El PRD liquidará su deuda hasta el 2006

martes, 10 de febrero de 2004
* Persisten descréditos entre dirigentes por la crisis financiera * Ifigenia Martínez se deslinda del “linchamiento” contra Robles México, D F, 9 de febrero (apro)- El escándalo de este fin de semana en la elite del PRD, originado por el sobreendeudamiento del partido durante la gestión de Rosario Robles Berlanga, sigue vigente por las contradicciones entre miembros del comité de fiscalización y de la dirigencia nacional Para salir al paso de las acusaciones que vertiera ayer Robles Berlanga contra su persona, Carlos Navarrete calificó como “inexacto” el señalamiento de que el actual secretario general perredista estuvo enterado del “sobregiro” en el presupuesto asignado durante la gestión de la exjefa de Gobierno al frente del PRD Por lo pronto, en este año el partido del sol azteca tendrá que pagar 151 millones de pesos como pago de deudas, lo que implica 44% de su presupuesto anual, por lo que Navarrete, secretario general perredista, consideró que será hasta el 2006 que terminen de cubrir sus adeudos En tanto, Ifigenia Martínez, miembro del órgano central de fiscalización, que preside el expriista Ricardo García Sáenz, se deslindó de las acusaciones que contra esa instancia partidista lanzó Robles --quien por cierto fue la responsable de su nombramiento--, de colaborar en su “linchamiento” En entrevista telefónica, Martínez puntualizó que “de ninguna manera el documento que presentamos es una acusación de nada, no finca responsabilidades porque no hay elementos; lo único que sí hay es una gran deuda, los montos sí son claros” Como se discutió en el pleno del 14 Consejo Nacional del PRD, sostuvo que el informe de la auditoría es preliminar, “porque nos apuraron para presentar resultados a fin de poder elaborar el proyecto de presupuesto, pero sin que ello cambie el sentido global, sólo puede variar en el detalle” Exdiputada federal, fundadora del PRD, Ifigenia Martínez reconoció que durante la realización de la auditoría por parte de la empresa Galaz, Yamasaki y Ruiz Urquiza, “nunca se llamó a Rosario para aclarar la información “Desde que se formó este órgano, a instancias de Rosario en mayo del 2002, se le pidió informes del manejo financiero del partido; la primera información que tuvimos nos llegó a principios del 2003 y correspondía de la segunda mitad del 2002; después insistimos en la información porque ya se sospechaba que el partido no se estaba apegando al presupuesto, pero las cuentas nos llegaron hasta que Rosario renunció, en julio del año pasado” Martínez justificó los atrasos constantes para entregar la documentación como “un desorden administrativo que ha venido arrastrando el partido desde hace muchos años, aunque a nosotros no nos tocó analizar las presidencias anteriores a Rosario” Explicó que las primeras líneas del informe presentado el sábado por Carlos Payán al pleno del Consejo Político, hacen referencia a la solicitud que “en reiteradas ocasiones” hizo el órgano fiscalizador en demanda de información a Robles Berlanga, “pero eso fue cuando ella fungía como presidenta” Y es que en el informe entregado a los consejeros nacionales –una copia en poder de Apro-- se asienta que, “en reiteradas ocasiones”, el órgano fiscalizador “demandó a la propia presidenta del partido, a la secretaria de finanzas y al coordinador de finanzas, la necesidad de proveer a este órgano de fiscalización de información suficiente y veraz sobre el gasto que se estaba realizando, sobre el nivel y estructura del endeudamiento del partido que, por otra parte, a todas luces y dada la dinámica imperante empezaba a manifestarse” Ese párrafo fue utilizado por Carlos Navarrete para argumentar que “hubo múltiples contactos” con Robles Berlanga, por lo que la expresidenta no tendría por qué pedir audiencia al órgano perredista para justificar las inconsistencias Navarrete citó hoy a conferencia de prensa para dar respuesta a las declaraciones de Robles Berlanga dadas este domingo, en las que acusa a Navarrete de ser en todo caso ‘corresponsable’ del endeudamiento de su partido, al haber autorizado gastos adicionales al presupuesto, como la canalización de 500 mil pesos a la campaña local de Guerrero en octubre del 2002 En el local del partido, Navarrete calificó de “inexacto” el señalamiento, y en torno a los juicios de la dirigente contra el secretario del PRD --de no “tener los pantalones” para reconocer su responsabilidad en el endeudamiento-- sostuvo que “en alguien debe caber la prudencia “Los dirigentes nacionales del PRD no tenemos disputas ni pleitos personales con nadie del partido, y espero que nadie en el partido tenga disputas personales con algún dirigente del partido”, alertó Navarrete, al tiempo que descartó que por el momento se ejerzan sanciones contra Robles, toda vez que la investigación sobre los casos específicos señalados por la empresa auditora no han sido explorados plenamente “La investigación correrá a cargo de los órganos correspondientes, por lo que no creo que sea correcto eludir la presencia personal en el Consejo Nacional, en la Comisión Política Consultiva, en el Comité Ejecutivo Nacional, para sustituirlo por litigios en conferencias de prensa”, puntualizó Navarrete, al hacer referencia a la ausencia constante de la exjefa del GDF en su partido Lo que dijo será insalvable es el pago de la deuda por 409 millones que dejó la administración de Robles Berlanga, y que será hasta el 2006 cuando terminen de pagarla, pero sin que ello ponga en riesgo el proceso electoral presidencial de ese año “Si vamos a pagar, en el 2004, 151 millones, y vamos a pagar en el 2005 una cantidad semejante, ya estaríamos pagando 252; podríamos hacer tal vez un esfuerzo para que en el 2006 pudiéramos pagar lo que faltara, y dejamos limpia toda la aportación de recursos de campaña para la presidencial”, confió Para pagar los pasivos, el proyecto presupuestal incluye la propuesta de venta de un edificio de 14 pisos comprado por Robles Berlanga a través de un préstamo bancario, así como la solicitud de apoyo económico de funcionarios y representantes populares perredistas, con lo que se espera superar el faltante de 84 millones de pesos que se requerirán este año para 14 campañas políticas

Comentarios