La "virreina" de México

domingo, 11 de abril de 2004
Expresión de una cultura autoritaria y jerarquizada, en la que el uso del poder es un privilegio personal e individual, ha aparecido en México una especie de “virreina” que utiliza un enorme poder, tomado de manera “arbitraria e ilegítima”, con la pretensión de convertirse en la primera presidenta del país, dice la escritora e investigadora Sara Sefchovich al referirse a la primera dama Marta Sahagún, publica Proceso en su edición de este domingo 11 de abril En vísperas de la publicación de su libro Veinte preguntas ciudadanas a la mitad más visible de la Pareja Presidencial con todo y sus respuestas (también) ciudadanas, la investigadora de la UNAM aborda a través del protagonismo de la esposa del presidente Vicente Fox los temas de legitimidad, rendición de cuentas, el papel del Estado, la ley, las instituciones, lo público y lo privado, la justicia social, la democracia, la corrupción y los medios de comunicación Sefchovich, quien ha trabajado con el tema de la historia de las primeras damas en México desde hace tres décadas explica que más allá de lo superficial de la figura de Martha Sahagún, como lo son, las joyas y los vestidos, lo que pretende con su libro es darle prioridad al análisis y la crítica de lo que significa el surgimiento de un fenómeno tal Ese surgimiento es posible debido a las raíces autoritarias de la sociedad mexicana --donde el de arriba manda y los demás obedecen-- Martha Sahagún representa un atraso histórico porque se coloca totalmente fuera de las instituciones, sin ninguna transparencia, sin ningún mandato social, sin ninguna legitimidad y a nosotros como sociedad nos corresponde entender el fenómeno, tenerlo claro y ponerle freno, sentencia la investigadora en la entrevista que publica Proceso en su edición de este domingo 11 de abril

Comentarios