Madruguete de la CNA en el Consejo de la cuenca Lerma-Chapala

martes, 27 de abril de 2004
* Somete a votación un modelo técnico que obliga trasvasar agua a Jalisco Guanajuato, Gto , 26 de abril (apro)- El conflicto de intereses por la distribución del agua de la cuenca Lerma-Chapala entre los cinco estados que la integran, llegó este fin de semana a un punto crítico, al someterse a votación un “modelo técnico” que prevé obligar el trasvase del sistema de presas de la cuenca al lago de Chapala, con la oposición de las autoridades de Guanajuato En medio de esta delicada negociación se encuentra un mega-proyecto para construir una presa en Río Verde, Jalisco, que también abastecería de agua a León, y que ya cuenta con el respaldo federal, aunque no lo hay todavía de manera oficial de parte del gobernador jalisciense Francisco Ramírez Acuña Este proyecto es una prioridad para Guanajuato, según ha dicho el gobernador Juan Carlos Romero Hicks Los representantes de Guanajuato en el grupo de seguimiento y evaluación del Consejo de la Cuenca Lerma-Chapala –en el que participan los gobiernos de Querétaro, Jalisco, Michoacán, Estado de México y Guanajuato-- denunciaron que, de manera intempestiva y sin formar parte del orden del día, funcionarios de la Comisión Nacional de Aguas (CNA) sometieron a votación un modelo que serviría de base para el nuevo acuerdo de distribución entre dichas entidades, propuesta que, aseguran, perjudica a esta entidad, ya que obliga a la transferencia del recurso de su sistema de presas a Chapala En contra de la opinión de los representantes del gobierno de Guanajuato y de los usuarios de los distritos de riego e industriales –que según la Comisión Estatal del Agua representan más de 90% de los usos de agua de la cuenca en volumen--, “se forzó un acuerdo que no resuelve realmente la problemática… la CNA admitió por primera vez que estas transferencias no benefician realmente a Chapala”, explicó el titular del organismo, Ricardo Sandoval Minero El acuerdo contó con el aval de los representantes de los demás estados, a excepción de Guanajuato “La premura impresa por la CNA a la decisión ha puesto en un grave riesgo un acuerdo buscado hasta ahora con tesón por todas las partes”, dijo Sandoval Minero, aunque aseguró también que este pacto no tiene repercusión legal, y sí lo calificó como “desaseado” En tanto este lunes el gobernador Juan Carlos Romero anunció que solicitará formalmente a la Comisión Nacional del Agua escuchar a todas las partes involucradas y ser incluyente antes de tomar la decisión final para el acuerdo de distribución de las aguas Dijo que en realidad la consulta no ha concluido, y que el órgano que se reunió el viernes en Querétaro para tomar este acuerdo rechazado por Guanajuato “no es resolutivo, es consultivo Lo demás es facultad que compete estrictamente a la Comisión Nacional del Agua” Informó que inmediatamente se puso en contacto con el director del organismo, Cristóbal Jaime Jáquez, para pedirle que se atienda a las inquietudes planteadas por las autoridades y usuarios guanajuatenses “No fue una votación adecuada, no estaba en agenda votar, fue irregular… Lo que pediremos es que la CNA escuche a todas las partes, que tenga la visión integral, sea incluyente y vea la vocación de cada estado de la cuenca” antes de tomar una decisión

Comentarios