mover a una fuerza expedicionaria a esa región”, subrayó Bush en referencia a la ayuda técnica-militar que ordenó se desplegara a la zona de desastre, y enfatizó, además, que está desinformado el funcionario de la ONU que hizo la crítica a las naciones económicamente más poderosas del planeta Originalmente Estados Unidos había ofrecido 15 millones de dólares en asistencia, pero ante la magnitud de la catástrofe humana y económica provocada por el maremoto, elevó a 35 millones de dólares el paquete de asistencia, con la promesa de que habrá más En términos del tamaño la economía estadunidense, sin contar su poderío militar y los recursos técnicos que tiene, los 35 millones de dólares que comprometió en apoyo no son absolutamente nada, sobre todo si se toma en cuenta que se está gastando más de 100 mil millones de dólares en Irak para afrontar los efectos de una guerra que el propio Kofi Annan, secretario general de la ONU, calificó recientemente de “ilegal” “En el año 2004, por ejemplo, nuestro gobierno cooperó con 2 mil 400 millones de dólares en alimentos, dinero en efectivo y asistencia humanitaria para cubrir los desastres (naturales) Son 2 mil 400 millones de dólares, eso es el 40 por ciento de toda la asistencia humanitaria que se dio en el mundo el año pasado”, acotó Bush La asistencia que está entregando Washington a las naciones asiáticas ha sido tipificada por el gobierno de Bush como el “paquete inicial”, ya que asegura más apoyo una vez que se termine la cuantificación del costo total de los daños causados por el maremoto Bush aprovechó la reunión con la prensa para exhortar al pueblo estadunidense y a la comunidad internacional a hacer donaciones y participar en los programas de asistencia a las víctimas del desastre natural: “Es muy importante para los estadunidenses que están dispuestos a dar, proveer dinero en efectivo a las organizaciones que tienen la capacidad de concentrarse en las necesidades y recursos que cumplen con las urgencias específicas En otras palabras, muchas veces los estadunidenses en su deseo por ayudar envían mantas o ropa, puede ser necesario pero tiene más sentido enviar dinero a las organizaciones que lo pueden usar para asegurarse que se cubran las necesidades específicas que hay en el lugar de los hechos”, acotó el presidente Bush Al igual que el de otros países, el gobierno de Estados Unidos consideró que va más allá del entendimiento del ser humano la magnitud de la tragedia de los países asiáticos afectados por el “tsunami” Bush señaló que, por el momento, la comunidad internacional se debe concentrar en respaldar el cumplimiento de las necesidades inmediatas y más urgentes que se tienen en la zona del desastre, y después coordinarse para enfrentar a las de largo plazo, como son las de la reconstrucción, y el detener la propagación de enfermedades o virus “Los últimos días han traído dolor y pérdidas al mundo que van más allá de nuestra comprensión Estados Unidos continuará al lado de los gobiernos afectados que se preocupan por las víctimas, estaremos con ellos cuando comiencen a reconstruir sus comunidades y, juntos, el mundo rebasará la pérdida y prevaleceremos sobre esta destrucción”, remató el mandatario estadunidense

Comentarios