Caso Posadas: Piden 35 años de cárcel para "La Rana"

sábado, 28 de febrero de 2004
* En 8 años habría ejecutado a una veintena de personas, entre ellas al cardenal Guadalajara, Jal , 27 de febrero (apro)- El agente del Ministerio Público, Jorge Fonseca Villegas, adscrito al juzgado cuarto de lo criminal, concluyó que Humberto Rodríguez Bañuelos o Bañuelos Rodríguez, "La Rana", es el asesino de cerca de una veintena de personas, entre ellas del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y del exprocurador de Jalisco, Leobardo Larios Guzmán, por lo que solicitó una condena de 35 años de cárcel, que es la pena máxima en el estado "La Rana", quien también se identificaba como Ariel Humberto Rodríguez Ortiz o Carlos Durán Montoya o "Señor H", dio muerte por encargo, o por iniciativa propia, al menos a 18 personas entre 1993 y 2000, entre ellas al purpurado, según las conclusiones ministeriales, y obedecía a los intereses del cártel de Tijuana, de los hermanos Arellano Félix Por un pleito callejero, el presunto pistolero estuvo recluido en la cárcel de "La Mesa", en Tijuana, Baja California, por varios meses, pero no estaba identificado por su verdadero nombre Fue hasta que una persona anónima dijo de quién se trataba, y fue entonces que lo trajeron al penal de máxima seguridad de “Puente Grande”, donde espera sentencia Cuando en el 2001 fue traído a este reclusorio, la entonces Comisión Interinstitucional que investigaba el caso Posadas, pidió se le tomara declaración al reo sobre la ejecución del arzobispo de Guadalajara, cometida el 24 de mayo de 1993 "La Rana" se negó en varias ocasiones, y afirmó que sólo haría confesiones si se lo pedía el sucesor de Posadas, el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, porque no tenía confianza, según él, de declarar ante cualquier persona Pidió que al menos los actuarios o fiscales que le preguntaran sobre el asunto de Posadas, fueran identificados al menos por el propio Sandoval a lo que, en septiembre de 2001, accedió el prelado quien, en su momento, sólo intercambió unas cuantas palabras con el preso, y luego vinieron las declaraciones ministeriales La presencia del cardenal en ese centro de readaptación social fue confirmada a Apro por el propio arzobispo al día siguiente de su estancia ahí, pero aclaró que por problemas de agenda no pudo quedarse, y apenas estuvo unos minutos ahí El pistolero ya había sido condenado, en marzo de 2002, a 37 años de prisión por otros homicidios, pero no por el del cardenal ni por el del exprocurador Larios Guzmán, quien fue asesinado el 10 de mayo de 1995

Comentarios