Televisa: Derecho reservado (Primera de dos partes)

sábado, 7 de febrero de 2004
* La televisora ha frenado un caso que lo condenaría a pagar una cantidad millonaria a un particular México, D F, 6 de febrero (apro)- A través de todos los medios a su alcance, la empresa Televisa ha frenado en los tribunales el avance de una demanda que la condenaría a pagar una suma millonaria por el uso ilegal de un videograma que contiene imágenes sobre la explosión que causó Petróleos Mexicanos (Pemex) en la ciudad de Guadalajara, en abril de 1992 Por lo menos en tres ocasiones, la Procuraduría General de la República (PGR) se ha negado a citar a declarar a Emilio Azcárraga Jean, presidente del grupo Televisa, y a solicitar la ejecución de dos cateos, uno en Televisa Chapultepec, y otro en Televisora de Occidente de Guadalajara, con el objeto de recuperar el material fílmico que la televisora explotó ilegalmente con fines comerciales Hace unas semanas, un juez federal le otorgó al afectado Manuel Vicente Santa Cruz un amparo, con el cual pedirá a las autoridades que soliciten los cateos tanto a Televisa como a su filial, Televisora de Occidente La historia El 22 de abril de 1992, Manuel Vicente Gutiérrez Santa Cruz se encontraba en su casa de Guadalajara y sintonizaba con un scanner las frecuencias oficiales de la Policía Municipal, donde escuchó que se había presentado una explosión en el sector Reforma, en pleno centro de la capital jalisciense Gutiérrez Santa Cruz echó mano de su cámara, salió a la calle y a bordo de su vehículo siguió la carrera del camión de bomberos que se trasladaba al lugar de los hechos Por ser de los primeros en llegar, pudo filmar durante tres horas imágenes exclusivas sobre la tragedia: muertos en sus posiciones originales, casas, edificios y automóviles destruidos También tuvo acceso a departamentos donde quedaron atrapadas familias completas, grabó imágenes de niños, mujeres y ancianos quemados, fracturados, los cuales fueron rescatados de los escombros Un día después de la explosión y seguro de que su material tenía un valor periodístico, Manuel Vicente Gutiérrez acudió a Televisora de Occidente, filial de Televisa en Guadalajara, para ofrecer las imágenes en venta y en forma exclusiva Cuenta: “Yo sabía que mi material era valioso y tuve la certeza de que me lo iban a comprar En ese momento me urgía algo de dinero, porque me había quedado sin trabajo, pero me llevé una sorpresa amarga con la gente de Televisa” En efecto, Gutiérrez Santa Cruz se entrevistó con Jorge Escajadillo Villanueva y con Luis Fernando Quiñónez Betancourt, jefe de edición de noticieros y director regional de noticias de Televisa de Occidente, respectivamente Los empleados de Televisa reconocieron ante el Ministerio Público que se entrevistaron con Gutiérrez Santa Cruz, a quien le dijeron que no podían comprarle el material porque no tenían facultades para tomar esa decisión, pero le indicaron que dejara el videograma titulado “22 de abril en Guadalajara” y que posteriormente hablarían del tema En su declaración ministerial, rendida dentro de la averiguación previa 174/2002-2-IV, Escajadillo Villanueva reconoció que Gutiérrez Santa Cruz le mostró el videograma con las imágenes de la explosión; que el autor hizo manifiesto su deseo de dejar el video, aunque no se le comprara, por lo que dejó una copia que fue anexada a miles de imágenes que ya existían…: Yo agarré el video y se lo pasé a uno de mis operadores, el operador hizo una copia de ese video a un videocasete master en el entendido de que las estaba obsequiando, pero después se fueron mezclando con las demás, desconociendo cuáles eran de él, cuáles de la empresa y cuáles eran obsequios, además de desconocer también cuál era el uso y destino que se le había dado a las imágenes que traía el videograma… Quiñones Betancourt declaró, a su vez, que no era política de Televisa comprar videos a particulares y negó que se haya utilizado el videograma, ya que recibieron muchas imágenes obsequiadas por diversas personas y empresas Manuel Gutiérrez Santa Cruz niega que haya dejado el videograma en manos de Televisa y señala que, al no haber arreglo económico, se llevó su material, por lo que ignora la forma en que Televisa tuvo acceso a las imágenes filmadas, lo que considera materia de investigación Según los dictámenes periciales realizados por la Dirección General Adjunta Regional “A” especialista en delitos de Propiedad Intelectual de la PGR, el videograma “22 de abril en Guadalajara” fue difundido ampliamente por Televisa y su filial Televisora de Occidente El 3 de mayo de 1992, por ejemplo, las imágenes fueron transmitidas de las 22:00 a las 23:00 horas en el programa “60 minutos”, bajo la conducción de José Jaime Maussán y del reportero Jorge López Castañeda El dictamen pericial detalla: En el contenido de dicho programa se pudieron identificar, en orden de aparición, las imágenes objeto del dictamen (contenidas en el videograma remitido como original), mismas que son señaladas con número consecutivo, para mayor ilustración al presente análisis, imágenes que corresponden a los números: 1819, 22 a 30, 32; posteriormente se observan comentarios respecto a las imágenes antes enumeradas… Cabe hacer mención que al principio y al final del contenido del video sujeto a estudio se observó la leyenda: “Derechos reservados de Televisa, SA de CV”, sin poder determinar si dicha leyenda es propia y original o no, de la programación transmitida y grabada en video objeto de análisis Las imágenes contenidas en el videograma también se difundieron en varios programas del canal 4 de Guadalajara: el 26 de abril de 1998 en “Foro al Tanto”, conducido y producido por José Antonio Fernández; el 22 y 23 de abril de 1999, en “Buenos Días”, “Antena 5” y “Guadalajara en la Semana”, transmitido el 22 de abril del 2001 Según el dictamen pericial, en todos estos programas “se difundieron parcialmente las imágenes protegidas” El 3 de enero de 1993, las imágenes de la explosión también pasaron en el programa “Lo mejor de 60 minutos” Sin embargo, los peritos concluyeron que si bien es cierto que existe una reproducción parcial del videograma remitido como original, en los videos remitidos como cuestionados, se concluye que dada la naturaleza y contenido de estos últimos, no se afecta el derecho patrimonial del titular de los derechos autorales, toda vez que la ley en la materia establece: no constituyen violaciones a los derechos autorales de artistas interpretes o ejecutantes, o productores de fonogramas de videogramas u organismos de radiodifusión la utilización de sus actuaciones… cuando se trate de breves fragmentos utilizados en informaciones sobre sucesos de actualidad Gutiérrez Santa Cruz afirma que, en este caso, existe una “interpretación torcida de la ley” por parte de los peritos de la PGR, Mario García Corona y David Báez Jiménez, ya que el peritaje debe tomar en cuenta lo dispuesto por el artículo 148 de la Ley Federal de Derechos de Autor, el cual establece que para que opere la limitación de derechos patrimoniales deben actualizarse los siguientes supuestos: que se trata de una obra divulgada, que no se afecte la explotación normal de la obra, se cite invariablemente la fuente y que no se altere la obra “En este caso –explica el afectado – la obra no estaba divulgada, afectaron la explotación al ser difundida a través de la televisión a nivel nacional e internacional, no citaron la fuente y alteraron el contenido de la obra En resumen, el uso de las imágenes no fue con fines privados o personales: Televisa explotó el videgrama con fines de lucro” Ante las inconsistencias del peritaje, Gutiérrez Santa Cruz solicitó una ampliación del mismo, en el que se reconoce que “sí existe una desincorporación del sonido original y se incorporaron otros sonidos distintos al audio inicial y los logotipos de Televisa sobre las imágenes protegidas En una segunda ampliación, los peritos concluyen que no hay afectación de derechos patrimoniales, pero sí se afectan –sostienen–los derechos morales del titular, debido a que en los videogramas remitidos no se hace mención a la autoría de las imágenes protegidas Gutiérrez Santa Cruz solicitó a la PGR una tercera ampliación del peritaje, pero le fue negada, por lo que el 19 de agosto del 2003 interpuso un recurso de amparo en el que pide que se cite a declarar a Emilio Azcárraga Jean, se ordenen los cateos contra Televisa y Televisión de Occidente –acordados en la averiguación-- con el fin de recuperar las copias ilícitas del videograma que la televisora plagió y difundió, y se efectúe una tercera ampliación del peritaje

Comentarios