En el aire de Pachuca, residuos de metales pesados

martes, 13 de abril de 2004
* Son cinco mil toneladas de plata, oro, plomo, mercurio y ácidos * Las autoridades minimizan el problema Pachuca, Hgo , 12 de abril (apro)- Desde las fueras, Pachuca parece ser estos días una ciudad envuelta en una nube gris, debido a los fuertes vientos que se dejan sentir, causantes de las tolvaneras que se aprecian las 24 horas Sin embargo, muy pocos de los 350 mil habitantes saben que están respirando partículas de plata, oro, plomo, mercurio y diversos ácidos que se utilizaron para la extracción minera, y que hoy conforman parte de los kilométricos montones de tierra llamados “jales” La Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), ha alertado sobre los peligros que representa para la población respirar este polvo: problema y que ha sido tema marginado de la discusión para las autoridades de salud Marco Antonio Moreno Gaytán, presidente del organismo, sostuvo que diariamente flotan cinco mil toneladas de polvo con partículas de metales y ácidos sobre tierra pachuqueña Sostuvo que, además de los problemas de plomo en la sangre, presente en los habitantes de ciudades contaminadas con smog, aquí los pulmones de la ciudadanía están llenos de metales preciosos El Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ), señaló que en Pachuca, 500 años de explotación minera requirieron la utilización de 300 mil toneladas de mercurio proveniente de Europa Dijo que no se ha podido recuperar un sólo kilo de este metal: “Se encuentra presente en tierra, agua y aire sin que poco o nada se diga del tema Sólo muy sigilosamente, funcionarios del Consejo Estatal del Agua hablan de que varios de los pozos que abastecen a la ciudad se encuentran contaminados” El secretario de Salud de la entidad, Alberto Jonguitud Falcón, no quiere hablar del tema y desde el Congreso del estado, el presidente de la Comisión de Ecología, Jorge Preisser, señala que son sólo “rumores” los peligros de los “jales” Sin embargo, diariamente las empresas constructoras y los particulares que compran predios en esta zona árida que refleja la actividad que hoy se extingue, remueven toneladas de tierra pulverizada con estos componentes que luego el viento se encarga de llevarlos a sus destinatarios El ambientalista aseguró que aunque los problemas de silicosis se han reducido a quienes trabajan en las minas, no hay estudios que demuestren que la ciudadanía no presente indicios de esta enfermedad Por ello, alertó a que la población tome conciencia de los males que se encuentran flotando sobre el aire estos días de intenso viento, a la que el desinterés de las autoridades ha hecho creer que no sucede nada

Comentarios