Las universidades, freno a fundamentalismos: De la Fuente

jueves, 22 de abril de 2004
* Intervención del rector de la UNAM en jornadas culturales del Claustro de Sor Juana México, D F, 21 de abril (apro)- El rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, dijo hoy que “las universidades son el único contrapeso de que disponen las sociedades contra el pensamiento único, y el mejor freno ante los preocupantes fundamentalismos religiosos, étnicos o económicos” Afirmó: “La diferencia entre los regímenes democráticos y los totalitarios es precisamente la autonomía universitaria, la cual no significa extraterritorialidad, sino respeto absoluto por parte del Estado a la forma de organización, de gobierno y de los valores supremos de las instituciones de educación superior: la libertad de cátedra, de investigación y la capacidad ganada para autogobernarse y administrar su patrimonio” De la Fuente, quien dictó una conferencia en la inauguración de las Jornadas Culturales “Universidad y sociedad”, que se realizan en la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ), advirtió que, “de lo contrario, el Estado viola la autonomía universitaria” Ante su homóloga Carmen Beatriz López-Portillo, De la Fuente dijo: “En México, las universidades gozan de autonomía e independencia, y su relación con los poderes públicos es más respetuosa Obtener este derecho marcó de manera decisiva e irreversible el curso de la educación superior en el país y muchos de los fenómenos que más han impactado el desarrollo nacional del siglo pasado y los primeros años del actual” Añadió que “sin autonomía no puede haber libertad académica Pero, se convierte en el hilo delgado en la relación entre la universidad y el Estado, sobre todo en los aspectos referentes al financiamiento” Frente al agregado de Cooperación Universitaria e Investigación de la Embajada de Francia en México, Jean Franco; el secretario general de la Universidad Autónoma Metropolitana, Ricardo Solís Rosales, De la Fuente sostuvo que “el reto de la universidad es adaptarse a los vertiginosos cambios que se han suscitado y, al mismo tiempo, no desvirtuar su esencia y misión Esta última es la enseñanza, la investigación y la extensión del conocimiento y la cultura a amplios sectores de la sociedad” Es decir, explicó, “la academia sigue siendo la razón de ser de la universidad Resulta importante, porque la institución está en permanente riesgo de perder la brújula, de tomar orientación diferente, lo que provocaría el grave riesgo de desnaturalizarse “Por eso, inmersa en el centro de los problemas de la sociedad que la auspicia, no puede ser una institución militante, que se pliegue a los dogmas, a las doctrinas o a los intereses políticos en boga, y menos aún a las leyes económicas que hoy ejercen una enorme influencia sobre la vida de todos los países” Afirmó que “para preservar su misión académica, la universidad debe mantener los elementos fundamentales que permiten el desarrollo de la academia: la libertad, la autonomía y la independencia “Así, las instituciones de educación superior deben ser insensatamente independientes, pues si pierden esa capacidad dejarán de ser la conciencia crítica que las sociedades requieren para examinarse en forma periódica y encontrar mejores caminos para su desarrollo”, señaló “El Estado –abundó-- está mejor cuando respeta las decisiones que toman las universidades, que si trata de entrometerse en sus asuntos internos” Dijo, además, que “las humanidades, las ciencias sociales y las artes son disciplinas cada vez más subordinadas y segregadas Sin embargo, ninguna institución de educación superior debe hacerlas a un lado” En el acto, López Portillo, rectora de la UCSJ, afirmó que “la universidad debe contribuir a dar respuesta a las demandas sociales, ser motor de la sociedad y una fuerza democratizante” Añadió: “A la universidad le corresponde abrir un espacio desde el cual se pueda intervenir social y discursivamente en el entramado cultural al que pertenece y transformar las estructuras existentes desde la tolerancia y el respeto a la diferencia, así como el reconocimiento a la dignidad propia y a la ajena”

Comentarios