Guerra sucia: suman más denuncias contra Nazar Haro

jueves, 26 de febrero de 2004
* Ahora por la desaparición de Teresa Gutiérrez y Gonzalo Lieljehult * Ambos, exdirigentes de la Liga Comunista 23 de Septiembre México, D F, 25 de febrero (apro)- La detención de Miguel Nazar Haro alentó la presentación de más denuncias en su contra Familiares de exintegrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre buscan, a la luz de la consignación del otrora poderoso jefe policiaco, justicia en casos de desaparición forzada y ejecución extrajudicial Familiares de dos altos exdirigentes de la Liga a principios de los ochenta, presentaron una queja este miércoles contra Nazar Haro, Mario Arturo Acosta Chaparro, exagentes de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y de la Dirección para la Prevención de la Delincuencia (DIPD), así como contra el finado expresidente José López Portillo Los denunciantes, Elvira Hernández y Mario Gutiérrez García --padres de María Teresa Gutiérrez Hernández--, y Mario Gonzalo Lieljehult Gutiérrez --hijo de Gonzalo Lieljehult Pérez y de Teresa Gutiérrez-- se presentaron ante la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp) en demanda de que se deslinden responsabilidades en la desaparición de Teresa y la ejecución de Gonzalo Lieljehult, hechos ocurridos entre 1980 y 1981 En un documento se detalla la evolución de detenciones de miembros de la Liga Comunista 23 de Septiembre desde 1978, que dieron origen al arresto de María Teresa Gutiérrez, en enero de 1982, y la “ejecución extrajudicial” de Gonzalo Liljehult Pérez Enrique González Ruiz, abogado de los familiares, destaca que durante años el temor a Nazar Haro los obligó a guardar silencio, aun cuando los crímenes cometidos contra Teresa y Gonzalo fueron casos tratados colateralmente en otras denuncias, por “la vinculación que hay entre una detención y otra, así como por las ejecuciones” Fue hasta ahora, que el exdirector de la DFS se encuentra procesado por el secuestro de Jesús Piedra Ibarra, que los padres de Teresa y el de Gonzalo decidieron interponer una queja ante la PGR, a fin de que se investiguen estos asuntos Miguel Barraza, otro líder “Durante finales de los setenta y ochenta, Teresa Gutiérrez fue un alto dirigente de la Liga; era muy buscada, al igual que Miguel Angel Barraza García “En 1978 se intensificó la búsqueda de ambos dirigentes, lo que llevó a la gente de Nazar Haro a realizar varias detenciones de personas que hoy están desaparecidas y que antes fueron torturadas para revelar información de sus compañeros”, cuenta González Ruiz Las pesquisas para localizar a Teresa duraron más de tres años, dejando al paso las detenciones de tres de sus familiares –su papá y sus hermanas; él recluido en el Campo Militar Número Uno, en febrero de 1978– y de nueve militantes de la Liga, ocho de éstos desaparecidos En el camino, sostiene la denuncia, la gente de Nazar ejecutó extrajudicialmente a cinco guerrilleros, tres en una casa de seguridad y el resto en las inmediaciones de la UNAM, luego que los activistas dejaran ejemplares del periódico Madera/i> en los baños de la Facultad de Economía Entre los ejecutados están Gonzalo Lieljehult –muerto el 23 de abril de 1980–, quien fue acribillado junto con Rosalinda Hernández Vargas y Amanda Arciniega Cano “Los cuerpos fueron trasladados al Campo Militar Número Uno, en donde fueron reconocidos por Eladio Torres Flores (miembro también de la Liga secuestrado para delatar a sus compañeros), descubriéndose en ese lugar que Amanda aún tenía signos vitales”, indica el documento turnado a la Femospp Después de detenciones en la Ciudad de México y Sonora, Teresa Gutiérrez desapareció en enero de 1982, junto con Víctor Ramos Acosta, “en condiciones que aún desconocemos, pero como producto directo de determinaciones tomadas por Miguel Nazar Haro, en su calidad de director de la extinta Dirección Federal de Seguridad” Para explicar la responsabilidad y participación del fallecido expresidente López Portillo, los denunciantes argumentan que “el Ejecutivo federal ejerció un poder incontrolado, totalmente sujeto a su capricho y no a las leyes; él ordenó la formación de la Brigada Especial, también conocida como Brigada Blanca; él otorgó el cargo de la DFS a Miguel Nazar Haro y lo instruyó para que, al margen de la legalidad, iniciara una persecución genocida contra un sector de la sociedad” Nombres de exagentes Además de Nazar y López Portillo, los familiares de María Teresa Gutiérrez y Gonzalo Lieljehult Pérez responsabilizan a los agentes de la DFS, Fabián Carlos Reyes Domínguez, Rodolfo Reséndiz, Alberto Estrella, Juventino Prado, Dámaso Tostado, Marcelino Espinoza, Marcial Flores Reyes, Juan José Hernández Castillo, Enrique Olivares Santana, y los oficiales del Ejército: generales Mario Arturo Acosta Chaparro, Andrés Puentes Vargas y otro identificado con el apellido Sosa, así como el mayor Sergio Villanueva Los familiares también lograron identificar a otros miembros de la DFS sólo por sus apellidos o alias, como los comandantes Cisneros, Silva Macedo, “Diablo” Carmona y “Güero” “Lo que pretendemos –explicó el abogado González Ruiz– es que estos casos, que fueron investigados por familiares y testigos, sean retomados por la Femospp, a fin de evitar que gente como Nazar Haro salga libre, y que otros implicados sean por fin llamados a cuentas”

Comentarios