Tabasco: Sólo duró tres meses la austeridad republicana

lunes, 19 de abril de 2004
* Adquieren 35 vehículos nuevos para igual número de diputados * Camionetas de lujo para los coordinadores de PAN, PRI, PRD y PVEM Villahermosa, Tab , 19 de abril (apro)- La austeridad republicana pregonada por la nueva mayoría perredista en la Cámara de Diputado sólo duró tres meses La adquisición de 35 nuevos vehículos para igual número de diputados que integran la 58 Legislatura, entre ellos camionetas de lujo para los cuatro coordinadores parlamentarios, provocó airadas reacciones por la incongruencia de esa dispendiosa medida El exdiputado y exdirigente estatal del PRD, Enrique Fernández Valdés, lamentó y tachó de “incongruente” la postura de su correligionario y presidente de la Gran Comisión del Congreso, Carlos Mario Ocampo Cano, “ya que por un lado pregona austeridad mientras que, por otro, derrocha los recursos de la Cámara de Diputados” “El andar comprando vehículos nuevos es un golpe a las mayorías porque eso viene a reafirmar que aquí en Tabasco seguimos teniendo gobiernos ricos con pueblo pobre”, arremetió el exlíder perredista “Este tipo de actitudes representan una contradicción entre lo que se dice y lo que se hace”, criticó La adquisición de los 35 vehículos costó alrededor de 8 millones de pesos, incluidas cuatros camionetas de lujo Montero Sport que, de acuerdo con la publicidad de la firma Mitsubishi Motors, es para “alguien que sabe de mucho mundo y tiene buenos modales” Cada una de las cuatro camionetas tuvo un costo de 390 mil 500 pesos, un millón 562 mil pesos en total Estos lujosos vehículos fueron comprados para cada uno de los coordinadores parlamentarios de PRD, PRI, PAN y PVEM, aunque este último partido tenga solo un legislador que, a su vez, es su propio líder parlamentario y dirigente estatal del Partido Verde “Bienvenido a la Montero Sport Con llantas anchas, costados impactantes y estilo desafiante Con líneas sofisticadas y refinamiento de primera clase”, presume el catálogo de publicidad que exhibe en toda su elegancia cada una de las líneas de fabricación y acabados de la camioneta que ahora lucen, como hombres de “mucho mundo” y de “buenos modales”, los coordinadores parlamentarios “La Montero Sport 2004 se asegura que te sientas cómodo en ella Con los interiores forrados en piel y los tacómetros deportivos iluminados El espacio no es problema, con los contenedores de almacenamientos ubicados en el piso de los asientos, los cuales quedan tapados para tener espacio libre donde va la carga También cuenta con un sistema de audio con sonido Mitsubishi/infinitypremium de ocho bocinas”, refiere la publicidad de la firma automotriz El resto de los 31 diputados alcanzaron vehículos Sentra con costo de 207 mil 500 pesos, más de 6 millones 432 mil pesos en total La diputada priista, Yenny Rodríguez, criticó los acuerdos de cúpula que realizan los coordinadores parlamentarios “sin consultar a los diputados”, como para la adquisición de los mencionados vehículos Expuso que si los coordinadores parlamentarios que conforman la Gran Comisión les hubiesen comentado, los diputados hubieran sugerido la compra de vehículos “menos costosos”, y destinar el resto del dinero para remodelar instalaciones de la Cámara de Diputados, “y para la profesionalización de los propios diputados, de los asesores y del personal que labora en el Poder Legislativo” El diputado perredista, Pedro Sergio Grimaldo, exigió acabar con los privilegios en la actual Legislatura, porque “aquí no debe haber diputados de primera ni de segunda” Bonos de 40 mil pesos Lamentó que los líderes de las bancadas de su propio partido, el PRD, así como de PRI, PAN y PVEM se estén “sirviendo con la cuchara grande”, ya que no sólo se autorizaron la compra de camionetas de lujo, sino que además, se asignaron un “bono” de 40 mil pesos mensuales, adicionales a los 50 mil pesos de dieta “La responsabilidad es de todos Aquí los diputados tenemos los mismos derechos y obligaciones, nada más que ellos (los coordinadores) gozan de privilegios y están a la vista”, afirmó Cuestionado al respecto, el diputado perredista y presidente de la Gran Comisión, Carlos Mario Ocampo, sostuvo que la compra de los vehículos fue decisión de la Gran Comisión de acuerdo con sus facultades “Antes había un vehículo especial para el presidente de la Gran Comisión, ahora hay el mismo vehículo para los coordinadores; no hay ninguna distinción”, pretextó, y negó que los coordinadores parlamentarios cobren un “bono” de 40 mil pesos mensuales, como denunció su correligionario de bancada

Comentarios