El PAN se hace viejo

domingo, 29 de febrero de 2004
Autoconcebido como mártir de un injusto y autoritario sistema e inspirado en los principios morales y éticos más altos, pues el poder y la ambición no estaban en su mira ni los reconocían como metas legítimas en la acción política, el Partido Acción Nacional (PAN) se avejenta, dice Yemile Mizrahi, autora del libro Del martirio al poder: El Partido Acción Nacional en México, publica Proceso en su edición de este domingo 29 de febrero Académica en el Centro Internacional Woodrow Wilson e investigadora del CIDE por poco más de diez años, Mizrahi destaca que aunque el PAN ha crecido electoralmente en los últimos 15 años, tiende a contraerse y paralizarse una vez que gana las elecciones, pues lo que le ha fallado es el diseño de programas una vez que se hace gobierno Mizrahi explora los retos del PAN como partido en el gobierno y como partido que aspira a mantenerse en el gobierno y destaca como imperioso que los panistas volteen más a las necesidades e intereses del electorado, pues todavía defienden a capa y espada la centralidad de sus principios y no han podido cambiar porque tienen mucha resistencia a abrirse Autora también del libro Vicente Fox y el PAN: ¿Un matrimonio feliz?, Mizrahi explica la complejidad de las divisiones al interior del PAN y habla de las posibilidades que tiene algunos panistas de alcanzar la candidatura presidencial Aunque “Martha Sahagún no tiene ningún chance de ser postulada por el PAN aún cuando construya su propia organización”, prevé Mizrahi en la edición de Proceso que circula a partir de este domingo 29 de febrero

Comentarios