Tamaulipas, bajo el reino de la violencia

domingo, 15 de febrero de 2004
En Tamaulipas, la delincuencia organizada se pasea impunemente con la policía ministerial y es que existen altos compromisos dentro del gobierno estatal con el hampa, dice el senador panista Gustavo Cárdenas en un reportaje que publica Proceso en su edición de este domingo 15 de febrero De hecho, la situación que priva en la entidad, convulsionada por constantes ejecuciones y desapariciones forzadas asociadas al narcotráfico, han obligado ya a algunos empresarios de Matamoros, Reynosa y Nuevo Laredo irse a vivir a McAllen o Monterrey Y es que de acuerdo con el informe sobre secuestros y desapariciones ocurridos en 2003 del Centro de Estudios Fronterizos y de Promoción de los Derechos Humanos en el anterior sexenio los homicidios vinculados al narco llegaron a 302 en la franja fronteriza de Matamoros a Nuevo Laredo En cuatro años de la actual administración, dice el documento, ya llegaron a 303 Aún más ilustrativo: La PGR tiene en su poder tres videos de la fiesta de 15 años de la hija del narcotraficante Gilberto García Mena El June en la que se aprecia la presencia de poco más de 100 políticos, funcionarios estatales, municipales, así como policías y periodistas Con todo esto, el gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, que en diez meses concluirá su mandato, persiste en su propósito de ser candidato del PRI a la Presidencia de la República, a lo que el senador panista Gustavo Cárdenas, opina en la revista Proceso que circula a partir de este domingo 15 de febrero: “yo no le veo los tamaños para ser presidente de México”

Comentarios