Aplastante victoria de John Kerry en estados sureños

miércoles, 11 de febrero de 2004
* El avance del demócrata se vincula a la caída de la popularidad de Bush Washington, 10 de febrero (apro) - Con una aplastante victoria en Virginia y Tennessee sobre sus cinco contrincantes --que ahora podrían reducirse a cuatro--, el senador por Massachusetts, John Kerry, se consolidó como el casi seguro candidato presidencial del Partido Demócrata que enfrentaría al actual mandatario, George W Bush, en las elecciones del martes 2 de noviembre El triunfo de Kerry en los dos estados sureños, además de facilitarle el camino para ser el candidato presidencial demócrata, resultó en la guillotina de otro de sus contendientes, la del general retirado Wesley Clark, quien tras su derrota en Tennessee podría anunciar este miércoles su retiro de la búsqueda del banderín presidencial para enfrentarse a Bush En Virginia, Kerry, con un amplio margen de diferencia en los sufragios registrados en las casillas, dejó en segundo lugar al senador por Carolina del Norte, John Edwards, y a Clark, en el tercer lugar En el cuarto puesto se ubicó Howard Dean, el exgobernador del estado de Vermont, pese a que oficialmente no compitió en las elecciones primarias del estado colindante con la capital estadunidense; en quinto lugar quedó el reverendo neoyorquino Al Sharpton, y en sexto, Dennis Kucinich, representante de Ohio Tennessee, el estado vecino de Arkansas, de donde es oriundo Clark, fue también un bastión electoral demócrata que también se echó al bolsillo el senador Kerry, provocando de inmediato un resquebrajamiento en el campamento del general retirado, que ya había advertido que si perdía en ese estado, anunciaría su salida de la contienda, a fin de consolidar una plataforma electoral de su partido que pueda derrotar a la maquinaria política de Bush, que está respaldada por 200 millones de dólares, mismos que se canalizarán a la campaña de reelección Kerry se ha adjudicado hasta ahora 10 de 12 estados donde se han realizado elecciones primarias o caucus electorales, a fin de elegir al candidato presidencial del Partido Demócrata Este hecho tiene preocupada a la Casa Blanca, porque las victorias de Kerry están acompasadas por la creciente caída de la popularidad del presidente Bush, que en menos de un mes ha perdido 8 puntos porcentuales en su simpatía entre los electores estadunidenses, según los últimos sondeos de medios como los diarios Washington Post, USA Today, New York Times y las cadenas de televisión ABC, CBS y CNN Algunos analistas políticos se sorprendieron por la facilidad con la que Kerry ganó Virginia y Tennessee, ya que se consideraba que un candidato oriundo de los estados del noroeste del país (Massachusetts), difícilmente podría conectarse con los electores sureños que, en estados como Tennessee, siempre han favorecido a sureños: a Bush, por ejemplo, que le ganó ese estado al vicepresidente Al Gore, pese a que este fue su senador por varios años en el Congreso federal estadunidense La salida de Clark de la lucha por la nominación presidencial demócrata, le ayudaría a Kerry a seguir eliminando los obstáculos de su principal objetivo: sacar a Bush de la Casa Blanca Sin embargo, la presencia e insistencia de gente como Dean, a seguir luchando contra el senador de Massachusetts, ensombrece un poco el tono de “unidad” que le quieren dar los demócratas a la plataforma electoral nacional, que debe concentrarse exclusivamente en criticar al presidente Bush, mostrando una opción más atractiva para corregir los problemas en los que está sumergida la política económica y exterior de Estados Unidos Dean, originalmente había prometido que se retiraría de la contienda si pierde las elección primaria del próximo martes 17 de febrero en el estado de Wisconsin, pero de repente el exgobernador de Vermont cambió de opinión, y consideró inapropiada su salida, prometiendo seguir adelante por lo menos hasta el supermartes, el 2 de marzo, cuando se realizan elecciones primarias en diez estados, entre ellos Nueva York y California Los analistas políticos dudan de la duración de la campaña de Dean, tomando en cuenta que si pierde Wisconsin, con toda seguridad saldría derrotado del caucus a realizarse después del 17 de febrero y antes del 2 de marzo

Comentarios