Obispos rechazan la píldora del día después

sábado, 10 de abril de 2004
* Entre ellos, Juan Sandoval Iñiguez Guadalajara, Jal , 9 de abril (apro)- En una enérgica carta pastoral, más de una decena de obispos de la Región Occidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, rechazan el uso de la "píldora postcoital" o de "un día después", porque, aunque admiten que puede no ser abortiva, bastaría con que fuera sólo anticonceptiva para que se prohíba su uso La carta, signada por el arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez, sus cuatro obispos auxiliares y el administrador de la diócesis de Autlán, entre otros, señala que no sólo el uso de la pastilla, sino su elaboración, promoción y la misma legislación que la aprueba, son actos inmorales "porque busca por un camino equivocado, resolver problemas reales que requieren soluciones éticas y morales, no destructivas e injustas contra la mujer y la vida de su hijo A la larga, creará mayores problemas que los que pretende resolver" Los prelados dicen en su exhortación que la Norma Oficial Mexicana (NOM), como no especifica todos los diversos efectos secundarios negativos que produce en la biología de la mujer cuando la consume, está "promoviendo una forma de violencia contra las mujeres" y que al ofrecerla también a las adolescentes se "refuerza un ejercicio indiscriminado e irresponsable de la sexualidad", lo cual aumenta el riesgo de contraer enfermedades sexualmente transmitidas y "se desvaloriza la vocación a la vida matrimonial y familiar" Reiteran que la reforma a la NOM provocará más irresponsabilidad en el ejercicio de la sexualidad fuera del contexto matrimonial, “del amor responsable y de la vida que tanto afecta a la familia”, sobre todo a los adolescentes y jóvenes "Por consiguiente, nos parece que tanto a la luz de la razón, como a la luz de la fe, nos hacen ver la necesidad de oponernos y de rechazar la fabricación, promoción, venta y uso de este falso medicamento que no sólo trae consecuencias malas a quien lo consume, sino que además, incentiva el ejercicio inmaduro e irresponsable de la sexualidad", agregan Previamente, los pastores católicos señalan que la ingestión de la "píldora postcoital" puede provocar que se evite: la liberación del óvulo actuando como antiovulatorias; que impida que el óvulo liberado sea fecundado, y entonces actúa como anticonceptiva; y que impida la implantación del óvulo fecundado en el útero, ya que actúa como abortiva, "al provocar la muerte por desprendimiento de un embrión ya fecundado, es decir, de un ser humano" Refiere la amplia carta pastoral dividida en 24 puntos, que bajo tales circunstancias, sobre todo en la última, se comete un crimen abominable, "verdadero asesinato que viene agravado por la especial situación por la debilidad e inocencia del embrión, negándole el derecho a al vida que es reconocido y protegido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos Esto debe ser claramente denunciado y todos, articuladamente los padres de familia tienen la responsabilidad de defender la vida en todo momento y circunstancia” Luego exhortan a las mujeres de la Región Pastoral de Occidente "a no hacerse daño a sí mismas, recurriendo a este método injusto y moralmente ilícito Su cuerpo es templo del Espíritu Santo", dicen "Con esta carta queremos dejar claro que nuestra opción es por el matrimonio, la familia, y la vida; por una Patria sana y fortalecida en valores perennes e inquebrantables Nuestra opción es por la mujer, por una mujer verdaderamente libre, suficientemente informada y formada en su conciencia; por el hombre amigo y compañero de su vida", señalan Concluyen con una invitación a todos los creyentes para que se organicen permanente y creativamente, con “espíritu generoso dispuesto al sacrificio, incluso de no ser simpáticos a los ojos del mundo", para defender la vida con iniciativas de todo tipo y en todos los niveles Firman, además del cardenal Sandoval y sus obispos auxiliares, Miguel Romano, José Trinidad González, Rafael Martínez y José María de la Torre, el obispo de Aguascalientes, Ramón Godínez Flores; el de Ciudad Guzmán, Braulio Rafael León Villegas; José Antonio Pérez Sánchez, de El Nayar; Alfonso Humberto Robles Cota, de Tepic; Javier Navarro, de San Juan de los Lagos; Fernando Mario Chávez Ruvalcaba, de Zacatecas; y el administrador diocesano de Autlán, Heliodoro Michel Peña

Comentarios