Busca procuraduría de Guanajuato deslindarse del narco

sábado, 17 de abril de 2004
* Lugarteniente de El Azul dice que el cártel de Sinaloa sobornó a funcionarios * El comando de falsos agentes buscaba liquidarlo no rescatarlo, dice Pablo Tostado Guanajuato, Gto , 16 de abril (apro)- El actual procurador Miguel Valadez Reyes deslindó a las actuales cabezas de la institución de las acusaciones hechas por Pablo Tostado Félix, lugarteniente de Juan José Esparragoza, El Azul, quien en sus primeras declaraciones ante la juez penal de Irapuato dijo que altos funcionarios de esa dependencia recibieron fuertes cantidades de dinero del cártel de Sinaloa para perjudicarlo Mientras tanto, las corporaciones de seguridad pública del estado y la policía de Irapuato mantendrán un operativo de vigilancia alrededor de las instalaciones del Centro de Readaptación Social de ese municipio, donde Tostado Félix permanece recluido y sujeto a proceso por el delito de secuestro, luego que un comando intentó interceptarlo durante su traslado de Querétaro a la entidad El Cereso de Irapuato forma parte de un conjunto de edificios de las áreas de prevención, procuración e impartición de justicia, entre los que también se ubican la Subprocuraduría, la Policía Preventiva Municipal, el Servicio Médico Forense, entre otros Juan Pablo Vázquez Sotelo, coordinador de la Policía Ministerial, informó que esta corporación participa con la Secretaría de Seguridad Pública y las autoridades municipales en un operativo especial para toda esa zona Identificado como uno de los principales gatilleros de El Azul, Pablo o Renato Tostado declaró ya en Irapuato que el comando de falsos agentes de la AFI localizado al paso del convoy que lo trasladaba a Irapuato, en realidad pretendía liquidarlo y no rescatarlo También le dijo a la juez que probaría su inocencia, porque el delito que se le imputa le fue “fabricado” por altos mandos de la Procuraduría de Justicia en 1999, en complicidad con algunos de sus enemigos, miembros del cártel de Sinaloa En respuesta, la Procuraduría de Justicia se deslindó de tales imputaciones, y anunció que una vez que Tostado haga referencias precisas sobre los funcionarios o exfuncionarios de la dependencia, abrirá las investigaciones necesarias En un comunicado, la Procuraduría expuso que actualmente no trabaja en la dependencia ningún funcionario que pudiera haber estado relacionado con las acusaciones del indiciado Sin embargo, en declaraciones hechas a Apro, el vocero Rodolfo González admitió que Tostado Félix no ha dado nombres de los “altos mandos” a los que señala, por lo que no pueden tener la certeza de que ya no colaboran en la institución De todos modos, el procurador aseveró que hay pruebas plenas de la responsabilidad de Tostado en el secuestro de una joven en Cuerámaro, ocurrido en febrero de 1999, puesto que la víctima lo identificó plenamente como el jefe de la banda que la plagió, además de que el padre de la joven reconoció su voz, lo mismo que agentes de la Judicial de Durango, donde el gatillero del narcotraficante Juan José Esparragoza habría participado en otro plagio, el de Emma Quintero Félix “La víctima identifica y reconoce el lugar donde estuvo en cautiverio, que es una propiedad de Pablo Tostado ubicada en la comunidad de Joya de Calvillo, municipio de Abasolo, en donde se hicieron inspecciones ministeriales”, así como una camioneta, también de su propiedad

Comentarios