La frontera del futuro

domingo, 11 de abril de 2004
A partir de la amenaza del terrorismo, Estados Unidos replanteó su concepto de seguridad fronteriza Ésta "comienza mucho más allá de los linderos físicos que definen el territorio nacional soberano", escribe Tom Ridge, secretario de Seguridad Interna Lo hace en un largo artículo en el que esboza cómo debe funcionar, desde la visión del gobierno estadunidense, la frontera que comparte con México El artículo de Ridge será publicado por la revista Foreign Affairs en español en su edición de abril-junio, que empezará a circular esta semana Con su autorización, Proceso reproduce fragmentos fundamentales de dicho artículo Los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 alteraron la forma en que los estadunidenses ven el mundo Nuestros ojos se abrieron a la verdadera naturaleza de la amenaza que se cierne sobre nuestra sociedad Pero no consideramos que la amenaza terrorista esté dirigida contra una sola nación Ciudadanos de más de 80 naciones murieron en esa fecha De hecho, fue un asalto contra todas las democracias, las culturas y contra la economía global en la que todos participamos () Los terroristas pretenden destruir los valores esenciales que propugnamos Y por eso Estados Unidos y México unen esfuerzos contra esa amenaza Cada uno de nosotros tiene una patria que proteger Un ataque a uno afecta la seguridad y la economía del otro Por tanto, la seguridad de la patria debe ser una responsabilidad colectiva y un esfuerzo de colaboración, fincado en asociaciones fuertes dentro de Estados Unidos y con nuestros amigos del extranjero Estados Unidos y México comparten más que una frontera; compartimos la misión de garantizar nuestras libertades y proteger a nuestros ciudadanos contra los terroristas y otros infractores que dañan y se aprovechan de gente inocente Compartimos una clara visión de prosperidad y seguridad, de democracia y mercados abiertos Entendemos con precisión lo que está en juego () Colaborando como socios y amigos, Estados Unidos y México pueden detener el avance del terrorismo, que es el mayor desafío de nuestros tiempos () Debemos construir barreras contra los terroristas sin quemar los puentes de nuestra comunidad global del siglo XXI Si ahogamos el libre tránsito de bienes y personas por las fronteras, los terroristas habrán alcanzado una de sus metas más acariciadas: la destrucción de nuestra economía y de nuestra forma de vida Sin duda, se necesitaba una estrategia nueva y de amplio espectro para contrarrestar la amenaza () Nuestra solución fue crear el Departamento de Seguridad Interna, que este marzo cumplió un año La "frontera inteligente" México es nuestro mayor socio comercial, y nuestra frontera común de 3 mil 152 kilómetros es la más transitada del mundo () Con la amenaza que representa el terrorismo internacional a esta economía del siglo XXI, nuestro departamento se ha propuesto reevaluar el concepto de "frontera" Creemos que la seguridad fronteriza comienza mucho más allá de los linderos físicos que definen el territorio nacional soberano La seguridad de la frontera, más bien, abarca una continuidad de transacciones e interacciones terrestres, marítimas y aéreas No tiene lugar sólo en una línea definida en el mapa, sino a través de millones de líneas de información en una computadora y de millones de decisiones humanas diarias La frontera del futuro quedará protegida mediante la cooperación internacional para elevar la participación de información de inteligencia y contrarrestar con más eficiencia las amenazas planteadas por el terrorismo, la delincuencia organizada, el tráfico de inmigrantes y narcóticos, las plagas y enfermedades agrícolas, y la destrucción o el despojo de recursos naturales Al mismo tiempo, esta "frontera inteligente" será cada vez más transparente para el tránsito eficiente de emigrantes y visitantes, así como para los negocios, vehículos y transportes de carga que cumplen con las disposiciones legales () Nuestro departamento colabora con México para establecer este mecanismo de gestión de la "frontera inteligente" Los acuerdos entre Estados Unidos y sus vecinos y los incentivos a la industria privada facilitarán que una previa selección generalizada del tráfico sea de bajo riesgo, lo cual permitirá que los funcionarios fronterizos manejen las dificultades potenciales y concentren mayor atención y recursos al tráfico de alto riesgo Las máquinas de inspección de alta tecnología y los mecanismos de rastreo elevarán la integridad de toda la cadena, desde el productor hasta el consumidor La información será compartida entre funcionarios y dependencias Y los individuos y cargamentos de bajo riesgo que hayan pasado por el mecanismo apropiado de registro y aprobación por adelantado cruzarán la frontera en forma expedita No tratamos de construir una "fortaleza estadunidense" con fronteras militarizadas que creen barreras a nuestros vecinos y socios internacionales La seguridad fronteriza no puede ser sólo una defensa lineal Debe contener un sistema que funcione "de fuera hacia adentro" mediante asociaciones globales efectivas que garanticen el movimiento seguro y eficiente de personas, vehículos y bienes en toda la cadena de abastecimiento: de los puntos extranjeros de origen a través de los puertos extranjeros de embarque y de ahí a Estados Unidos a través de nuestra zona marítima exclusiva, de nuestras fronteras físicas y hacia nuestros centros neurálgicos Uno de nuestros éxitos señeros en este esfuerzo ha sido la Iniciativa de Seguridad de Contenedores (CSI, por sus siglas en inglés) Conforme a la CSI, inspectores aduaneros y de protección fronteriza estadunidenses están asignados en Rotterdam, Singapur, Hong Kong y otros 14 puertos internacionales de gran volumen, donde colaboran con sus homólogos extranjeros en la inspección y control de los casi 20 mil contenedores de carga que arriban todos los días a Estados Unidos () Tenemos la intención de expandir y mejorar la CSI hacia muchos más puertos de tráfico en los meses venideros, entre ellos, algunos en América Central y del Sur () El gobierno estadunidense ha establecido acuerdos fronterizos con Canadá y México El acuerdo Estados Unidos-México consta de 22 puntos La intención común de este acuerdo es construir "fronteras inteligentes" mediante la acción concertada y enfocada en tres áreas: 1) Crear y sostener una infraestructura que mantenga el ritmo de los viajes y el comercio; 2) garantizar el tránsito seguro de personas, y 3) garantizar el tráfico seguro de bienes En cooperación con el gobierno mexicano, el Departamento de Seguridad Interna ha instaurado sistemas de inspección que no violan la vida privada de los pasajeros en las vías férreas transfronterizas ni en los puertos de entrada de alto volumen Hemos emplazado sistemas tecnológicos para aumentar la seguridad en todos los puntos de la cadena de abastecimiento Hemos expandido nuestras asociaciones con el sector privado para incrementar la seguridad de los embarques comerciales Y hemos elevado el intercambio de información sobre las exportaciones para hacer expedito el tráfico seguro de bienes Así mismo, el tránsito seguro de personas a través de la frontera Estados Unidos-México sigue siendo una prioridad Cooperamos con México en la identificación de los individuos que constituyen amenazas a nuestra seguridad antes de que lleguen a Estados Unidos Además, hemos desarrollado y puesto en marcha sistemas tecnológicos en los puertos de entrada para agilizar el tránsito de viajeros bona fide Hemos armonizado horas de operación en los puertos de entrada en la frontera para satisfacer las necesidades legítimas de viaje en las comunidades fronterizas También hemos coordinado nuestros esfuerzos para desalentar el tráfico de nacionales de terceros países y establecer un Sistema Avanzado de Intercambio de Información de Pasajeros entre México y Estados Unidos Aguja en el pajar Ante la rapidez con que se incrementa el movimiento de personas y bienes por nuestra frontera sur, Estados Unidos y México no pueden darse el lujo de examinar minuciosamente a cada persona y embarque Es un tipo de proceder oneroso e inseguro, como buscar la proverbial aguja en el pajar al revisar cada tallo de paja En cambio, utilizando técnicas probadas de gestión de riesgos, identificamos y procesamos de manera expedita la vasta mayoría de viajeros y embarques legítimos y concentramos nuestros esfuerzos en el pequeño porcentaje restante: las personas y embarques que representan un alto riesgo para la seguridad En consecuencia, buscamos incrementar el porcentaje de personas y bienes "previamente autorizados" antes de su llegada a la frontera El programa Comercio Libre y Seguro (FAST, por sus siglas en inglés) tiene el propósito de incrementar la seguridad del tráfico comercial de bienes a través de la frontera y de facilitar la prosperidad económica de ambos países Las compañías autorizadas a utilizar los carriles tipo FAST están de acuerdo en practicar inspecciones rigurosas de sus instalaciones, almacenes y empleados, así como en observar nuevos procedimientos de seguridad, como sellos especiales para los contenedores, que ayuden a mantener segura la integridad de la carga y reducir puntos vulnerables A cambio, las compañías participantes reciben un rápido procesamiento electrónico e inspecciones más breves, lo cual ahorra preciosos minutos en cada transacción En el programa FAST también se inscriben conductores calificados Ya hemos lanzado dos carriles FAST de prueba en los cruces fronterizos de El Paso y Laredo, en Texas Este año, expandiremos el programa FAST a cinco puertos terrestres de entrada adicionales: Pharr y Brownsville, en Texas; Caléxico y Mesa de Otay, en California, y Nogales, en Arizona Nuestra Red Electrónica Segura de Inspección Rápida de Viajeros (SENTRI, por sus siglas en inglés) es el mismo concepto aplicado a personas: un sistema exclusivo de tránsito de gente que aprovecha la tecnología para dar mayor seguridad al cruce de individuos Las personas que obtienen un registro previo en el programa pueden cruzar la frontera en estos carriles de tránsito exclusivo Por lo regular, quienes estén en la lista cruzan la frontera al cabo de pocos minutos en los dos puntos de entrada donde se ha instaurado el sistema: Mesa de Otay y El Paso Este año, estamos expandiendo el programa SENTRI a otros seis puertos terrestres de entrada: San Ysidro y Caléxico, en California; Nogales, en Arizona, y El Paso, Laredo y Brownsville, en Texas Además, hemos reducido de 180 a 90 días el tiempo del procesamiento para la inscripción en el programa y ampliamos de uno a dos años la participación de los inscritos También estamos mejorando el sistema SENTRI para que se acerque más al nivel del sistema NEXUS, más avanzado, que se aplica en la frontera entre Estados Unidos y Canadá Nos proponemos transferir a las personas inscritas en el SENTRI al sistema más moderno, sin ningún costo para el usuario Otra importante asociación comercial pública-privada es nuestra Sociedad Aduanera-Comercial contra el Terrorismo (C-TPAT, por sus siglas en inglés) En ella, la división de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) de nuestro departamento trabaja con determinada compañía para crear un "perfil" de seguridad Después ayudamos a que la empresa examine por sí misma su cadena completa de abastecimiento: importadores, transportistas, agentes Por supuesto, los terroristas no necesitan infiltrarse en una empresa para atacarnos Todo lo que tienen que hacer es abordar un avión o un barco, escondidos entre los millones de viajeros respetuosos de la ley que simplemente desean visitar a sus parientes o llegar a sus puestos de trabajo Nuestro sistema precursor US-VISIT funciona para detectar a esos pocos infractores de la ley () Este sistema está en operación en cerca de 130 aeropuertos y puertos marítimos en todo Estados Unidos Utiliza identificadores biométricos, como registros fotográficos y dactilares electrónicos, para atrapar a quienes tratan de entrar al país con documentos falsificados o con identidades ficticias, incluyendo hombres y mujeres que solicitan visas en las embajadas y consulados estadunidenses En poco más de dos meses, el sistema US-VISIT ya ha detenido a más de 150 infractores Esperamos llevar este sistema a los 50 puertos de entrada más concurridos de nuestras fronteras con Canadá y México hacia finales de 2005 Confío en que, al mantener las conversaciones con nuestros homólogos mexicanos, seremos capaces de establecer el sistema US-VISIT en nuestros puertos terrestres ()

Comentarios