Desdén del gobierno federal en inhumación de López Portillo

viernes, 20 de febrero de 2004
* Los restos del expresidente, al panteón militar * Molesta a la familia ausencia de Fox México, D F, 19 de febrero (apro)- Sin la presencia de miembros del gobierno federal, acompañado sólo de sus familiares y de colaboradores más cercanos, el expresidente José López Portillo fue inhumado la tarde de este jueves en el panteón militar de esta ciudad Por la mañana, un fuerte dispositivo de la Policía Militar, restringió el acceso al velatorio donde se llevó a cabo la misa de cuerpo presente, realizada por un capellán militar que puntual celebró la ceremonia religiosa Familiares y amigos muy cercanos fueron los únicos invitados al acto religioso, al que no asistieron personajes de la política nacional, como ocurrió ayer Apenas se apareció el senador Emilio Gamboa Patrón --casi al final de la ceremonia--, quien permaneció escasos 10 minutos en la capilla donde se encontraba el cuerpo del exmandatario Los dolientes, entre ellos la viuda Sasha Montenegro y su hija Nabila, permanecieron en la capilla hasta la una de la tarde, cuando salió el cortejo fúnebre para dirigirse al panteón militar, al sur de la ciudad Para evitar a los medios, los familiares soltaron una carroza “señuelo”, que tomó la ruta que los organizadores anunciaron que se seguiría para llegar al cementerio; en tanto, la que llevaba el cuerpo de López Portillo siguió por el Periférico Sur hasta llegar a Tlalpan para luego arribar al lugar en el que descansan los restos del polémico exmandatario Al cementerio llegaron exfuncionarios lopezportillistas como Pedro Ojeda Paullada, exsecretario del Trabajo; Jorge Díaz Serrano, exdirector de Pemex; y el entonces jefe del Estado Mayor Presidencial, Miguel Ángel Godínez Fueron empleados de la funeraria García López y familiares quienes condujeron el féretro color caoba hasta el sitio donde serían cremados los restos Alrededor de 150 personas acompañaron el féretro hasta que las cenizas fueron colocadas en el mausoleo Águilas Caídas, y lanzar vivas al exmandatario tras entonar el Himno Nacional El cortejo estuvo atropellado por la intromisión de reporteros de espectáculos que irrumpieron de forma violenta en la ceremonia luctuosa, y rompieron una lápida con la que se cubriría el nicho La atención de los reporteros de espectáculos era por tomar gráficas y declaraciones de la actriz y viuda de López Portillo, Sasha Montenegro, quien al final declaró que esperaba que se solucionaran los conflictos que tenía con los hijos mayores de su esposo por las propiedades de éste, y que sus hijos “tengan una vida normal” Molestos los dolientes, lamentaron que en este acto no haya asistido ningún representante del gobierno de Vicente Fox, lo que se tomó como una falta de respeto a la investidura de López Portillo Los exfuncionarios que se presentaron a solidarizarse con la familia, prefirieron no dar declaraciones a la prensa El general Godínez se limitó a agradecer a los medios su presencia, en tanto que Pedro Ojeda Paullada, exprocurador de Justicia con Luis Echeverría Álvarez, no se salvó de ser cuestionado por su presunta responsabilidad en los cientos de desapariciones de personas durante el gobierno del antecesor de López Portillo Ojeda Paullada se limitó a señalar que a él no le toca “hablar del pasado”, y que de ser llamado a declarar, será “una obviedad” que se presentará ante la Fiscalía Especial de Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) “No voy a hablar del pasado”, dijo Ojeda Paullada, acosado por los reporteros “No hice nada”, respondió el viejo priista, muy lastimado por el paso del tiempo Al término de la ceremonia, los familiares y conocidos insistieron en que hubo “falta de respeto” de parte del gobierno de Vicente Fox, para un mandatario como López Portillo, quien se autocalificó en una entrevista con Proceso como “El último presidente de la Revolución Mexicana” y a quien sus excolaboradores llamaron el “último nacionalista”

Comentarios