Pese al TLCAN, se mantiene el nivel de migración hacia EU

miércoles, 28 de abril de 2004
* El acuerdo comercial no redujo “la enorme diferencia salarial” entre los dos países, dice especialista México, D F, 27 de abril (apro)- Elaine Levine, especialista universitaria, dijo hoy que la migración de mexicanos hacia Estados Unidos no se redujo con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) Añadió que tampoco ha sufrido cambios “la enorme diferencia salarial, por lo que actualmente hay cerca de 10 millones de personas nacidas en México que radican en ese país” Levine, quien dictó la conferencia “Migración”, dentro del ciclo “A 10 años del TLCAN”, en la Facultad de Economía de la UNAM, afirmó que “las remesas que envían los connacionales adquieren mayor importancia para nuestra economía y, al mismo tiempo, el flujo de indocumentados a esa nación se incrementa” Explicó: “En 2003 ingresaron al país 13 mil 266 millones de dólares como producto de esos envíos familiares Ese monto es 35 por ciento Señaló que el Banco de México reportó que uno de cada cuatro hogares recibe recursos por éste medio y reconoce que es uno de los factores que sostiene el consumo interno nacional “Los envíos superaron la entrada estimada de inversión extranjera directa y también el monto aportado por el turismo internacional Además, el flujo de divisas generado fue equivalente a 79 por ciento del valor de las exportaciones de petróleo crudo en 2003 y representa el 22 por ciento del Producto Interno Bruto”, explicó Según la especialista, “el censo estadunidense de 2000 revela que en la década de los 90 ese país recibió 14 millones de inmigrantes, la oleada más grande en términos absolutos de toda su historia, que representaron el 41 por ciento del crecimiento poblacional, la mayor proporción registrada por ese concepto en el siglo XX “Mientras la sociedad estadunidense, en general, se incrementó 132 por ciento en 10 años, el componente latino –de nacidos en México o sus descendientes, que constituyen casi dos tercios del total– creció 579 por ciento, cifra superior a la de los asiáticos, que fue del 53 por ciento, lo que convierte a este sector en el grupo minoritario más numeroso de ese país”, indicó Levine explicó que las presiones para expatriarse son más fuertes hoy que hace 10 años, y mediante este proceso se consolida paulatinamente la integración de facto de los mercados laborales, pero en condiciones desventajosas para los connacionales, porque “en México el poder adquisitivo de la mayoría de la población es bajo y la economía no genera suficientes empleos para absorber la creciente fuerza de trabajo” Así, en los últimos 25 años, el salario real se ha desplomado 70 por ciento y más del 85 por ciento de los trabajadores percibe hasta cinco salarios mínimos “Dicho monto –señaló--, equivale aproximadamente al 50 por ciento del minisalario estadunidense, que está ligeramente arriba del umbral de pobreza en esa colectividad Paralelamente, los trabajadores mexicanos que radican en Norteamérica generalmente ocupan los puestos menos deseados y peor pagados, y se agrupan en barrios marginales, donde sus hijos asisten a escuelas, en las que predominan infantes de las llamadas minorías étnicas o raciales” La también integrante del Centro de Investigaciones Sociales para América del Norte afirmó: “Debido a su bajo nivel de escolaridad y su falta de conocimiento del idioma inglés, no se puede esperar más de un mercado laboral tan segmentado y estratificado” Advirtió que la mayoría de los inmigrantes de primera generación es pobre y tiene escasa formación, en comparación con los asalariados estadunidenses “Así, en la estructura ocupacional actual de toda la población de origen mexicano en Estados Unidos –según datos del Departamento del Trabajo para 2002–, se puede observar que más del 60 por ciento de ésta se reparte en proporciones más o menos homogéneas, en puestos de obreros no calificados (226 por ciento); técnicos, ventas y apoyos administrativos (22), y servicios (203 por ciento) El 16 se desempeña como obrero calificado; el 122 en puestos directivos o como profesionistas, y sólo el 68 por ciento en labores agrícolas”, dijo

Comentarios