Análisis político: Cárdenas, Fox, Salinas y el PVEM

jueves, 26 de febrero de 2004
México, D F, 25 de febrero (apro)- Hoy que la corrupción en el Verde Ecologista se ha hecho evidente, con el trafico de influencias del heredero político y económico del negocio familiar, el senador Jorge Emilio González Martínez, es tiempo también de no olvidar, de recordar, que el PVEM es parte de un sistema político basado en una red de componendas entre los mismos partidos, los cuales ya muestran francos signos de descomposición Jorge González Torres, padre del “Niño Verde”, fue quien inició desde 1994 las alianzas con otros partidos en tiempos electorales Ese año, cuando se lanzó como candidato presidencial, González Torres se dio cuenta que el negocio político de la familia no prosperaría si no buscaba un refugio Este resguardo lo encontró en Cuauhtémoc Cárdenas quien, siendo candidato del PRD, necesitaba votos para ganarle las elecciones al representante del PRI, Ernesto Zedillo En razón de los votos, los cardenistas no cuestionaron la figura ni la carrera política de González Torres, quien para entonces ya daba muestras de que el Partido Verde era más un negocio que un proyecto político relacionado con la ecología Cárdenas perdió las elecciones, pero González Torres mantuvo el registro de su partido, asegurando el puesto para su hijo Jorge, que ya daba muestras de interés político La bandera del Partido Verde fue utilizada entonces como patrimonio de la familia, y lo aprovecharon ofreciendo el registro a políticos que no encontraban un partido que los amparara, como fue el caso de Adolfo Aguilar Zinser, quien se hace senador en ese año bajo las siglas del Verde Ecologista, aunque poco después se declara “independiente” Para el 2000, la visión patrimonialista de Jorge Gonzalez, padre e hijo, se mostró claramente al unirse a la Alianza por el Cambio, que tenía como candidato a la Presidencia a Vicente Fox Quesada Ni el PAN ni Fox cuestionan la historia de tráfico de influencias que para entonces ya se sabía había utilizado González Torres en favor de su familia, dueños de las farmacias Similares y de la rectoría de la Universidad Iberoamericana (Uia) El entonces candidato por “el cambio”, Vicente Fox, abanderó por todo el país el logo del PAN y el del PVEM sin ningún empacho, ofreciendo un nuevo proyecto político alejado de la corrupción y de las componendas de partido que hoy, sin embargo, nuevamente se repiten Para las elecciones del 2003, en las cuales se renovó la Cámara de Diputados, la dirigencia nacional del PRI fue el nuevo aliado del Partido Verde Pero si en las anteriores elecciones los interlocutores directos habían sido Cárdenas y Fox, en esta ocasión fue nada más y nada menos que Carlos Salinas de Gortari Santiago León, miembro del PVEM y autor del video donde se muestra al joven senador Jorge Emilio González Martínez negociando 2 millones de dólares por unos terrenos en Quintana Roo, reveló que el “Niño Verde” hizo un pacto político con Salinas y con Elba Esther Gordillo para hacer crecer a este partido en la Cámara de Diputados y utilizar los votos en la aprobación de las reformas estructurales del presidente Fox El joven disidente del Partido Verde dijo que escuchó de voz propia del “Niño Verde”, la confidencia de que se reunió el año pasado con Salinas y Gordillo varias veces, una en París y otra en Washington El pacto político contemplaba convertir a Jorge Kahwagi en diputado y coordinador de la bancada del Partido Verde en San Lázaro, a fin de organizar a los legisladores como un complemento de la fuerza de Elba Esther Gordillo, entonces coordinadora del PRI Kawagi, hijo del empresario Jorge Kahwagi Gastine, quien fuera uno de los pretendientes de Elba Esther Gordillo –incluso estuvieron a punto de casarse--, sería el enlace directo de Salinas-Elba Esther con el “Niño Verde” Pero la alianza del PVEM y el PRI no sólo estaba prevista para la Cámara de Diputados, sino también para las elecciones en algunos municipios y estados donde irían con los mismos candidatos, como Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Oaxaca y Aguascalientes Hoy que todos los partidos recriminan la figura del senador Jorge Emilio González Martínez, que critican su carrera hecha a la sombra del negocio político de su familia, y se asombran con la corrupción que representa en las nuevas generaciones políticas, evaden una responsabilidad Tanto PRD, PAN y PRI, así como el presidente Fox, olvidan que ellos son , de alguna manera, los padres políticos del “Niño Verde”, pues a través de sus alianzas solaparon la formación del joven senador Cárdenas, Fox, Salinas y Gordillo dieron las bases y las condiciones para que creciera la corrupción del dirigente del PVEM, solapando el negocio familiar, dándole cobijo en el Poder Legislativo y dejando pasar las irregularidades en el IFE, solamente con el afán de conseguir más votos Comentarios jgolmos@procesocommx

Comentarios