Musulmanes en Chiapas se radicalizan

sábado, 10 de abril de 2004
Islamitas moderados señalan al grupo que encabeza el español Aureliano Pérez Orihuela San Cristóbal de las Casas, Chis , 10 de abril (apro)- Un grupo de indígenas musulmanes “moderados” desertó de la Misión para el Dawa, que dirige el español Aureliano Pérez Orihuela, y acusó a los seguidores de éste de “desviarse” de los fundamentos sagrados del Islam, al imponer penas rigurosas a sus feligreses; “se ven muy radicales”, observaron El tzotzil Juan Gómez Gómez, ahora conocido como Yahya y quien forma parte de un grupo moderado de seguidores del Islam, señaló que los musulmanes que encabeza Pérez Orihuela “representan un riesgo, porque se han alejado de la verdadera palabra de Dios” Miembro de uno de los dos grupos indígenas musulmanes que existen en Chiapas, Yahya denunció que los integrantes de la Misión para el Dawa, organización que encabeza el español y que pertenece a la rama de los sufis, enseñan “el Islam de una manera muy rigurosa” Y pese a que desconoce que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre “un foco rojo” frente a la intolerancia hacia los indígenas musulmanes, Yahya considera que su grupo no es violento, pero que “hay otros musulmanes que son más radicales “Ojalá que Dios les guíe, que les apoye más porque hay algunos dirigentes que quieren extraviar a la gente, hacer la religión en su propia cuenta, no como lo ha dicho el profeta Muhammad”, detalla el indígena, quien fue entrevistado en la colonia Molino de los Arcos Gómez Gómez fue expulsado en 1974 por los caciques tradicionalistas del municipio de San Juan Chamula, a unos 12 kilómetros de San Cristóbal, por pertenecer a la religión evangélica Hace siete años conoció el Islam que les trajo Aureliano La explotación Recuerda que estuvo dos años y medio en la organización que encabeza un grupo de españoles en la ciudad San Cristóbal, porque no permitían que algún miembro de su familia estuviera en otra religión; querían prohibirle que acudiera a una escuela de gobierno; no aceptaban que tuviera su propio trabajo; en síntesis, “era una especie de explotación lo que nos querían hacer “Un hermano que desertó trabajó cinco años en una panadería de los españoles pero nunca le pagaron; además quieren que a la fuerza vayas a trabajar en sus negocios Sólo pretenden establecer el Islam a su modo, no practican lo que dice el Corán”, indicó “Cuando empecé a ser musulmán tenía 20 años, pero sólo dos años y medio estuve con Aureliano, porque ellos quieren establecer una comunidad islámica al modo de ellos, no al modo del profeta Muhammad Eso me dí cuenta al conocer a otros musulmanes”, apuntó “Nosotros vivimos en esta comunidad (Molino de los Arcos), pero nos decían ‘sálganse de esa comunidad’, querían que nos juntáramos en un grupo, nos decían que nuestras tierras no valen nada, que los niños no entraran a la escuela del gobierno”, rememoró Su esposa Rahma (Josefina Jiménez Hernández) y sus hijos Abraham y Muhammad son parte de los 30 musulmanes que viven en Molino de los Arcos “Acá nos ha respetado la gente y nosotros también respetamos a los que son de otras religiones, estamos en paz”, afirma En su colonia hay una mezquita para realizar las oraciones (Salat) El Islam es una religión monoteísta Tiene sus inicios en el 600 después de Cristo, con el profeta Muhammad (o Mahoma) Molino de los Arcos es una comunidad formada hace años mediante una invasión, y sus pobladores han sido señalados por ecologistas de vender ilegalmente madera El indígena puntualizó que el gobierno federal debe informar, a la sociedad y a los medios, la calidad migratoria o la situación legal del grupo de españoles musulmanes que viven en San Cristóbal, pues no se sabe si cuentan con los permisos para realizar cultos Por ello, pidió a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Secretaría de Gobernación (SG) una amplia investigación para determinar lo conducente “Y si es necesario, que los expulsen”, dijo La Iglesia católica ha ido más allá, y les ha acusado de ser un “foco rojo”Sin embargo, el obispo de la diócesis de San Cristóbal, Felipe Arizmendi, dice que “no hay datos para acusarlos de terroristas, pero Gobernación debe explicar su situación legal en el país” En el periférico Norte 8 de esta ciudad, funciona desde hace dos años el Centro de Convivencia y Desarrollo Social para los Musulmanes Ahí se lee en uno de los muros: “El Islam es el mensaje último, completo y definitivo para todos los hombres y mujeres, para todos los pueblos, para todas las razas y para todos los tiempos hasta el fin de este mundo”

Comentarios