Alertan sobre riesgos de crear una sola policía nacional

miércoles, 21 de abril de 2004
* El catedrático Miguel Sarre Iñiguez señala fallas en propuesta de reforma judicial Guanajuato, Gto , 20 de abril (apro)- A la propuesta de reforma en materia de seguridad pública y penitenciaria presentada por el presidente Vicente Fox, le falta una modificación sustancial del concepto de readaptación social previsto en la Constitución También, urge reforzar los derechos individuales ante el riesgo de integrar una sola policía nacional, que podría “convertirse en un poder sin límites” ante el ciudadano y ante el propio sistema judicial, advirtió aquí el catedrático de la ITAM Miguel Sarre Iñiguez Detalló que si actualmente el Ministerio Público condiciona al juez, una “mega policía” podría convertirse a su vez en un condicionante de ambos, por lo que aseveró que la propuesta presidencial debe ser complementada, corregida y adecuada, a fin de “que responda al mismo tiempo a la justicia y a la seguridad” Consultor de la ONU para la elaboración del Diagnóstico sobre los Derechos Humanos en México, el exvisitador de la CNDH también expresó la preocupación existente en materia de delincuencia organizada: “Creo que (con la reforma planteada por el Ejecutivo federal) en materia de delincuencia organizada puede darse un sistema paralelo; un agujero negro que permita que algunos juicios no sean respetuosos de los derechos constitucionales”, dijo ante diputados locales y el gobernador Juan Carlos Romero Puso como ejemplo de lo anterior que “cuando los testigos declaren en la averiguación previa, ya no sería necesario que rindan testimonio ante el Juez Entonces –explicó-- podemos tener casos, pruebas que no queden en firme, sin que tengamos la posibilidad de confrontarlos posteriormente ante un juzgado” Se pronunció a favor de revisar el papel del MP como el único encargado de llegar un asunto ante el juez, pues éste es un panorama “ya muy rebasado en muchos países, donde los particulares pueden acudir directamente ante el juez para llevar ciertos asuntos” Readaptación social El exvisitador de la CNDH se refirió en entrevista para Apro sobre las propuestas presidenciales en el ámbito de la readaptación social, donde se necesita “un cambio cultural muy fuerte” y, en principio, una reforma constitucional que modifique el concepto de la readaptación, cosa que no se está planteando “Se maneja esta idea de que el interno es un enfermito, un paciente Si lo fuera no estaría en prisión; es un sujeto plenamente conciente al que se le deben restringir ciertos derechos muy específicos, y no confundir al juez con el criminólogo y el médico, ni a éstos con el juez” Contrariamente a la teoría correccionista que se aplica hoy en el sistema penitenciario mexicano, dijo Sarre Iñiguez, “el criminólogo y el médico deben apoyar al interno, pero no corregir o influir en la sentencia o en la duración de la pena Cuando mezclamos los papeles, estamos violentando la potestad jurisdiccional, la certeza de las penas, además abriendo la puerta a la corrupción” Una opción podría ser, opinó el experto, la aplicación de penas carcelarias más breves, pero que se cumplan a cabalidad, “en lugar de penas muy largas que se reducen discrecionalmente, porque a veces dan lugar a la impunidad y otras veces a abusos, porque se niegan los derechos de preliberación” con argumentos poco claros En todo caso, concluyó, “los derechos humanos son un asunto demasiado importante para confiarlos a una tradición cultural que es en sí misma violatoria de los derechos humanos, como es la readaptación o corrección”

Comentarios