Reforma electoral, la simulación

martes, 13 de abril de 2004
México, D F, 12 de abril (apro)- En medio de los escándalos políticos, la corrupción, los videos, los payasos que se erigen en jueces y los complots, los legisladores pretenden hacerse oír, demostrar que trabajan: se fijan horarios en las sesiones y adelantan un posible periodo extraordinario para aprobar una nueva reforma electoral Nada más falso que el deseo de revisar el marco jurídico electoral El actual régimen legal les permite, a PRI, PAN y PRD, acceder año con año a millones de pesos por parte del Instituto Federal Electoral (IFE) Vicente Fox, desde Los Pinos y desde su rancho en San Cristóbal, llama a los legisladores a concretar la reforma; los propios grupos parlamentarios anuncian su pretensión de hacerlo, y para ello establecen mesas, entre las que se encuentra analizar el financiamiento a los partidos políticos Después del Pemexgate del PRI, Amigos de Fox del PAN y los videoescándalos del PRD, los tres principales partidos pretenden hacer creer a la sociedad que buscan un financiamiento justo para los procesos electorales, lo cual implicaría reducir notablemente los recursos que reciben Pero lo único cierto, hasta el momento, es que el revuelo político producido por el caso Carlos Ahumada ha levantado una cortina de humo que impide ver lo que algunos partidos cocinan para no ver afectadas sus finanzas Es el caso del tricolor, que hará una contrapropuesta para reducir los costos electorales: en lugar de recortar el financiamiento público, se pretende que el IFE minimice sus gastos, pero de otra forma: trasladándole al Ejecutivo federal los egresos del Registro Federal Electoral en lo que toca a la credencialización De esta manera se reduciría considerablemente el gasto del IFE, el cual destina cerca de 50% para dicho proceso, y casi un 30% al financiamiento de los partidos políticos Así, quedarían intocables los recursos de éstos Y es que ni PRI ni PAN desean una reducción en su financiamiento, pues aún no terminan de pagar las millonarias multas que les impuso el propio IFE por los sonados casos del Pemexgate y Amigos de Fox El PRD ya liquidó su primera millonaria multa por malos manejos Así las cosas, los legisladores hablan ante los medios sobre sus deseos de reducir costos, de “sacrificar” su financiamiento pero, en el fondo y a espaldas de todos, buscan la manera de verse lo menos afectados, pues también es cierto que hoy en día, para ganar elecciones, no alcanza con lo que el IFE les entrega, y tienen entonces que buscar “otras vías” de financiamiento como, se ha demostrado con hartazgo, convencer a empresarios siempre dispuestos a arriesgar millones de pesos a cambio de contratos aún mayores, concretar la comercialización de algunos productos, amarrar licitaciones o lograr adquisiciones irregulares de algunos bancos, por sólo poner algunos ejemplos de sobra conocidos

Comentarios