Petroquímicas, la debacle (Segunda y última parte)

lunes, 16 de febrero de 2004
* Presuntas diferencias entre Muñoz Leos y Bueno Torio aumentan la incertidumbre de los trabajadores México, D F, 13 de febrero (apro)- De acuerdo con un análisis elaborado por la Unión Nacional de Trabajadores de Confianza de la Industria Petrolera, AC, existe una pugna entre Raúl Muñoz Leos, director general de Pemex, y Juan Bueno Torio, director de Pemex-Refinación El pleito entre ambos funcionarios, ha aumentado la incertidumbre entre los trabajadores, quienes, además, enfrentan la amenaza del despido por el inminente cierre de sus fuentes de trabajo Los problemas comenzaron en febrero, cuando Bueno Tenorio sustituyó a Armando Leal Santana, y encontró que Pemex-Refinación estaba en quiebra financiera y con irregularidades y vicios, como gastos excesivos en el proyecto de reconfiguración de las refinerías, deficiencias técnicas, así como licitaciones y contratos mal elaborados Según un documento de la Unión Nacional, Bueno Torio descubrió que en la reconfiguración de las refinerías de Cadereyta, Tula, Salamanca y Madero, Pemex había gastado 4 mil 772 millones de dólares, a pesar de lo cual no es autosuficiente en el procesamiento de petrolíferos pesados ni en la producción de gasolinas Luego de acreditar otras irregularidades, como el robo “hormiga” de combustibles, malos manejos en los ductos, corruptelas en la flota petrolera y negocios ilegales, Bueno Torio pidió la destitución de dos altos funcionarios de Pemex-Refinación: Cutberto Azuara Pavón y Alberto Alcaraz Granados, subdirectores de Distribución y Producción, respectivamente Según Mario Galicia Yépez, responsable del área laboral de la Unión Nacional de Trabajadores de Confianza de la Industria Petrolera, Bueno Torio no pudo remover a esos funcionarios porque encontró resistencias en la dirección general de Pemex Dice que Alcaraz Granados tenía el apoyo de Othón Canales Treviño, actual director corporativo de Competencia e Innovación Tecnológica de Pemex –también es responsable del programa de transparencia y combate a la corrupción-- quien, al lado de Alcaraz, participó en el negocio de compra y venta de catalizadores para las refinerías de Pemex Hasta marzo del 2001 Canales Treviño, viejo proveedor de Pemex, aparecía como director de la empresa Quimi Corp Internacional, constituida el 21 de noviembre de 1990; 159 acciones son propiedad de Canales y el resto están repartidas entre sus hermanas, María de Lourdes y María Isabel La empresa está registrada en la escritura 8803 y fue constituida ante el notario 134, Roberto Hoffman Elizalde; está inscrita en el Registro Público de la Propiedad, Sección Comercio, de Naucalpan, Estado de México, en el volumen 263, con una duración de 99 años El giro de la compañía, de acuerdo con el acta constitutiva, es “compra, venta, importación y exportación de productos químicos, farmacéuticos, agroquímicos, aceites, lubricantes, catalizadores y en general todo tipo de aditivos para la industria alimenticia, química petrolera, petroquímica de aceites y grasas” Las diferencias entre Muñoz Leos y Bueno Torio aumentaron cuando el director de Pemex-Refinación se opuso a licitar la reconfiguración de la refinería de Minatitlán en un solo paquete --como se hizo en las plantas de Cadereyta y Madero– y propuso concursar la obra en seis bloques, con el objetivo de invitar a empresas mexicanas Según Galicia Yépez, la propuesta molestó a Muñoz Leos y a Andrés Moreno, director corporativo de Ingeniería y Proyectos, quienes ya preparaban la licitación de la megaobra mediante el esquema conocido como “Llave en mano”, el mismo que se aplicó en Cadereyta y Madero y que metió a Pemex en graves problemas financieros y legales hasta ahora no resueltos Ahora Bueno Tenorio es investigado por la Secretaría de Hacienda y la Procuraduría General de la República por presunto tráfico de influencias y conflicto de intereses al favorecer, presuntamente, a su hermana Rosa Bueno Torio, con un contrato de Pemex, para lo cual arrendó varios autotanques propiedad de la compañía Combustibles de Oriente Entrevistado el martes 11, Bueno Torio rechazó tener conflictos con Muñoz Leos, de quien dijo: “Hacemos buen equipo, me ayuda con su experiencia y trabajamos para sacar adelante a Pemex” Rechaza que le hayan bloqueado los cambios que propuso en Pemex-Refinación, pues afirma que él pidió que Cutberto Azuacara y Alcaraz Granados se quedaran en la paraestatal un tiempo más, a fin de no tener problemas en la operación de la subsidiaria Sin embargo, el exdiputado panista Sergio Vaca Betancourt, amigo de Bueno Torio, dice: “Aunque Muñoz Leos lo niega, sostengo que la campaña de golpes periodísticos contra Bueno Tenorio sólo pudo salir de dos fuentes: de la dirección de Pemex o de la Secretaría de Hacienda, ya que tratan de frenar todo intento de cambio en la paraestatal” Sobre el contrato asignado a su hermana, Bueno Torio señala: “Eso no me quita el sueño porque no hay nada irregular Yo mismo le pedí a la Secretaría de la Función Pública que realizara una investigación para despejar dudas y se está realizando Una vez que concluya, veremos el resultado, pues yo estoy tranquilo” --Usted ha declarado que quiere ser candidato al gobierno de Veracruz por el PAN, pero también se le menciona como probable sustituto de Muñoz Leos en la dirección de Pemex… --No hay ninguna ambigüedad: no aspiro a ser director de Pemex Sigo firme como director de Pemex-Refinación y más adelante se definirá si soy o no candidato para Veracruz El director de Pemex, Raúl Muñoz Leos, por su parte, niega estar confrontado con Bueno Torio y sostiene que lleva buena relación, dentro y fuera de la paraestatal, con el director de Pemex-Refinación, quien aún es visto como un personaje que, por su cercanía con el presidente Vicente Fox, tiene posibilidades de ocupar la dirección de la empresa Sin embargo, las diferencias de Muñoz Leos con Carlos de la Garza, director corporativo de Administración y Finanzas, llegaron a la ruptura, pues a diez meses de haber tomado posesión, el funcionario responsable de las relaciones entre Pemex y el sindicato petrolero, presentó su renuncia con carácter de irrevocable al consejo de administración de la empresa De acuerdo con una versión que circula al interior de Pemex, el cargo de Carlos de la Garza podría ser ocupado por José Luis Romero Hiks, exdirector del Banco Nacional de Comercio Exterior En una charla con el director de Pemex, efectuada a mediados de noviembre, se le pregunta si se siente firme en la dirección de Pemex y si considera estar incluido en los proyectos del presidente Fox para seguir al frente de la paraestatal Responde: “No estoy metido en la cabeza del presidente para saber lo que piensa, ni quisiera estarlo, pero hay muchos proyectos y planes a futuro que beneficiarán a la empresa y pienso que debemos seguir trabajando”

Comentarios