Haití: la crisis calculada

domingo, 7 de marzo de 2004
La crisis en Haití –que llevó a la salida del país del presidente Jean Bertrand Aristide— fue producto de “una estrategia bien escalonada que, vista en perspectiva, es demasiado perfecta para ser casual”, dice Ana Celia Pérez Charles, embajadora de México en Haití, a Proceso en su edición de este domingo 7 de marzo Dicha estrategia contó con el apoyo de, al menos, sectores de Estados Unidos, cuyo gobierno nunca simpatizó con Aristide y la comunidad internacional no hizo esfuerzos suficientes por encontrar una salida a tiempo de la crisis haitiana; al final, abandonó al presidente Aristide La diplomática de carrera de 57 años, exdirectora para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores y con experiencia diplomática en cinco países de tres continentes, hace un análisis de la situación haitiana La salida de Aristide “no necesariamente resuelve la crisis en ese país Los problemas persisten y son muy profundos: Una crisis humanitaria que está matando de hambre a la población, una crisis social que tiene una agenda pendiente de siglos, una crisis política por falta de liderazgos, que va provocar el surgimiento de muchas cabezas y una rebatinga por espacios de poder; y una crisis militar con la presencia de grupos armados”, cuyo desmantelamiento “será la principal tarea del nuevo gobierno provisional”, dice en la entrevista que publica Proceso en su edición que circula a partir de este domingo 7 de marzo

Comentarios