"Golpistas" y las relaciones Venezuela-El Salvador

lunes, 6 de diciembre de 2004
San Salvador (apro) - Las relaciones entre El Salvador y Venezuela fueron tensas particularmente durante el gobierno de Francisco Flores (1999-2004), sobre todo porque el presidente Hugo Chávez es considerado localmente como un “dictador populista y amigo de Fidel Castro”; pero también porque los amigos del mandatario venezolano en El Salvador encabezan el principal partido de oposición y segunda fuerza, el exrebelde Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), entre ellos el “temible” comunista Schafik Handal y la excomandante Nidia Díaz No obstante, con la salida del Flores de la presidencia y la llegada de nuevas autoridades, las relaciones se han tratado de recomponer, de descongelarse, situación que se ha evidenciado todavía más con la negativa de asilo político que dos exoficiales venezolanos buscados por la justicia de su país, estaban intentando desde que ingresaron a la embajada salvadoreña en Caracas, el pasado 26 de noviembre Francisco Flores, de 44 años de edad, gobernó en El Salvador, con “guante de seda” pero con “mano dura” En su gestión cerró el diálogo con la oposición local desde que en 2001 implantó la dolarización de la economía local; apoyó resueltamente a Washington en su guerra contra Irak y se negó a profundizar reformas políticas, sociales y económicas a través del veto a casi en 60 iniciativas de ley del parlamento Igual posición ocupó Flores en la arena internacional, sobretodo al alinearse con Washington en su tesis de “estás conmigo o en contra de mí”, luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 En ese sentido, Venezuela se convirtió cada vez en uno de los grandes adversarios de El Salvador en el ámbito latinoamericano “La tirantez, las tensiones, entre los dos Estados llegaron a tanto que la brigada militar que Chávez envió a El Salvador para encargarse de cooperar en la reconstrucción a raíz de los terremotos ocurridos a principios de 2001, fue invitada a marcharse de El Salvador, cuando Venezuela había sido uno de los primeros países en llegar con ayuda”, comentó el politólogo, Roberto Cañas Después de ello, Flores fue el único mandatario latinoamericano que apoyó y reconoció al efímero golpe de Estado de Pedro Carmona contra Chávez, lo cual fue recientemente confirmado por Jorge Castañeda, excanciller mexicano durante la primera parte del actual gobierno de Vicente Fox Además que dio asilo político al contralmirante Carlos Molina Tamayo, uno de los principales protagonistas de la asonada golpista “Todavía recientemente Flores estuvo dando charlas en favor de la oposición a Chávez, en el marco del referéndum revocatorio, del cual Chávez salió airoso y fortalecido”, recordó Nidia Díaz, del FMLN Sin embargo, con la llegada en junio del presente año de Antonio Saca al poder, aunque del mismo partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), se han querido restablecer las buenas relaciones con Venezuela El 4 de noviembre pasado, durante la cumbre del Grupo de Río, la vicepresidenta Ana Vilma de Escobar y el canciller Francisco Laínez, saludaron a Chávez “muy amistosamente”, tal como lo reflejó una foto de la cancillería salvadoreña que fue publicada en la primera plana de El Diario de Hoy, el más influyente y conservador de los periódicos salvadoreños Incluso, el propio expresidente Flores en una entrevista con medios locales, afirmó que el supuesto apoyo que había dado al efímero gobierno de Pedro Carmona había sido malinterpretado y que todo sería explicado al propio Chávez de manera personal Tal manifestación fue posterior al hecho de que Flores resultó apoyado por la mayoría de siete países centroamericanos para que fuera el candidato regional a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) El cargo hemisférico está vacante tras la renuncia del expresidente costarricense Miguel Ángel Rodríguez, quien está preso en su país acusado de delitos de corrupción La acción de los “golpistas” En Venezuela, que había manifestado desde hace tiempo que no daría su apoyo a Flores para la OEA, las cosas se complican El principal fiscal encargado de la investigación de los sucesos violentos antes, durante y después del golpe de Estado de abril de 2002, Danilo Anderson, fue asesinado con explosivos colocados en su automóvil, en una acción terrorista La inteligencia de Chávez comienza a establecer nexos; caen los primeros sospechosos, y repentina y casualmente, dos exaltos comisarios que apoyaron el golpe de Estado y que estaban también siendo investigados por el fiscal asesinado, se refugian en la embajada de El Salvador en Caracas, el 26 de noviembre “En el peor momento y en la peor de las circunstancias” para El Salvador se da tal percance en Caracas Los excomisarios de la Policía Metropolitana, Lázaro Forero y Henry Vivas, presuntos autores intelectuales, según el ministro venezolano del Interior (Gobernación), Jesse Chacón, de la muerte de 60 personas y otro tanto de heridos, en las revueltas callejeras que se produjeron a raíz del efímero golpe que colocó en el gobierno por apenas 48 horas al empresario Pedro Carmona La exguerrillera Nidia Díaz, diputada del Parlamento Centroamericano (Parlacen) consideró que era lógico que gente como Forero y Vivas fueran a pedir asilo a la embajada de El Salvador Una semana tuvo que transcurrir para que el gobierno salvadoreño decidiera negar el asilo a los excomisarios, bajo el argumento de que no procede, en respeto a los convenios internacionales Desde un principio el ministro de Gobernación, René Figueroa, había dicho que sería difícil otorgar asilo a elementos que están involucrados en hechos de violencia y reclamados por la justicia venezolana “Celebramos que el gobierno no haya otorgado el asilo a Forero y Vivas Ahora Venezuela tiene el derecho de juzgarlos y condenarlos, si es que tienen delitos”, dijo el líder del izquierdista partido FMLN y acérrimo adversario del presidente Saca “No se descarta que el gobierno de El Salvador se haya dado cuenta que Venezuela tiene deseos de cooperar con petróleo y que, además, está en juego la candidatura de Flores para la OEA La medida de darle asilo a los venezolanos hubiera causado grave daño a la política exterior de Saca”, concluyó González Pero el conflicto entre El Salvador y Venezuela no parece terminar con la negativa del asilo Quizás habrá que esperar unos días para que se demuestre que entre El Salvador y Venezuela no habrá “una luna de miel” Alberto Garrido, uno de los más importantes analistas políticos venezolanos, señala: “Si Chávez no ha sacado el látigo para castigar al Gobierno de El Salvador es simplemente porque primero quiere ganar, y va a ganar esta batalla, la del asilo Pero lo otro está pendiente (se refiere al apoyo al golpe de Estado)” Desde el punto de vista diplomático, la declaración de Jorge G Castañeda –el excanciller mexicano-- ha dejado a El Salvador con sólo dos alternativas: ser un prisionero moral de Chávez o enfrentarse con él, lo que es aún más complicado si busca la secretaría de la OEA”

Comentarios