Abuchean a Fox en el Auditorio Nacional

martes, 24 de febrero de 2004
* “Ya no digas mentiras”, “Pinocho”, le gritaron delegados de la CTM * El presidente habló de una recuperación del salario “no vista en 25 años” * Buscó el mandatario denostar el trabajo de López Obrador en la capital México, D F, 23 de febrero (apro)- Como hace dos años, los sindicalistas de la CTM afiliados al PRI abuchearon y lanzaron rechiflas al presidente Vicente Fox, quien irritó el ánimo de la concurrencia cuando habló del crecimiento “modesto” de la economía, bajas tasas de inflación y recuperación “real” del salario como no se había visto en últimos 25 años “Ya no digas mentiras”, “Pinocho”, “no es verdad”, fueron algunos de los gritos que obtuvo en respuesta el presidente Fox al presentar un discurso optimista a los trabajadores encabezados por el viejo líder priista, Leonardo Rodríguez Alcaine, quien desde hace un mes hizo la invitación al primer mandatario para que asistiera a los trabajos del 14 Congreso Nacional Ordinario de la CTM Pero no sólo Fox fue objeto del abucheo de los cetemistas, sino también el secretario del Trabajo, Carlos Abascal, quien desde hace tres años viene empujando la reforma a la Ley del Trabajo, la cual plantea la eliminación del derecho de huelga y de los contratos colectivos Los gritos de “mentiroso” en el Auditorio Nacional fueron tantos, que poco se escuchó de las palabras del funcionario federal Desde el principio Fox trató de amortiguar la molestia evidente de los delegados sindicales con la política económica “A lo largo de poco más de tres años de gobierno, hemos mantenido un diálogo respetuoso y franco Estamos plenamente convencidos que los cambios requeridos en nuestro país sólo serán posibles con el apoyo de los grupos más representativos de la sociedad Por ello, hemos mantenido una comunicación permanente con las organizaciones de los trabajadores, muy en particular con la CTM”, dijo el presidente Insistió: “Entendemos que en este proceso existan coincidencias y diferencias Nos interesa estar al tanto de las propuestas de ustedes, de los trabajadores cetemistas; queremos conocer cuál es su perspectiva, sus propuestas sobre un país que cambia día a día” Incluso les habló del respeto que su gobierno ha tenido con la autonomía sindical y a la libre expresión de ideas “Encabezo –pues– un gobierno respetuoso de la autonomía de las organizaciones de los trabajadores, un gobierno que reconoce la representatividad de los sindicatos, un gobierno que no exige lealtades forzadas, un gobierno que sabe que el único compromiso de los trabajadores es con México”, reiteró Sin embargo, cuando trató el tema de la “modesta” recuperación económica, los gritos en su contra retumbaron en el Auditorio Nacional “Gracias a los esfuerzos de las y los trabajadores y de todos los mexicanos, estamos superando ya la difícil situación que nos afectó por tres años; logramos sortear el vendaval protegiendo nuestra planta productiva, evitando que se colapsara el empleo Lo hicimos, además, sin comprometer la estabilidad ni el futuro de nuestra economía Nadie mejor que los trabajadores sabe que la inflación es una carrera entre los precios de una economía en la que nunca gana el salario”, exclamó en medio de las protestas A pesar de los gritos, afirmó que nadie mejor que los trabajadores sabe que el aumento de los precios y de la tasa de interés afectan severamente los fondos de ahorro y de pensiones Pero la rechifla aumentó al momento en que afirmó: “Por todo esto, la estabilidad económica no es un logro menor que podamos soslayar El año pasado tuvimos la menor inflación en los últimos 34 años, lo que ha permitido tener las tasas de interés más reducidas en décadas, lo que nos permite construir este año en México 575 mil viviendas” Esta no es la primera vez que el presidente Fox es rechazado a gritos por los delegados de la CTM En marzo del 2002 el presidente también recibió fuertes protestas de los líderes obreros afiliados al PRI, quienes rechazaban la iniciativa de aplicar nuevos impuestos a medicinas, alimentos, transporte y servicios, como luz eléctrica Como en aquella reunión, ahora Fox y su secretario de Trabajo, Carlos Abascal, tuvieron que aguantar la andanada de reproches a su política económica y laboral A pesar del ambiente adverso, el jefe del Ejecutivo afirmó que uno de los logros de su administración es que se inicie la recuperación real del salario de los trabajadores, “lo que no sucedió durante los últimos 25 años anteriores a este gobierno” Insistió, en medio de la protesta generalizada: “Esta recuperación es modesta, pero lo importante es que señala una tendencia histórica Siempre hemos pensado que es obligación del gobierno hacer más con menos; que tenemos que realizar las tareas prioritarias racionalizando el gasto Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario para reducir el gasto corriente y garantizar que el dinero del presupuesto se invierta y se destine a la atención de las tareas más útiles a la sociedad” Menos plazas de funcionarios El primer mandatario insistió en que durante su gobierno no se crean ni se crearán nuevas plazas que no estén aprobadas en el presupuesto, ni se otorgarán incrementos salariales a los servidores públicos de mandos medios y superiores Pero nuevamente fue abucheado cuando aseguró: “Así, en tres años, hemos ahorrado algo más de 40 mil millones de pesos de los impuestos que pagan muchos de ustedes (…) La preocupación fundamental de este gobierno, y la personal del presidente, siguen siendo los mexicanos que menos tienen, las familias que siempre se han apretado el cinturón; por eso mismo estamos destinando todos los recursos que podemos a mejorar sus condiciones de vida” Golpes de pecho Poco efecto tuvo el mea culpa que esgrimió al admitir que falta mucho por hacer, porque nuevamente recibió rechazos, al sostener “que existen buenas perspectivas de crecimiento de la economía mexicana para el año 2004” De plano los cetemistas ni siquiera aceptaron las buenas cuentas de Fox, quien auguró crecimiento en la economía nacional en el 2004 y, tampoco, la crítica que hizo al gobierno de Andrés Manuel López Obrador al señalar que le preocupa particularmente el caso del Distrito Federal, “que tiene una marcada caída en su producto interno bruto y una tasa de desempleo de las más altas del país” Antes de que concluyeran los trabajos de la asamblea de la CTM, el nuevo líder de la organización obrera, Leonardo Rodríguez Alcaine, pidió a Fox alejarse “de visiones aparentemente estratégicas que no toman en cuenta los intereses de las mayorías”, y criticó la política económica que no está creando los empleos necesarios para responder al crecimiento demográfico, provocando que los jóvenes se enfrenten a un panorama laboral en donde es poco factible que puedan encontrar un trabajo estable, digno y bien renumerado Expuso las cuatro propuestas de la CTM al gobierno: unificación del salario mínimo para todo el país; respeto irrestricto a la autonomía sindical; aplicación responsable de la Ley Federal del Trabajo; reconocimiento a los compromisos sindicales asumidos en la OIT, la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres y la Organización Regional Interamericana de Trabajadores Mientras que al sector privado le sugirió la celebración de un pacto de estabilidad en el empleo y crecimiento económico y suscribir un convenio de productividad y una cruzada nacional en materia de capacitación laboral

Comentarios