El dinero de Ahumada lo tiene Rosario, acusa Bejarano

martes, 13 de abril de 2004
* Robles le pidió recoger los recursos en oficinas del empresario, sostiene * Bernardo Gómez se ganó 2 mdd por darle crédito al PRD, afirma * La hija de Robles tendría en el banco arriba de 2 mdp México, D F, 12 de abril (apro)- Cobijado por su esposa, Dolores Padierna, y una de sus hijas, así como por un numeroso grupo de simpatizantes de la Corriente de Izquierda Democrática --una de las tribus más fuertes dentro del PRD--, René Bejarano lanzó los primeros misiles luego del linchamiento mediático del que, dijo, ha sido víctima durante poco más de un mes Apoyado en una investigación documental realizada por la productora independiente Canal 6 de Julio, que dirige Carlos Mendoza, y en estados de cuenta bancarios parciales, el expresidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del DF acusó directamente a Rosario Robles de haberle pedido que recogiera el dinero en las oficinas de Carlos Ahumada y, más aún, explicó que ese dinero se lo entregó personalmente en su casa de San Ángel La idea era, dijo, que ese dinero –450 mil pesos— se le entregaran a la entonces candidata a jefa delegacional en Álvaro Obregón, Leticia Robles, como apoyo para su campaña Ante un nutrido grupo de reporteros y poco más de una docena de cámaras de televisión, Bejarano, quien en todo momento dijo ser víctima de un complot, involucró, así mismo, al vicepresidente de la televisora de avenida Chapultepec, Bernardo Gómez, de quien dijo que recibió dos millones de dólares de comisión a cambio de abrirle nuevas líneas de crédito al PRD para una campaña mediática previa a las elecciones de julio de 2003 Según Bejarano, la única prueba que tiene sobre esa supuesta entrega de dinero es el dicho de la exdirigenta nacional del PRD “Ella me dijo que Bernardo se llevó dos millones de dólares por ayudarle al PRD”, refirió Con copias fotostáticas de movimientos bancarios hechos entre el año pasado y el mes de febrero último, Bejarano involucró también a personas allegadas a Robles, incluida la hija de ésta, Mariana Moguel, quien tiene una cuenta bancaria a su nombre con fondos superiores a los dos millones de pesos En ese mismo periodo, recibieron e hicieron millonarias transferencias de dinero José Ramón Zebadúa, exoficial mayor del CEN del PRD; María Eugenia López Brun, exsecretaria de Finanzas; Georgina Rangel Martínez, exsecretaria particular, y Adolfo Llubere, exjefe de ayudantes de Rosario en el GDF Bejarano explicó que buena parte de ese dinero se fue a una cuenta concentradora abierta en una institución bancaria ubicada en Nueva York, pero no pudo acreditar a quién pertenece “Eso lo tienen que investigar las autoridades correspondientes”, aseguró Entre bromas que en todo momento aplaudieron sus seguidores, mujeres y hombres por igual, el todavía dirigente de la CID reconoció que él estuvo dos veces en las oficinas de Carlos Ahumada, y comentó que es posible que quienes tramaron el complot en su contra tengan otro video El pellizco Con las cámaras delante de él, como quería, confesó, así mismo, que de los 45 mil dólares que le entregó Ahumada, él dispuso de 50 mil pesos únicamente, dinero que, dijo, fue invertido en los gastos de campaña “Estoy limpio, cometí un error, pero no tengo cuentas en el extranjero; tampoco mis hijas y menos mi esposa”, subrayó, y luego subió el tono de voz para añadir que él era un simple “chivo expiatorio” En una parte de su mensaje, Bejarano explicó que el origen del escándalo surgió de un acuerdo con Rosario Robles para que ésta pudiera llegar a la presidencia del sol azteca en septiembre de 1982, pero que las cosas se comenzaron a descomponer antes de las elecciones de julio de 2003, cuando Robles Berlanga vio que no iba a poder cumplir con la meta de elevar a 25% la votación nacional del PRD, tal como se había comprometido, y hasta dijo que renunciaría al cargo Presionada por los resultados de las encuestas, prosiguió, Rosario decidió emprender una campaña mediática para posicionar a los candidatos del PRD, y fue cuando entró en contacto con Bernardo Gómez, quien inicialmente se negó porque el PRD arrastraba millonarios adeudos con la televisora Según Bejarano, Rosario echó mano de su amistad con Ahumada y éste fungió como aval, pero luego compró la deuda contraída por el PRD y, con los pagarés, trató de chantajear al partido “Ya traté de hablar con Rosario para que explique todo esto, pero no responde; entonces, que cada quien enfrente las consecuencias”, dijo En medio de un calor sofocante que le hizo sacar su pañuelo para secarse el sudor que escurría en su rostro –“lo siento, pero les voy a dar la foto, voy a sacar mi pañuelo”, comentó a los reporteros gráficos—, Bejarano presentó luego un resumen del documental elaborado por el Canal 6 de Julio, con el cual trató de probar la tesis del complot en su contra y en contra del gobierno de López Obrador Y cual maestro de secundaria, accedió a responder a todas las inquietudes de los reporteros – “así nos pasemos aquí toda la noche”—, pero pidió que los cuestionamientos fueran en orden y con respeto Pero no contestó más de una docena y luego subió a sus oficinas por las copias de los documentos, y los entregó al enjambre de reporteros que lo esperaban abajo Minutos antes de que concluyera, la diputada Padierna y su hija ya se habían retirado, igual que una buena parte de sus simpatizantes La Coca Cola Durante su exposición, el asambleísta con licencia retó al conductor Brozo para que le diera derecho a la réplica; acusó al senador Diego Fernández de Cevallos –“le dicen la Coca Cola porque siempre le gusta estar en los grandes eventos”-- de formar parte del complot en su contra, y comentó que hará valer las pruebas en los tribunales, “porque no fui el único que recibió dinero y no voy a ser el único que pague el costo”

Comentarios