Formal prisión a Nazar Haro

jueves, 26 de febrero de 2004
* Es el primer civil enjuiciado penalmente por la “guerra sucia” * La defensa adelanta que promoverá un amparo Monterrey, N L, 25 de febrero (apro)- Por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de plagio, el exdirector de la Federal de Seguridad (DFS), Miguel Nazar Haro, fue declarado formalmente preso, convirtiéndose así en el primer civil que será enjuiciado penalmente por su participación en la “guerra sucia” Antes de cumplirse las 144 horas de rigor, el juez cuarto de Distrito en Materia Penal, Guillermo Vázquez Martínez --el mismo que se negó originalmente a librar la orden de aprehensión en contra de Nazar por considerar que el cargo que se le imputaba ya había prescrito--, definió la situación legal del inculpado por su participación en la detención y desaparición, en 1975, de Jesús Piedra Ibarra El actuario del juzgado se encargó personalmente de darle la noticia a Nazar poco después de la una de la madrugada de este miércoles Presente en el penal de Topochico, su hijo y defensor legal, José Luis Nazar Daw, comentó que el juez Vázquez Martínez no valoró las pruebas de descargo y anticipó que luego de valorar la decisión del juzgador ponderará la posibilidad de apelar o promover un amparo contra dicho resolutivo Interrogado sobre cómo asumió su padre el fallo que lo convierte en el primer exfuncionario que será enjuiciado por delitos cometidos en el pasado, dijo que lo hizo con entereza Horas antes de conocer la noticia, Nazar Haro recibió la visita del exfiscal de hierro, Javier Coello Trejo, entre otras amistades Entre las pruebas de descargo que la defensa entregó al Juez Vázquez Martínez, sobresale un oficio de Procuraduría General de Justicia de Nuevo León, según el cual no existe constancia alguna de que los agentes judiciales del estado que participaron en la detención de Jesús Piedra Ibarra, en abril de 1975, hubieran estado comisionados en la DFS La defensa adujo también que en la época en la que ocurrieron los hechos el acto administrativo de comisionar a un trabajador de un estado de la Federación a una dependencia federal estaba prohibido Pero, según la primera declaración ministerial del principal testigo de cargo, Juventino Romero Cisneros, los hechos ocurrieron de la siguiente manera, aquel 18 de abril de 1975: Ese día un grupo especial de policías, entre los que se encontraba él recibió instrucciones del delegado estatal de la DFS en Monterrey, Nuevo León, Ricardo Condelle Gómez, de montar un operativo en el sitio por donde pasaría el activista de la Liga 23 de Septiembre El jefe de la operación, Carlos Álvarez, les había dado información sobre la hora y la ropa que vestía su presa Entre las ocho y las ocho y media de la noche, Juventino Romero se ubicó en el cruce de las calles de Arteaga y Félix U Gómez, cuando vio pasar a un sujeto con las características físicas que le habían proporcionado en la DFS Sin pensarlo, Romero Cisneros se lanzó contra su víctima, sujetándolo con ambos brazos Cerca de ahí, César Manuel Garza Espinosa se percató de la situación y corrió en apoyo de su compañero Sin embargo, al tratar de sujetar la cabeza de Jesús, su mano derecha quedó a la altura de la boca y recibió una mordida en uno de los dedos Tuvo que intervenir un tercer agente policial, Benjamín Maya Filoteo, para someter al hijo de Rosario Ibarra de Piedra Una vez maniatado, el joven integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre fue subido a un Chevrolet anaranjado modelo 1968, donde fue atado de pies y manos Custodiado por un grupo de agentes que viajaban a bordo de cuatro autos más, fue llevado a las oficinas de la delegación de la DFS en Monterrey, ubicadas en Revillagigedo y Mina Una vez ahí, Álvarez informó a Condelle que habían detenido a Piedra Ibarra Según Juventino Romero, el entonces delegado de la DFS tomó el teléfono y se comunicó a la Ciudad de México, con su superior inmediato, Miguel Nazar Haro, a quien le dijo: “Tenemos a P I (Piedra Ibarra)” Cuando colgó, Condelle reunió al grupo que intervino en la detención formado por elementos de la policía estatal, DFS y séptima zona militar y les dijo: “Los manda felicitar el señor Miguel Nazar Haro” Piedra Ibarra fue conducido luego al rancho La Peña, ubicado a la altura del kilómetro siete de la carretera Higueras-Marín, cuyo propietario era Jesús González González, quien declaró que en esa ocasión Condelle mandó llamar a su primo, el doctor José Guadalupe González para que le hiciera un reconocimiento médico a Piedra Ibarra “porque lo había visto apachurrado o decaído; es decir, triste, pero no estaba grave” Condelle le pidió entonces al médico un certificado médico bajo el argumento de que se lo iba a llevar a la Ciudad de México En el pliego de consignación, la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) reconstruyó lo que sucedió después con el hijo de la fundadora del Comité Eureka: Luego de la detención, la DFS cateó la casa de Jesús Piedra, donde según un documento firmado por el entonces director de la DFS, Luis de la Barreda Moreno, otro de los inculpados, encontraron armas y propaganda subversiva El 20 de abril, de la Barreda Moreno, prófugo de la justicia, da cuenta de la detención de Rafael en el estado de Nuevo León Ni la CNDH ni la Femospp encontraron en la Ciudad de México y en Monterrey, Nuevo León, constancias de la liberación, consignación o defunción del detenido, por lo que la fiscalía supuso que Jesús Piedra fue detenido sin orden judicial, sometido a tratos crueles y privado ilegalmente de su libertad Por esos hechos, Nazar fue declarado formalmente preso por el juez Vázquez Martínez

Comentarios