Ante el hartazgo, repliegue táctico

miércoles, 18 de febrero de 2004
México, D F, 17 de febrero (apro)- Si el primero de enero de 1994 en Chiapas surgió el famoso ¡Ya basta! del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) relacionado con la explotación y la miseria de los indígenas mexicanos, este principio de semana, quizá sin estar de acuerdo, en las páginas editoriales de varios diarios de la Ciudad de México apareció otro ¡Ya basta!, pero ahora dirigido directamente a Marta Sahagún y sus aspiraciones políticas, y en forma indirecta a su marido, el presidente Vicente Fox El punto de coincidencia en los comentarios: no se vale que las ambiciones personales de Marta, o de la “pareja presidencial”, alteren la vida política y pongan en riesgo al país Ante el cúmulo de reproches, provenientes de dirigentes del PAN, la “señora Marta” anunció el mismo lunes “su decisión de no buscar un espacio dentro del Consejo Nacional de su partido” Y luego advirtió que, “por ahora, no dedicará un solo minuto de su tiempo a hacer trabajo político partidista, sino que se concentrará totalmente en el trabajo social y a brindarle su apoyo al proyecto de nación que encabeza el presidente Vicente Fox, el cual ha sido siempre su único proyecto” Podría pensarse ante esa declaración, que la señora de Fox dice adiós a sus ambiciones políticas y se dedicará exclusivamente a las labores sociales, aunque hasta ahora esas labores han tenido, precisamente, intenciones políticas Sin embargo, llama mucho la atención ese “por ahora”, que deja claramente implícito que en el momento en que ella lo considere oportuno sí podría dedicar más de un minuto a hacer trabajo político partidista, o trabajo político para promoverse ella misma para algún puesto de elección popular El problema para ella es que ese “por ahora”, según han manifestado ya diversos juristas y dirigentes políticos, debe durar todo el tiempo que le falta a su marido en la Presidencia de la República, pues resultaría inmoral que Marta hiciera proselitismo político a su favor desde Los Pinos Así que “por ahora”, puede pensarse que lo que anunció Marta Sahagún este lunes, más que retiro, fue repliegue táctico en espera de tiempos mejores para sus aspiraciones de poder

Comentarios