Ajuste cuentas, asesinato del exdelegado de la PGR en Veracruz

viernes, 5 de marzo de 2004
* Autoridades de Jalisco desconocen el móvil * La víctima enfrentó cargos por delitos contra la salud y crimen organizado Guadalajara, Jal , 4 de marzo (apro)- El asesinato aquí la tarde de ayer del exsubdelegado de la Procuraduría General de la República en Veracruz, Carlos Eduardo Silva Urrutia, "El Pantera", fue un ajuste de cuentas, informó hoy el procurador de Justicia de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez "Definitivamente es un ajuste de cuentas", afirmó hoy Solís Gómez, quien aclaró que se hará una investigación a fondo para conocer bien la situación jurídica de Carlos Eduardo Silva, de 47 años, quien ya había estado detenido por delitos contra la salud y crimen organizado, pero se desconocen detalles de su preliberación Al menos tres sujetos tirotearon a Silva Urrutia, excomandante de la PGR en aquella entidad, en el interior de una farmacia, a la cual había acudido minutos antes junto con su chofer y escolta José Salomé Valadez Romero, de 37 años de edad, quien también recibió varios tiros, pero logró sobrevivir Carlos Eduardo había llegado a la farmacia ubicada en la esquina de las calles Conchitas y Perla, al suroeste de esta ciudad, en el municipio de Zapopan Cuando el exfuncionario de la PGR entregó la receta y una empleada fue hacia los estantes para surtirla, dos o tres individuos que iban tras él, dispararon a quemarropa contra él y su ayudante El primero recibió cinco disparos y el segundo, uno en el abdomen y otro en el brazo Los agresores huyeron, según otros empleados, a bordo de dos vehículos, un Grand Marquís negro y un Jetta color vino El auto en que habían llegado las dos víctimas, un Jetta rojo placas 517-NFA del Distrito Federal, quedó estacionado afuera del establecimiento

Comentarios