Cancún: "De Chucho El Roto a Chacho El Rata"

martes, 24 de febrero de 2004
* Ironiza el PAN sobre nuevo escándalo de García Zalvidea * La Sedesol le exige al edil devuelva 5 mdp Cancún, Q R, 23 de febrero (apro)- La insolvencia para saldar compromisos de corto y largo plazos, y las recurrentes acusaciones de que el alcalde de Cancún, Juan Ignacio García Zalvidea, utiliza su cargo y los recursos públicos para promoverse rumbo a la gubernatura, se agravaron este día, luego que la delegación estatal de la Sedesol confirmó que, vencido el término, el edil incumplió con la comprobación del gasto por poco más de 5 millones de pesos de programas sociales federales En consecuencia, la propia Sedesol reclamó la devolución de esos recursos, pues las obras para las cuales se destinaron, la mayoría de los programas federales Oportunidades y Hábitat y que servirían para atender a mil 900 familias de las regiones populares del municipio, brillan por su ausencia o presentan un rezago de varios meses en su desarrollo De acuerdo con documentos que tuvo a la vista Apro, el plazo para tal retribución de recursos también feneció, desde el 20 de febrero Al conocerse ese retraso en la aplicación de recursos federales, el alcalde García Zalvidea se apresuró a rebatir, con acusaciones, a la delegada de la Sedesol, Mercedes Hernández Rojas, a quien acusó de asumir “una actitud de cuentachiles… no pueden exigir la devolución del dinero”, acusó Sin embargo, la aprobación de esas obras y programas, la liberación de los recursos y los retrasos que acusa la Sedesol, están documentados en al menos tres oficios enviados por la delegación estatal de esa dependencia al ayuntamiento, desde el 4 de diciembre, a unas semanas de que terminara el plazo fijado por la Federación para concluir las obras De acuerdo con el oficio DJPD-2218-03, fechado ese 4 de diciembre pasado, la dependencia advirtió al ayuntamiento, a través de su Dirección de Planeación y Desarrollo, que tenía como plazo hasta el 31 de diciembre de 2003 para terminar las obras correspondientes a los programas Hábitat y Oportunidades, en las modalidades de Superación de la Pobreza y Mujeres Jefas de Familia En el mismo oficio se detallan los avances registrados en cada una, y se hace notar un retraso considerable en 14 obras públicas, entre ellas centros de desarrollo comunitarios para regiones populares, así como algunas de pavimentación, construcción de guarniciones, instalaciones sanitarias y mallas ciclónicas para unidades deportivas, rehabilitación de casas para ancianos, así como de parques También se documenta que en el caso de cuatro proyectos para adquirir casas de atención infantil y capacitación para los operadores, se asignaron 80 mil pesos en cada una, lo cual debería sumar hasta 800 mil pesos con la respectiva aportación municipal En todos los casos se detectó que, al vencer el plazo para la conclusión y puesta en marcha de esas estancias, ni siquiera se concluyeron a la fecha Vencido el plazo para la ejecución de esos trabajos, el 26 de enero de 2004, la Sedesol envió un nuevo oficio al ayuntamiento que preside García Zalvidea, en el que precisa: “En relación con las obras que el H Ayuntamiento de Benito Juárez ejecuta en el marco del programa social Hábitat y a los recursos liberados y entregados en el ejercicio próximo pasado, por la cantidad de 5 millones 225 mil 80104 pesos, en las modalidades de Superación de la Pobreza, y Mujeres Jefas de Familia, le recuerdo que: de acuerdo con los lineamientos específicos, a las reglas de operación y demás normas aplicables en la materia, principalmente los numerales 443 y 101 de dichas reglas, a la fecha no se cuenta con la documentación comprobatoria que justifique los recursos otorgados a ese ayuntamiento” En el mismo documento, la delegación de Sedesol estatal pide que “se cumpla dicho ordenamiento o, en su defecto, se reintegren a la delegación los recursos federales con sus respectivos intereses” Ese documento está fechado el 10 de febrero, y en el mismo se emplaza al ayuntamiento a cumplir con la terminación de las obras, a presentar la documentación de sustento del ejercicio de los recursos, antes de 10 días posteriores, lo cual venció el pasado 20 de febrero El alcalde García Zalvidea acusó recientemente a la delegación estatal de Sedesol de “obstaculizar los programas de atención al rezago social, con artimañas legales” Sin embargo, de acuerdo con las fechas de los oficios que intercambiaron ambas partes, las acusaciones del alcalde fueron hechas públicas cuando ya habían vencido los plazos para la ejecución de los trabajos, y después que la dependencia federal exigió el cumplimiento de los compromisos o la devolución del dinero Gobierno a medias De acuerdo con el regidor panista Rodrigo Tello Peón, la salida a la luz pública de esas anomalías en el ejercicio de recursos federales, “es la comprobación de que las acusaciones de desvío de recursos del alcalde tienen bases comprobables” Dijo: “Tenemos a un alcalde dedicado a hacer campaña con recursos públicos, que se quedó sin dinero para pagar a las constructoras, a los propios empleados del ayuntamiento y a los proveedores, y ahora sabemos que también se quedó a medias con las obras comprometidas en programas federales, lo cual derivará en sanciones” El entrevistado recordó que García Zalvidea, quien se hace llamar “Chacho”, utilizó así mismo otros recursos federales destinados a programas de educación, en el otorgamiento directo de dádivas en prácticas populistas, pues “cada sábado hizo formar a miles de ciudadanos para darles, en la mano, dinero en efectivo o mochilas y útiles escolares”, y todo por “conseguir votos” “Ahora se reveló que no tenemos por alcalde a Chucho El Roto, sino a Chacho El Rata”, ironizó Según el regidor, García Zalvidea adeuda incluso el pago del aguinaldo a un porcentaje considerable de la planta de trabajadores de la comuna, así como bonos a los cuerpos policiacos y a inspectores de fiscalización y vía pública “En los días siguientes veremos a un alcalde desesperado por la falta de recursos, los mismos que ya utilizó en su campaña… porque si no vemos las obras que debía hacer, sí saltan a la vista sus promocionales en televisión y radio, sus pósteres panorámicos en toda la ciudad y hasta en sitios cercanos a los aeropuertos de Guadalajara, Distrito Federal y Monterrey” Concluyó: “Lo que podemos ver es un alcalde dedicado a hacer campaña, y al que se le olvidó que el dinero público no era para su provecho y aspiraciones personales, sino para atender la pobreza y el rezago social del municipio”

Comentarios