"Estamos en el lodazal por algo que nosotros no hicimos"

domingo, 7 de marzo de 2004
El director de operaciones de El Independiente, Raymundo Rivapalacio, exige un juicio periodístico y no uno moral hacia el diario propiedad de Carlos Ahumada, y dice que Javier Solórzano "desertó" de la dirección del periódico "Yo no soy una rata, no abandono los barcos" En fuga, tras de sí una estela de descrédito y cabeza de un operativo de presunta corrupción a funcionarios y políticos, que apenas asoma, el empresario Carlos Ahumada abandonó, también, el periódico El Independiente Raymundo Rivapalacio, director de operaciones y la única cabeza en el diario ante la renuncia de su director general, Javier Solórzano, y la huida de Ahumada, aceptó: "Por supuesto que no nos gusta lo que está pasando No nos gusta porque estamos en el lodazal por algo que nosotros no hicimos" Respecto de su afirmación a Proceso, hace nueve meses, de que reporteó el pasado y presente de Ahumada y no encontró nada que pudiera dañar a El Independiente, reconoció: "Fue muy mala mi investigación, pero estoy igual que 103 millones de mexicanos, o ¿quién sabía del video de Bejarano?" Sin embargo, Rivapalacio aclara que hasta el momento no encuentra "una razón válida para renunciar al diario" y que "no puede atacar a priori a Ahumada, cuando no ha sido juzgado por la ley" -¿Qué ha pasado con Ahumada en este lance de El Independiente? -Antes del miércoles (día que estalla el escándalo del video entre Ahumada y el perredista René Bejarano), no había hablado con él desde hace unos 15 días -¿Siempre estuvo muy alejado del diario? -Siempre, siempre -¿Y eso les parecía bien? -Llegamos a bromear Javier Solórzano y yo que era una paradoja: qué bien que esté tan alejado, pero qué mal que esté tan alejado Qué bien, porque realmente se mantuvo una autonomía editorial, pero qué mal, porque ojalá hubiera tenido un poco más de pasión por el periódico como la tiene por el futbol, porque de esa manera hubiéramos podido avanzar en varios proyectos que están detenidos -¿Hablaste con él sobre lo que está ocurriendo? -Hemos hablado unas tres o cuatro veces Me agradeció que no me hubiera ido y me pidió que por favor le externara a la gente del periódico su reconocimiento por haber aguantado, y no me dijo nada diferente a lo que declaró en Televisa -¿No hay molestia, indignación en el diario con Ahumada? -Por supuesto que no nos gusta lo que está pasando, a nadie nos gusta, pero tenemos que hacer una separación de cosas No nos gusta porque estamos en el lodazal por algo que nosotros no hicimos "Nos ha costado mucho el esfuerzo editorial, porque tenemos facturas abiertas con muchos medios, hay un hostigamiento continuo, editoriales, comentarios, intentos de cortarnos circulación, y no me extraña, ni me asusto, así son las guerras comerciales, así es este negocio "Con mucho esfuerzo, poco a poco nos vamos ganando un derecho de piso, y de repente se nos desubica con algo que no tiene que ver con el periódico Por supuesto que hay enorme molestia Por supuesto que nadie aprueba este tipo de acciones, pero para mí en este momento se trata de una guerra política que no nos compete porque no somos actores, lo que sí ocurre es que estamos alrededor del campo del estadio donde se da la guerra política y toda la sangre que sale de este conflicto nos está salpicando, pero tenemos que separar" -¿Se puede separar el escándalo político y de corrupción cuando el principal involucrado es presidente de El Independiente? -Claro que se puede separar en este momento, porque a Carlos Ahumada la autoridad, hasta este momento -las 14 horas del viernes 5-, ha dicho que no lo están investigando a él, sino a sus empresas, y lo que existe es un citatorio de presentación y no hay nada, hasta este instante, que nos permita hacer otro tipo de evaluación -¿No es suficiente el video en que se le ve entregando fajos de billetes, no se sabe si por extorsión o chantaje? -Es que nosotros tampoco sabemos -Esas imágenes, sus relaciones con funcionarios y partidos políticos negociando obras públicas, ¿no son suficientes? -Hay un Carlos Ahumada empresario y vinculado a campañas políticas y un Carlos Ahumada presidente de El Independiente, que se ha portado con un enorme respeto a la parte editorial ¿Esto va a cambiar al rato, mañana, la próxima semana? No lo sé, no lo sabemos "Si la autoridad considera que un delito contra Ahumada procede, en ese momento es otra evaluación la que hay que hacer Que no nos gusta lo que está ocurriendo, no nos gusta, pero hay situaciones más graves en otros medios Yo no entiendo por qué en México la vida de un empresario tiene que contaminar a otras empresas que no están metidas en esa parte "Si la autoridad estuviera considerando un delito contra Ahumada, la conversación que estamos teniendo sería totalmente diferente y hasta este instante no se ha fincado delito, ni en el caso del Niño Verde ni en el caso del secretario de finanzas que apuesta en Las Vegas ni en el de Carlos Ahumada Por eso hay que deslindar "Qué mejor cabeza sería para ustedes que yo atacara a priori a Carlos Ahumada, pero yo no puedo juzgar a una persona que no ha sido juzgada por la ley y a una persona que está siendo juzgada mediáticamente" -¿Es viable El Independiente con Ahumada como su presidente, a partir de ahora? -A partir de ahora, no ha cambiado nada con relación a ayer Si hubiera un cambio significativo en el statu quo de hoy, tú me hablas por teléfono y yo te respondo, pero yo no juzgo a priori Si hay un empresario que tiene un problema financiero, yo no juzgo a su empresa periodística Yo creo que hay que juzgar a El Independiente por los hechos, por lo que publicamos el jueves y hoy viernes Podemos ser deficientes, pero no ocultamos nada En ese momento, Rivapalacio cuestionó a este reportero: "¿Por qué Proceso no publicó nada sobre el asunto de la industria azucarera? Porque Julio Scherer Ibarra aparecía ahí" -Proceso sí se ocupó del conflicto azucarero -No, no pasaron por ahí ¿Por qué no publicaron la entrevista con Eko? (el caricaturista que fue despedido de El Independiente por publicar una historieta en que insultaba a Marta Sahagún) -Pedí una entrevista contigo y no me tomaste la llamada -¿Para qué? Si tenías al personaje central -No me tomaste la llamada y no teníamos la historia completa -No la publicaron porque no era condenatoria a El Independiente ¿Cuántas historias no han publicado completas? ¿Por qué no escriben un reportaje sobre cómo hemos sido hostigados durante cinco meses? ¿Por qué no sobre la campaña que hay contra el diario, cuando dicen que ya renuncié, que nos peleamos con Ahumada, que me dio un infarto, que tengo diabetes? Yo te pregunto: ¿De qué estamos hablando? -Estamos hablando de Carlos Ahumada, presidente de El Independiente -Estamos hablando de un enjuiciamiento al periódico, de que Ahumada es presidente del periódico ¿Y qué te parece que Julio Scherer fue ayer con Andrés Manuel López Obrador a sugerirle que declarara una crisis de gabinete? ¿Cuál es el papel de los medios? ¿El de asesor de políticos? En este medio no hay gente pura, y quien se sienta puro está equivocado Todos tenemos cosas Todos hemos cometido errores y de una u otra manera hemos patinado (Ver recuadro) -En serio, ¿no daña al periódico un personaje con el historial y presente de Ahumada? -Daña la imagen -¿Y la imagen, la credibilidad, no es básica en un periódico? -Por supuesto que es importante la credibilidad Háganos un examen exhaustivo, háganos la prueba del ácido sobre nuestro trabajo informativo, sobre el tratamiento periodístico que le hemos dado a este episodio y hagan un juicio periodístico y no moral No es un asunto del bien y el mal Juzguen nuestra primera plana del jueves y no es distinta a la que publicamos del Niño Verde ni distinta a la cobertura sobre Vamos México -¿Podrá seguir así El Independiente, con Ahumada al frente? -No tengo la más mínima idea de lo que va a ocurrir Es absolutamente incierto lo que vaya a pasar Conforme vaya avanzado esto, nosotros, como periodistas, como un colectivo, evaluaremos y tomaremos una decisión, porque no es una decisión única, no es mía, yo no soy una rata, no abandono los barcos -¿No es hora de irse? -Mientras no veamos una definición jurídica, no debemos tomar una decisión a priori, pero que quede claro: a nadie nos gusta lo que está pasando Solórzano desertó Contó Raymundo Rivapalacio el difícil día miércoles 3 de marzo "Me ocurrió como cuando sales con todo el ánimo en el sexto round y de repente se te aparece un puño, te tumban a la lona y te levantas todo grogui" Narró que llegó a la redacción a las 11 horas y que encontró "indignación, mucha indignación, impotencia y desilusión" contra Ahumada, y que les advirtió a los reporteros que se habían concentrado en el diario que sería "un día terrible", pero que lo único que podían hacer, "por lo pronto, era lo que sabían: hacer periodismo" Rivapalacio declaró que Javier Solórzano le comentó, al mediodía de ese miércoles, que pensaba renunciar y que él le dijo que sería un error, que le recomendaba esperar a que las cosas se calmaran y que luego se fuera, que no era una bronca de ellos Sin embargo, contó que Solórzano se retiró a las 17:45 del diario y que unos minutos antes de las 18 horas, que es el horario en que comienza el noticiario que conduce en la W, le hizo llegar su renuncia, que pedía se publicara en el espacio que correspondía a su artículo semanal De acuerdo con la versión de Rivapalacio, éste pensó que regresando de su noticiario lo convencería de no irse, pero que minutos después se enteraría que Solórzano leía su renuncia en la radio "Se trató de una renuncia original Renunció hacia afuera, pero no hacia adentro, y lo que encontré en la redacción fue un ambiente de linchamiento contra él, la redacción se sentía muy lastimada, me platicaron de los golpes que daban en los escritorios mientras escuchaban la renuncia de Javier, querían que lo incineráramos y yo lo que les dije es que teníamos que ser elegantes, que Javier era un buen tipo, pero que no estaba fogueado para estas situaciones y que se había espantado, y no quise usar en ese momento la palabra cobardía, no quise sumarme al coro de la redacción "Los compañeros planteaban que a Solórzano se le había regalado un cargo sin haber participado en nada, ni en el diseño editorial ni en la hechura del diario y que la única exclusiva que pudo haber aportado al diario era la del Niño Verde chamaqueado, que estaba dos o tres horas por la mañana en el diario preparando su noticiario y que no se valía que ahora saliera erigiéndose como si hubiera pagado el derecho de piso en este medio" Siguió Rivapalacio: "Después de que dejó su renuncia y la hizo pública por la radio, "yo esperaba, por lo menos, me hablara por teléfono, que viniera al diario y enfrentara a la gente que le había expresado un enorme cariño, pero no vino, no habló y seguramente no me va a hablar" Posteriormente, Rivapalacio dijo que "en todas las guerras hay bajas y la de Javier no fue baja, fue una deserción Más allá de qué papel tenía en el periódico en el que aparecía como capitán del barco, el capitán de un barco cuando ve el primer iceberg no empieza a remar para atrás Él no cayó en la guerra Él se fue Hasta esa exclusiva nos quitó Se la dio a él mismo Con él perdimos hasta en el último momento" Proceso buscó una entrevista con Solórzano Su asistente Jorge Israel Hernández respondió que el exdirector de El Independiente agradecía la petición, pero que no deseaba agregar más a lo establecido en su carta de renuncia

Comentarios