Incineran cuerpo de Enrique Salinas

miércoles, 8 de diciembre de 2004
* Exfuncionarios del sexenio salinista acompañaron al expresidente durante la velación y posterior cremación * El exmandatario reiteró su confianza en las autoridades para aclarar el caso México, D F, 7 de diciembre (apro)- Al filo de las 14:40 horas, el cuerpo de Enrique Salinas de Gortari fue incinerado en el crematorio Previsión Final de Huixquilucan, Estado de México, por decisión de sus familiares El hermano del expresidente Carlos Salinas fue encontrado muerto por asfixia en el interior de su automóvil en una calle de Lomas Anáhuac, cerca de Tecamachalco, Estado de México “Hay que rezar mucho por esta familia, les hace falta”, se decían entre sí algunos de los presentes, luego de que a las doce y media del día se ofreciera una misa de cuerpo presente, en memoria de Enrique Salinas, en un salón de la funeraria Gayosso, en Santa Mónica Hilda Deneken, pareja del occiso, lloraba desconsolada Sus hijos recibían el pésame de parte de familiares y amigos, quienes después de abrazarlos se miraban desconcertados, y comentaban la tragedia por la muerte violenta del menor de los Salinas de Gortari Por la funeraria Gayosso habían desfilado priistas y familiares de los Salinas de Gortari, desde la noche del lunes, cuando el cuerpo fue entregado a la familia para ser velado Sergio Salinas fue el primero en llegar a la funeraria Incluso, fue él quien reconoció el cuerpo de Enrique en el Servicio Médico Forense No quería hablar del asunto Él y el difunto vivían en Cuernavaca, Morelos “Eran muy unidos”, se comentaba Tal como se esperaba, a las 11:45 de la noche llegó Carlos Salinas de Gortari Momentos antes había llegado Adriana Salinas y Claudia Ruiz Massieu, su hija Ninguno de los hermanos se quedó a velar el cuerpo durante la noche Carlos se fue a las dos de la mañana Momentos después Adriana y Sergio, así como los familiares y amigos que asistieron al velorio El cuerpo de Enrique permaneció sólo cerca de ocho horas Este martes, sin embargo, el desfile comenzó desde temprana hora Amigos morelenses del occiso arribaron desde las siete de la mañana, pero no los dejaron pasar a verlo hasta que llegara la familia A las 10:10 de la mañana llegó nuevamente el expresidente Carlos Salinas Igual que una noche anterior confió en que se sabrá quién mató a su hermano, aunque reconoció que no sabe más del caso “que lo que ya salió en los medios” Evadió hablar sobre la investigación de la Interpol contra su hermano en París, por presunto lavado de dinero “Veremos qué informan ellos”, mencionó Cuatro minutos después llegó Sergio Salinas y una hora más tarde arribó Adriana Familiares y amigos se sumaron a la pena de la familia e inició el desfile de personalidades del priismo y familiares del occiso La ausencia de funcionarios del gobierno federal fue evidente De los asistentes al velorio, destacó la presencia de Carlos Hank Rhon, quien precisamente el día que encontraron a Enrique sin vida, había renunciado a buscar la candidatura del PRI para gobernador del Estado de México, si no había una “alianza” con otro partido que le garantizara el triunfo Hank lamentó la violencia e inseguridad en el país; y demandó “mano dura” para combatirla El abogado Juan Collado también se refirió a este hecho, aunque descartó un móvil de tipo político “Ya basta”, indicó Por su parte, el litigante Juan Velázquez se dijo “triste” por la situación y destacó que solamente daría el pésame a los familiares Entre los presentes estuvieron Samy David David, Jorge de la Vega Domínguez, Eduardo Luengo Creel, Juan y Antonio Collado, Juan José Salinas Paniagua, Cecilia Occelli y Cecilia Salinas, Othón Canales, Genaro Borrego, entre otros Con anterioridad, el mismo procurador del Estado de México, Alfonso Navarrete Prida, había asegurado que se haría justicia en el caso de la sospechosa muerte del hermano del exmandatario, “porque es una familia que se lo merece” Enrique yacía inerme en un ataúd color caoba de madera Estaba en medio de dos arreglos florales, uno de rosas rojas enviado por Elba Esther Gordillo y el otro, de rosas blancas Cuatro coronas mortuorias de flores fueron colocadas en los alrededores de la capilla Las enviaron Manlio Fabio Beltrones, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; la familia Hassian García; Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas y familia, y el director de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz A las 13:10 horas comenzaron los preparativos para trasladar el cuerpo a su destino final Entonces no se sabía si lo enterrarían en Agualeguas, Nuevo León o en el Estado de México Una carroza color negro, placas 74-73-CA DF, propiedad de Funerarias Gayosso, se acercó a una de las puertas del oratorio de la funeraria Entre dos miembros de seguridad del inmueble sacaron el féretro Enseguida, Hilda Deneken rompió en llanto Carlos Salinas, al fondo del salón, platicaba con José Córdoba Montoya, quien llegó a darle el pésame a la familia De pronto, el expresidente salió del lugar por la puerta principal, hacia su Mercedez Benz color azul marino Treinta minutos más tarde se apagaron los cirios que fueron prendidos durante la misa de cuerpo presente que ofrecieron en memoria de Enrique Veinte minutos antes de las tres de la tarde llegó el cortejo fúnebre al crematorio de la calle de Francisco Velasco Mendoza, en Huixquilucan

Comentarios