Los narcos se mudan al Estado de México

domingo, 22 de febrero de 2004
En el penal de alta seguridad de La Palma, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México, se encuentran los delincuentes más peligrosos del país: desde jefes de los principales cárteles de narcotraficantes hasta las cabezas de las bandas de secuestradores más crueles Sentenciados, en promedio, a 60 años de prisión, los familiares de los presos buscan estar cerca de ellos, por lo que muchos se han instalado en el municipio de Metepec, donde ya se registran los efectos de esa mudanza El Centro Federal de Readaptación Social de Alta Seguridad de La Palma -el más antiguo de los tres de este tipo que funcionan actualmente y en el que están recluidos los más peligrosos narcotraficantes, secuestradores y homicidas del país-, se ha convertido en una bomba de tiempo para el gobierno del Estado de México El hecho de tener juntos en una misma cárcel a los jefes de organizaciones rivales, ha traído consigo una "cola de violencia" y mayor consumo de droga en el Estado de México, afirma el procurador general de Justicia de la entidad, Alfonso Navarrete Prida Pero no es lo único El funcionario confirma que familiares de varios de los narcotraficantes presos en La Palma han abandonado sus lugares de origen y se han asentado en diversos municipios del valle de Toluca, principalmente en Metepec -convertido en una zona residencial conurbada de la ciudad de Toluca-, que por su cercanía con la prisión y su amplia infraestructura -exclusivos fraccionamientos, educación en los tres niveles, grandes centros comerciales y hasta hospitales- lo hace el lugar ideal para vivir Luego de la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán de la prisión de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco, las autoridades penitenciarias decidieron concentrar en La Palma tanto a los capos del narcotráfico como a los delincuentes considerados peligrosos para la sociedad Construido originalmente para albergar a 400 internos -se inauguró en enero de 1991-, este penal duplicó en sólo 13 años su capacidad: en la actualidad cuenta con 740 celdas y 493 internos, la mayoría de los cuales, en promedio, purga sentencias de 60 años Pero hay también quienes acumulan condenas de 200 años, como El Mochaorejas Daniel Arizmendi y Rafael Caro Quintero, uno de los narcos que inauguraron la prisión, cuyas instalaciones se encuentran dentro del municipio de Almoloya de Juárez y a escasos 25 minutos, en automóvil, de Toluca y Metepec En La Palma se encuentran recluidas por lo menos tres generaciones de narcotraficantes, es decir, quienes dominaron el mercado de la droga en México durante los últimos 30 años De la primera camada destacan Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Don Neto y Miguel Ángel Félix Gallardo; de la segunda, Rafael y Benjamín Arellano Félix y Oliverio Chávez Araujo, y de la tercera, Pedro Lupercio Serratos, Gilberto García Mena El June y Osiel Cárdenas Guillén Las huellas En entrevista con Proceso, Navarrete Prida considera que esa prisión se ha convertido en un verdadero "cóctel explosivo", toda vez que en ella están recluidos narcotraficantes cuya añeja rivalidad sigue dejando muertos regados por todo el país, incluido el Estado de México En el último año, en efecto, el narcotráfico dejó varias veces sus huellas en diversos municipios, así como en las inmediaciones del penal mismo El 13 de enero de 2003, fue hallado el cuerpo de Adrián Sanjuán Castro, fiscal desconcentrado de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal en la delegación Azacapotzalco Tenía varios disparos y se encontraba en una camioneta Chrysler, color vino, sin placas, estacionada en la calle Fértil, colonia Valle de Aragón, primera sección, municipio de Ciudad Nezahualcóyotl Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México hallaron en el lugar cinco casquillos de bala percutidos, calibre 9 milímetros El 30 de septiembre, la Procuraduría estatal reportó otro hecho vinculado directamente con el narcotráfico: En dos vehículos estacionados en la colonia 10 de Abril, municipio de Naucalpan, fueron hallados los cadáveres de Luis César Guzmán Álvarez y de Joaquín Álvarez Alcalá, hijo y cuñado, respectivamente, del exsubdelegado de la Procuraduría General de la República Juan Luis Guzmán Enríquez Días después, el 10 de octubre, el procurador Navarrete informó de la detención de Alberto Soberanes Ramos, presunto lugarteniente de Joaquín Guzmán Loera, prófugo de la justicia Cabeza de una célula del cártel de Sinaloa, Soberanes fue aprehendido en Cuautitlán Izcalli durante un enfrentamiento con la policía En el operativo fueron detenidos también cuatro de sus gatilleros Además, los agentes de la Procuraduría estatal encontraron dos casas de seguridad utilizadas por la organización delictiva en Cuautitlán Izcalli, en las cuales se aseguraron armas de distintos calibres, así como uniformes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) Insólitamente, afuera de La Palma también se han suscitado ajustes de cuentas Por ejemplo, el 17 de diciembre último fue asesinado el subdirector técnico del penal, Noé Hernández Flores Su cuerpo fue hallado en un autobús de la Policía Municipal del ayuntamiento de Toluca Antes, el 26 de febrero de 2002, ya se había producido otra ejecución en las afueras del penal En esa ocasión, la víctima fue Francisco Javier Flores Iruegas, uno de los abogados de Gilberto García Mena El June, segundo hombre en importancia del cártel del Golfo Acompañado de su colega Juan Guerrero Villarreal, Flores había acudido a ver a su cliente, abordó su auto y no había avanzado ni 600 metros cuando recibió varios impactos de bala Las investigaciones revelaron que los autores materiales del crimen fueron dos militares que supuestamente pretendían detenerlo porque tenían una orden de aprehensión en su contra El último rastro dejado por el narcotráfico en territorio mexiquense fue en la carretera México-Toluca, a la altura del kilómetro 43+500, donde, el 20 de enero último, la Procuraduría estatal encontró los cadáveres de Jorge Eduardo Madrigales Zúñiga, César Rafael Gomero López y Rigoberto Morales Beltrán Los dos primeros portaban credenciales que los acreditaban como agentes de la AFI, y el último era capitán segundo de Infantería del Ejército Mexicano Las víctimas viajaban en un BMW blindado, color negro, con placas sobrepuestas, el cual tenía varios impactos de bala Los exámenes de laboratorio demostraron que los cuerpos de los tripulantes presentaban altos grados de intoxicación por alcohol y cocaína De las primeras investigaciones se desprendió que en el auto, que fue adquirido en Metepec, viajaba un cuarto tripulante, cuya identidad se desconoce aún Inicialmente, las versiones policiales apuntaban a que se trataba de un hermano de Héctor Luis El Güero Palma, aunque posteriormente trascendió que en realidad se trataba de un hermano de Osiel Cárdenas Tanto El Güero como Osiel están recluidos en La Palma Metepec: cambio sospechoso Durante la entrevista, Navarrete Prida establece: "No me cabe duda de que el cuarto pasajero es una persona que está ligada al narcotráfico, y no tengo duda porque quienes viajaban en el auto iban drogados, portaban armas largas y fueron ejecutados Lo que no sé es a qué cártel pertenecían" El funcionario niega que los cárteles de la droga estén operando en el Estado de México: "No creo que se hayan asentado; el Estado de México es un punto de paso de la droga Aquí es difícil que se queden porque tenemos tres zonas militares, un montón de corporaciones policiales y estamos en el centro del país, que no te lleva a ningún lado" En cambio, sí ubica al penal La Palma como el origen de la violencia desatada en el último año: "La presencia de tanto narco, la de sus familiares y sus abogados ha traído consigo, sin duda, una cola de violencia" Asegura que el Estado de México está pagando un alto costo por tener en su territorio el penal de alta seguridad más importante de la República Mexicana, sin recibir nada a cambio Reclama: "La federación no nos paga el agua, pero nos pone La Palma; la federación no nos ayuda en asuntos de la basura, pero nos deja todos los desechos, y la federación no nos apoya con recursos para fortalecer la seguridad, pero sí nos trae a los narcotraficantes más poderosos" Subprocurador de Coordinación General y Desarrollo de la PGR en los primeros 15 meses de la actual administración, Navarrete Prida confirma también algo que era un secreto a voces en la entidad: que familiares de un buen número de narcotraficantes han fincado su residencia en Metepec, por su cercanía con Toluca y Almoloya de Juárez -¿Qué familias se han asentado ahí? -No tengo sus nombres ni tampoco puedo hacer un seguimiento del caso porque se trata de un asunto federal Pero de que están ahí, no tengo la menor duda En entrevista, el presidente municipal de Metepec, el panista Salvador Joaquín Robles Uribe, asegura que no tiene ninguna información oficial sobre la posible estancia en su jurisdicción de familiares de los narcotraficantes recluidos en La Palma "Lo que tenemos son rumores, nada más", dice, a pesar de que reconoce que no pocos de los habitantes del municipio le han informado sobre la presencia de personas de mal aspecto que viven en mansiones, utilizan carros de lujo y andan con escoltas -¿Y usted no ha investigado ni siquiera por curiosidad? Responde que el asunto está fuera de su competencia y aclara también que, legalmente, no se puede hacer nada para evitar que familias de narcotraficantes residan en el municipio Ubicado en la parte suroriente del valle de Toluca y al norte de Toluca, Metepec registra actualmente un explosivo crecimiento demográfico En 1995, tenía 178 mil habitantes, y en 2000 llegó a poco más de 400 mil Según el alcalde panista, este anárquico crecimiento ha ocasionado que "el patrimonio de casi todos los habitantes de Metepec esté en suspenso porque no hay certeza jurídica en la posesión de la tierra" Actualmente, la mancha urbana ya arrasó con inmensas porciones de tierras ejidales, y en su lugar se levantaron fraccionamientos y colonias En un recorrido por el municipio, pudo observarse la construcción de ostentosas residencias en medio de sembradíos y de casuchas de adobe y lámina, sobre todo en la colonia rural Lázaro Cárdenas y en el pueblo de San Gaspar Tlahuelilpan, El comisario ejidal de la colonia Lázaro Cárdenas, José Luis García Ahumada, posee, incluso, la mejor finca de la zona Metepec cuenta con una superficie estimada en 7043 kilómetros cuadrados, que representan 03% de todo el territorio mexiquense A pesar de que la urbanización ha arrasado con importantes ríos y cuerpos de agua, la calidad de vida sigue siendo de primera, dice Robles Uribe Ahí, en esa minúscula parte del Estado de México conurbada con Toluca y San Mateo Atenco, tienen sus residencias políticos mexiquenses, como los exgobernadores Emilio Chuayffet y César Camacho, y el exsecretario general de gobierno y eterno aspirante a la gubernatura, Humberto Lira Mora; también el expropietario del hipódromo de Las Américas, Justo Fernández, y futbolistas del club Toluca, como su máxima estrella, el goleador paraguayo José Saturnino Cardozo Todos ellos viven en el fraccionamiento San Carlos, uno de los más exclusivos de Metepec Cuenta con club de golf y deportivo propios, vigilancia permanente en todos sus accesos y calles bien pavimentadas y limpias Es, en suma, una especie de oasis en medio del caos arquitectónico y urbano que priva en el resto del pueblo El alto poder adquisitivo que se respira en Metepec, en cuyo municipio, por cierto, se castiga la pobreza -las autoridades municipales acaban de aprobar un bando que castiga la mendicidad y la venta callejera-, propició que importantes firmas comerciales y de servicios, así como colegios privados de todos los niveles, se instalaran en esa población, con bastante éxito Cadenas comerciales como Liverpool, Sears, Sanborns; bancos como Bancomer, Scotiabank Inverlat, HSBC; concesionarias de automóviles como Ford, Chrysler, Renault, Volkswagen, Audi y Mercedes Benz, entre otros muchos establecimientos llegaron para quedarse Incluso, Jorge Hank Rohn está por inaugurar una casa de apuestas Cerca del fraccionamiento San Carlos, en el centro comercial Galerías Metepec, fue secuestrada, en junio de 2001, Karla Andrea Rico Fonseca, nieta de Ernesto Fonseca Don Neto, uno de los primeros narcotraficantes recluidos en La Palma De 18 años, la joven apareció muerta horas después en el paraje El Columpio, municipio de Calimaya A raíz de ese asesinato, el entonces alcalde de Metepec, Marcos Álvaro Malo Bustamante, advirtió sobre los riesgos que implicaba la cercanía del penal de máxima seguridad con el municipio, pues familiares de los internos con poder económico estaban construyendo ahí sus residencias Desde entonces, surgieron varios nombres ligados a Ernesto Fonseca, Caro Quintero y los Arellano Félix y, más recientemente, a Joaquín El Chapo Guzmán Según logró averiguar el reportero, este último tiene su residencia en las afueras de Metepec, casi en los límites con San Mateo Atenco Uno de los regidores del ayuntamiento, Jaime Becerril Villa tiene fundadas sospechas de que dinero del narcotráfico ha encontrado acomodo en la localidad: "Aquí ha llegado gente extraña, con un modo de vida y de actuar que contrastan con la gente del pueblo" Afirma que de un día para otro surgen residencias en distintas zonas rurales, de cuyos propietarios no se sabe nada: "Aquí puede llegar cualquiera y se instala sin ningún problema" En eso concuerda Navarrete Prida Sostiene que las autoridades municipales saben dónde viven los familiares de los narcotraficantes, pero asegura que no se atreven a decirlo por temor: "El dinero no se oculta Sólo hay que ver el tamaño de las casas, los vehículos que usan Todo eso es detectable en una comunidad que transita de un espacio rural a un espacio urbano" Aclara que los familiares de los internos presos en La Palma que se han asentado en el valle de Toluca, no están inmiscuidos en el tráfico de drogas: "La gente que ha decidido instalarse en el Estado de México lo ha hecho con el ánimo de estar cerca de sus familiares, no para participar en el negocio" -¿Justifica usted la decisión de las autoridades federales de concentrar en La Palma a los criminales más peligrosos del país? El funcionario responde que en principio sí lo hizo, pero que ahora no está de acuerdo Insiste: "La Palma es un cóctel explosivo" Reitera que la sola presencia del penal ha generado una ola de violencia en el Estado de México, lo cual tiene sumida en la incertidumbre a la población: "Sé que es imposible pensar en una reubicación, pero lo que sí puede hacer el gobierno federal es extender el perímetro de vigilancia fuera del penal de La Palma y, sobre todo, reubicar estratégicamente a los narcotraficantes" Por todos lados Almoloya de Juárez tampoco ha escapado al irreversible proceso de urbanización La mancha urbana comienza a alcanzar al centro de reclusión federal, construido originalmente en una zona aislada de los asentamientos humanos por razones de seguridad El flujo constante de visitantes ha activado el proceso de reconversión del uso del suelo en las comunidades rurales contiguas al penal: Santa Juana Centro y Mina México A pesar de que el Ejército realiza un censo año tras año en ambos poblados con la idea de evitar que personas ajenas a la comunidad se asienten en esos lugares, se levantan ahí nuevas construcciones, menos ostentosas que en Metepec, pero también de ladrillo y cemento y de dos plantas Establecimientos formales e informales comienzan a copar también las orillas de la carretera que conduce al penal, a la Academia de Policía y al regimiento militar El delegado municipal de Mina México, Efraín Romero, está sorprendido de la rapidez con la que han surgido nuevas casas y no tiene duda de que algunas de ellas pertenecen a familiares de los internos de La Palma Diputado local del PRI y cronista de Almoloya de Juárez, Jorge Álvarez niega que el dinero del narcotráfico se perciba en el ayuntamiento: "Los dueños de los terrenos siguen siendo los mismos; lo único que ha crecido son los negocios en las inmediaciones del penal, pero eso es natural por el flujo de visitantes" Según el legislador, el mayor daño que ha provocado la presencia del penal, es "moral" Nada más

Comentarios