Sorpresiva renuncia de Edwards deja el camino libre a Kerry

miércoles, 3 de marzo de 2004
* Éste se convierte en virtual candidato presidencial demócrata * Lleva la mayoría en las primarias de 9 estados * La nominación se hará oficial en julio; Bush lo felicita Washington, 2 de marzo (apro) - Virtualmente John Kerry el senador del estado de Massachusetts, se convirtió desde este 2 de marzo en el enemigo electoral del presidente George W Bush, luego de la sorpresiva renuncia de John Edwards a la contienda por la nominación presidencial del partido demócrata El inesperado retiro de Edwards se dio a justo a media sesión del cómputo de los votos en las 9 elecciones primarias y un caucus del famoso “supermartes” que se realizaron en 10 estados y como consecuencia de su derrota ante Kerry Al conocer los primeros resultados del “supermartes” con el triunfo de Kerry en Ohio, Maryland y Connecticut, funcionarios de la campaña de Edwards informaron a los medios de comunicación que su candidato se retiraría de la lucha por el banderín presidencial demócrata Pese a que oficialmente Kerry será nombrado candidato presidencial de los demócratas hasta que se realice la Convención Nacional del partido, del 26 al 29 de julio en Boston, Massachusetts, el presidente Bush, en un acto de mera cortesía electoral, de inmediato llamó por teléfono al que será su contendiente en la elección presidencial del martes 2 de noviembre, para felicitarlo por su nominación extraoficial Será hasta este miércoles 3 de marzo en Carolina del Norte, estado al que representa en el Congreso federal estadunidense, cuando Edwards haga oficial su salida de la contienda electoral en el partido demócrata, hecho que de inmediato se tomó como una excelente noticia para Kerry, quien ahora podrá con mayor facilidad dedicarse a criticar el récord presidencial de Bush "Este proceso electoral nos ha demostrado que Bush es un hombre que no está en contacto con lo que verdaderamente interesa a los estadunidenses, por eso debemos seguir hasta el final y sacarlo de la Casa Blanca el martes 2 de noviembre", declaró Edwards a sus seguidores en el estado de Georgia antes de que se cerraran las casillas de elección en la entidad En su discurso Edwards evitó hacer oficial su retiro, pero con sus palabras dio a entender que le dejaba limpio el camino a Kerry para que peleara con Bush la presidencia del país Con esta noticia, los dirigentes del partido demócrata echaron a andar inmediatamente una campaña de convencimiento sobre Edwards Al senador de Carolina del Norte los demócratas lo quieren como compañero de fórmula de Kerry, quien, se estima, unas semanas antes de la Convención Nacional Demócrata, anunciaría su elección por Edwards para candidato a la Vicepresidencia de Estados Unidos De acuerdo con la última encuesta de la cadena de televisión CBS, si las elecciones presidenciales se realizaran en este momento, la dupla Kerry-Edwards se apoderaría de la Presidencia y Vicepresidencia con un 50 por ciento del total de los votos, dejando como perdedores a Bush y a Dick Cheney, quienes obtendrían solamente el 42 por ciento de los sufragios Los expertos en materia electoral consideran a Edwards como el más viable compañero de fórmula que Kerry puede conseguir en este momento si desea derrotar a Bush y a Cheney, tomando en cuenta el carisma del legislador de Carolina del Norte, su talento como orador y su potencial atractivo del voto de los estadunidenses de los estados del sur, a quienes los republicanos consideran como entidades ya garantizadas para sus candidatos Con la renuncia de Edwards ya son irrelevantes los resultados de las 9 primarias y el caucus del “supermartes”, así como la campaña electoral de Dennis Kucinich y de Al Sharpton, quienes no tienen ninguna posibilidad de ganar la nominación presidencial demócrata De los 10 estados en juego de este “supermartes” 2 de marzo, a Kerry se le adjudicarían las victorias en Ohio, Maryland, Connecticut, Massachusetts, California, Rhode Island, Nueva York y Minnesota, dejándole a Edwards, Georgia, y Vermont a Howard Dean, que sin ser ya aspirante a la nominación demócrata ganó en su estado natal Para ganar la nominación presidencial demócrata se requieren 2,162 delegados electorales, había 151 en juego en las 9 primarias y caucus del “supermartes” cuya mayoría se irán a las arcas de Kerry que antes de la jornada ya tenia 701 contra sólo 205 de Edwards

Comentarios