Alertan sobre riesgos a cooperativas y cajas de ahorro

jueves, 26 de febrero de 2004
* Fox busca impulsar un perfil tipo español de banca social, sostiene investigador Guadalajara, Jal , 25 de febrero (apro)- En contra de lo que pudiera creerse, la intención del presidente Vicente Fox, de fortalecer a la banca social, no ayudaría sino que perjudicaría grandemente a las pequeñas cooperativas y a las auténticas cajas populares de ahorro, ya que el mandatario piensa en función de las grandes cajas de ahorro que existen en otros países, y no de las micro y pequeñas que operan en el país, afirma el investigador universitario Primitivo Madrigal Según este académico, el supuesto fortalecimiento que busca el gobierno de Fox de la banca social, está encaminado a promover "una banca popular de alto nivel competitivo, lo que afectaría a muchas cooperativas de ahorro y préstamo", que son la principal fuente de financiamiento de muchos micro-negocios en México Si bien el primer mandatario ha dicho que se fortalecerá la banca social porque es el crédito el que impulsa el desarrollo, mejoren las condiciones de vida y aumente el empleo, en el fondo no hay tal, porque está pensando en las cajas de ahorros que hay en los países desarrollados, que operan con muy altos rendimientos pero también sus intereses son más elevados que el común denominador de las pequeñas cajas populares de ahorro, en donde priva la solidaridad sobre los beneficios que reditúan las elevadas tasas de interés El investigador del Centro Universitario de Ciencias Económico-administrativas de la Universidad de Guadalajara, está seguro que en realidad Fox promueve una banca popular "tipo español, es decir, con alto nivel competitivo, pero haciendo a un lado los principios cooperativos", y que ese perfil no se adaptaría a la situación precaria del país, sobre todo, de la clase media hacia abajo que son, en realidad, los que sostienen y hacen uso de las cajas de ahorro popular Este tipo de organizaciones operan de manera solidaria entre sus socios, tienen un gobierno auténticamente democrático en donde es la asamblea la que decide, donde todos, sin importar el monto de sus recursos ahí depositados, tiene la misma voz y el mismo voto porque es el individuo el que cuenta, no su dinero Cosa muy distinta a lo que fueron las quebradas "cajas populares", como la “Puerto Vallarta”, de Jalisco y Colima, o la “Dos Arbolitos”, de Sonora, en donde los que decidían eran sus dueños, y jamás sus socios fueron citados a reuniones o asambleas La nueva Ley de Sociedades de Ahorro y Préstamos, que entraría en vigor en el 2005, compara a las sociedades anónimas con las cooperativas, "y mete en el mismo saco al gato y al ratón" y, al hacer esto, obligarán a las cajas populares a elevar sus costos de operación y, por ende, el costo del dinero para sus propios ahorradores

Comentarios